Online marketing

Escuchar lo que se habla sobre tu marca en el Internet es un paso fundamental en cualquier estrategia de social media. Si quieres conocer a tu público y sacar el máximo provecho de las redes sociales debes empezar a monitorizarlas. El marketing online se basa en acciones y reacciones. Escuchar al público y responder a sus necesidades es la clave del éxito. Con la monitorización adecuada y bien planificada podrás obtener datos que te ayudarán a crear contenido relevante, vigilar las tendencias en la industria, analizar si las acciones que llevas a cabo funcionan y, finalmente, mejorar la estrategia. Sin embargo, encontrar información que te interesa en el universo de las redes sociales puede ser un gran desafío. A continuación te presentamos los pasos que debes seguir para no perderte en el proceso. 1: Establecer los objetivos. Antes de empezar a monitorizar las redes tienes que preguntarte qué es lo que realmente necesitas saber. Define objetivos concretos: qué datos quieres encontrar, qué plataformas quieres estudiar, por qué te interesan y qué valor tendrán para tu negocio.  Puedes enfocarte en analizar las conversaciones sobre tu marca o las opiniones que aparecen online, observar las acciones de la competencia, identificar las nuevas tendencias en la industria, analizar el rendimiento de campañas o detectar una crisis potencial. No vas a medir todo de la misma manera, tienes que establecer una estrategia de búsqueda personalizada para cada objetivo. Para encontrar datos acerca de tu negocio puedes orientar la monitorización en búsquedas por el nombre de la marca, sus posibles variaciones y errores, o con hashtags y eslóganes de las campañas. Para observar la competencia e identificar tendencias debes enfocarte en las palabras clave o hashtags frecuentemente usados en la industria. La clave es ir probando y mejorando, ya que no existe una fórmula universal. 2: Elegir las herramientas Cuando ya tienes claro qué datos quieres encontrar, llega el momento de elegir cómo medirlos. Elige una herramienta de monitorización para facilitar la tarea. En el mercado existe una gran variedad de programas, desde los gratuitos y sencillos hasta los más complejos y costosos. Establece cuánto estás dispuesto a gastar, analiza las opciones disponibles y elige la que mejor encaja con el presupuesto y que pueda cubrir tus necesidades.  Si no sabes por dónde empezar, te presentamos tres herramientas que se pueden ajustar a diferentes presupuestos y objetivos: Brandwatch: es una herramienta de coste bastante elevado y una de las opciones más complejas en el mercado. Brandwatch ofrece productos no sólo para monitorizar millones de conversaciones en toda la web. Con HelioSight, su programa de análisis rápida de las redes sociales, podrás obtener personalizados insights en tiempo real sobre tu sector, marca, campañas, competencia, etc. Todos los datos se pueden exportar como informes visuales. Hootsuite: una de las herramientas de monitorización de redes sociales más populares. Permite supervisar las conversaciones acerca de una marca fácilmente y de manera organizada: se pueden crear columnas personalizadas que monitorizan los datos elegidos, filtrarlos por palabras clave o ubicaciones geográficas. Si trabajas con un equipo, Hootsuite ofrece también un sistema de aprobación de respuestas y asignación de tareas a diferentes miembros. Alto Data Analytics: esta herramienta de pago de análisis de big data en tiempo real cuenta con un factor humano. Pone al servicio del cliente un equipo de analistas de datos y lingüistas que estudian manualmente las conversaciones que aparecen en diferentes redes sociales en torno a una marca. Su objetivo es reducir la brecha entre los usuarios y la información que buscan, por eso facilitan la comprensión de cada dato ofreciendo insights personalizados por los expertos. 3: Busca los insights. Los datos encontrados en las redes no tendrán relevancia si no los interpretas en el contexto de tu negocio. Debes analizarlos detalladamente y buscar qué oportunidades para el futuro te ofrecen. Para empezar puedes centrarte en algunos de estos resultados: Feedbacks y opiniones: los usuarios son la mejor fuente de información acerca de cualquier negocio y los productos y servicios que ofreces. Con la monitorización puedes ver si hablan bien o mal de tu marca, ya que los insights forman parte de conversaciones reales de los clientes. Estar al tanto de la reputación que tienes te ayuda a encontrar los elementos que debes mejorar. Preguntas: presta atención a las preguntas recurrentes que recibes sobre temas específicos relacionados con tu negocio o con la industria. Únete a la conversación, reacciona en tiempo real e interactúa con el público para construir confianza. Aprovecha las oportunidades para inspirarte y crear contenido de valor que aclare las dudas.  Puntos de dolor: las conversaciones que se generan en el Internet no están bajo tu control pero tienen mucha importancia para la reputación online. Gracias a la monitorización puedes identificar los momentos de crisis antes de que estallen. Si percibes que muchos clientes tienen problemas similares o quejas sobre el mismo tema, puedes resolver el asunto antes de que sea demasiado tarde.  Tendencias: monitorizar los temas populares te da oportunidad para crear acciones de marketing en tiempo real antes de que se aproveche tu competencia. Estar al tanto de las tendencias del mercado puede servirte de inspiración y ayudarte a ofrecer contenido útil y relevante para la audiencia. Influencers y brand advocates: escucha las conversaciones para encontrar las voces más importantes y saber a quién contactar para llevar a cabo diferentes acciones de marketing. Con la monitorización puedes descubrir a los defensores de marca que te apoyan a través del boca a boca y a los influencers que encajan con tu negocio.  Como ves, hay múltiples herramientas y diferentes enfoques que se pueden aplicar a la hora de crear una estrategia de monitorización de las redes sociales. Tener claros los objetivos, las métricas y las herramientas es la base, pero no debes olvidarte de dedicarle tiempo a optimizar el plan y analizar los datos. Sólo con un buen análisis podrás saber qué hacer, qué no hacer y cómo mejorar para sacar el máximo partido al marketing online.
Si quieres publicar stories de Instagram que sean únicas y que transmitan el estilo de tu marca, la mejor manera de hacerlo es diseñar unas plantillas. Con ellas podrás crear contenido homogéneo que respete la identidad corporativa y que tenga una línea gráfica contínua. Según los datos de Instagram, más de 500 millones de cuentas utilizan Instagram stories a diario, y eso significa que tú también deberías usarlas. A continuación te explicamos por qué son tan importantes y cómo puedes sacar el máximo partido de ellas creando tus propias plantillas.   La importancia de los Instagram Stories En tan solo 3 años las stories han revolucionado la manera en la que las marcas piensan sobre el contenido que publican. Instagram ya no es sólo visual, ahora se trata de proporcionar algún valor a tu audiencia. El contenido con mejor rendimiento es el que ofrece algo que no se puede obtener en ningún otro lugar. Los perfiles de redes sociales funcionan como una extensión de la identidad de tu marca y por lo tanto deberían ser originales, bien pensadas y diseñadas. Las stories permiten ofrecer al público una visión más auténtica y humanizada de una empresa. Ahora gracias a las nuevas opciones interactivas ayudan también a reforzar su lealtad y fomentar el engagement. Según Instagram, el 60 % de las empresas que utilizan Instagram Stories añaden cada mes algún elemento interactivo en sus historias (los hashtags, las menciones o los stickers de quiz y encuesta). Eso te permite interactuar directamente con la audiencia, darle voz y recibir feedback.    Por qué debes crear una plantilla de Instagram stories Un buen diseño de las plantillas de Instagram stories es fundamental para crear y mantener la imagen de tu marca online. Es muy importante que tu contenido tenga coherencia visual para transmitir un sentido de profesionalismo. Con unas plantillas te aseguras que las imágenes y los vídeos compartidos en los stories tengan el mismo estilo que el resto de tu feed. Además, usando las plantillas a largo plazo vas a ahorrar tiempo. Simplemente reutiliza los mismos diseños añadiendo contenido nuevo y deja de preocuparte por otras cosas que no sean una imagen potente y un texto llamativo para crear una publicación profesional.  Diseñando tus propias plantillas añades un toque creativo a tus stories. Eso te ayuda a diferenciarse de los competidores en la infinita cantidad del contenido temporal. Haz tus publicaciones únicas y reconocibles para que nadie pueda confundirlas con las de otras marcas o personas. Si las stories están bien elaboradas y diseñadas con ideas originales, eso directamente da buena imagen sobre tus productos o servicios y ayuda a crear reconocimiento de marca.  Ya hemos mencionado la importancia de ofrecer a la audiencia publicaciones de valor. Aprovecha las stories para destacar contenido no visual, entretener, aumentar el engagement y dirigir el tráfico a tu página web. Si cuentas con más de 10k de seguidores puedes hacerlo directamente desde los stories gracias a enlaces directos, una opción inaccesible desde las fotos publicadas en el feed.    Cómo diseñar tus propias plantillas Hoy en día para crear plantillas de calidad no hace falta un nivel alto de conocimiento de programas gráficos profesionales. Con los programas gratuitos puedes crear unas stories de calidad desde tu ordenador o móvil en tan solo unos minutos.    Adobe Spark Adobe ha lanzado una herramienta gratuita, Adobe Spark, que permite diseñar publicaciones para sitios web y redes sociales de manera rápida y sencilla, para que todo tipo de usuarios pueda crear contenido visual de día a día. Cuenta tanto con la experiencia web como con una app gratuita, para usarlas hace falta simplemente crear una cuenta de Adobe Creative Cloud.  Tienen disponibles varias plantillas gratuitas para todos los tipos de redes sociales, entre ellas las historias de Instagram. Aparte de los diseños disponibles, Adobe Spark permite crear una plantilla de stories, o de cualquier otro formato, desde cero, cambiando composiciones, colores, tipografías y elementos gráficos. Una de las funciones más destacables es la de cambiar tamaño: el programa adapta la publicación creada a cualquier tamaño predestinado de otras redes sociales, como Facebook, Twitter, Pinterest o YouTube. En este vídeo puedes ver las posibilidades que ofrece Adobe Spark:    Canva Canva es una herramienta online y gratuita de composición de imágenes, cada vez más potente. Permite diseñar de manera sencilla e intuitiva imágenes de redes sociales, presentaciones, carteles o folletos, entre otros. También cuenta tanto con una web online como con una app móvil gratuita. En la sección de social media puedes encontrar la opción de crear historias para Instagram, desde cero o usando las plantillas predeterminadas. La oferta de diseños gratuitos es mucho más amplia y variada que en el caso de Adobe Spark. Tiene una selección de filtros para cualquier imagen, muchas fuentes, iconos, elementos y composiciones. Inspírate con uno de los diseños predeterminados, adaptalo para el estilo visual de tu marca o crea algo propio. Si quieres descubrir las opciones que ofrece Canva, échale un ojo a este vídeo:   Buenas prácticas de diseño de las stories Si quieres que las plantillas de tu marca sean bien diseñadas para promocionar el contenido, no te olvides de estos aspectos a la hora de crearlas: Antes de empezar a diseñar cualquier cosa piensa en el objetivo que tienes y en el tipo del contenido que quieres promocionar en las stories. Planifica diferentes plantillas de vídeos, blogs o fotos. Así tendrás preparada una variedad para cualquier tipo de publicación.  Aunque las plantillas gratuitas disponibles en los programas mencionados y otras apps pueden ser atrayentes, no pierdas el estilo visual de tu marca. Sigue los colores corporativos y las tipografías para mantener la coherencia. Incluye el nombre, o cualquier gráfico de marca, como logo, logotipo secundarios o  marca de agua, de manera no intrusiva para firmar cualquier publicación. Si usas la función de deslizar arriba para redirigir el tráfico a tu web, tenlo en cuenta a la hora de preparar el diseño. Usa diferentes opciones y diseños para destacar esa opción, llamar la atención y hacer el Call to Action muy visible. Ten cuidado para que el nombre de tu perfil que aparece arriba a la izquierda no cubra ningún elemento importante del diseño. O al revés, que ningún elemento del diseño cubra el logo de tu marca.    Fotografía principal: Austin Neill
Google Ads vs Facebook Ads
Enfrentar a Google Ads contra Facebook Ads para un especialista en marketing online es como preguntarle a un niño a quién quiere más, si a papá o a mamá. Los dos gigantes de la publicidad online se posicionan como competidores en un mercado en constante crecimiento. Si todavía no sabes cuál puede funcionar mejor para tu marca, a continuación te aclaramos las dudas.   1. Objetivo principal   Facebook Ads Google Ads Hacer branding, dar visibilidad, mejorar el posicionamiento y el reconocimiento de la marca. Atraer a clientes que ya están en el proceso de investigación de compra y tienen interés determinado, generar leads y aumentar las ventas.   Una de las mayores diferencias entre las dos plataformas es el objetivo principal de los anuncios. Las campañas de Facebook sirven sobre todo para dar visibilidad a las marcas, mejorar el posicionamiento y el reconocimiento, mientras el enfoque de Google Ads es atraer a los clientes potenciales que ya hayan hecho una investigación previa y que tengan interés de compra. Aunque las dos plataformas ofrecen múltiples tipos de anuncios y objetivos, a la hora de escoger tienes que acordarte que cada una de ellas tiene sus puntos fuertes y puede adaptarse mejor a tu estrategia. Te toca analizar tu negocio.   2. Características, funcionamiento y segmentación   Facebook Ads Google Ads La red social más grande del mundo, incluye anuncios en Facebook, Messenger e Instagram. Segmentación específica por ubicación, datos demográficos, idioma, intereses, educación, estado civil, trabajo, conexiones e intereses de todo tipo. La red de display más grande del mundo, incluye todos los sitios pertenecientes a Google y millones de otras páginas web. Segmentación por palabras clave en resultados de búsqueda, localización geográfica, datos demográficos e intereses a base de la historia de búsquedas del usuario.   Al ser la red social más grande del mundo con más de 2.3 billones de usuarios activos, Facebook cuenta con una plataforma publicitaria muy potente y es el pionero de los anuncios de pago de social media. Incluye anuncios en Facebook, Messenger e Instagram y ofrece potencialmente acceso a cada usuario de esas redes. La segmentación de audiencia de Facebook es muy específica, lo que te permite mostrar los anuncios a un público más ajustado a los valores de tu marca. La gente comparte todos los detalles de sus vidas en Facebook y consume contenido en función de sus intereses. Aparte de los datos demográficos básicos y la ubicación geográfica, puedes conocer su estado civil, puesto de trabajo y conexiones de todo tipo. Con tal cantidad de información podrás segmentar al máximo tus anuncios optimizando la inversión. Google tiene la red de display más grande del mundo, formada por todas sus herramientas, como YouTube o Gmail, y por más de dos millones de otras páginas web asociadas. Al ser el motor de búsqueda más popular del mundo, ofrece acceso a una audiencia que busca activamente productos o servicios. La base de la segmentación de Google Ads son las palabras clave. Para poder acercarse al consumidor que está más cerca de la decisión de compra, Google concuerda los términos buscados por los usuarios con las keywords de una campaña y muestra solo aquellos anuncios que coincidan. En su Red de Display, que abarca la mayoría de los espacios publicitarios en Internet, Google permite la segmentación por localización geográfica, datos demográficos e intereses que se conocen mediante la historia de búsquedas de un usuario.   3. Intenciones de los usuarios​   Facebook Ads Google Ads Usuarios no están buscando información, no tienen intención inmediata de compra. Están al inicio de su viaje de compra. Usuarios están buscando de forma proactiva una información o resultado. Están en un punto avanzado de su viaje de compra.   La mentalidad del usuario es la razón por la que la comunicación entre el anunciante y la audiencia debe ser diferente en estas dos plataformas. Tenlo en cuenta a la hora de preparar los anuncios. Los usuarios de Facebook no están buscando información ni tienen intención inmediata de compra. Navegan por la app para entretenerse, ver fotos, vídeos, comentar algo y hablar con sus amigos. Cuando estás preparando una campaña, debes crear segmentos de audiencia con los intereses y rasgos que coincidan con los valores de tu marca. Tus clientes potenciales están al inicio de su viaje de compra, por lo que tu objetivo principal es llamar su atención y crear la conciencia de la necesidad. Uno de los principales beneficios de invertir en Google Ads es que las personas que buscan un producto o servicio en Google ya están en un punto avanzado de su viaje de compra. Investigan activamente para encontrar una respuesta o solución y de ti depende satisfacer esta necesidad de información. Así llegas directamente a gente que ha mostrado su interés en tu marca o industria y captas clientes potenciales, todo gracias a las palabras clave. Cuanto más relevante sea tu anuncio, mejor será la experiencia del cliente. Tu objetivo es ofrecer una solución para un problema que tiene el usuario.   4. Presupuesto y modelos de pago   Facebook Ads Google Ads Presupuesto más bajo, PPC Presupuesto elevado, PPC   Ambas plataformas usan el sistema de pago por clic. Los costes por clic (CPC) pueden variar dependiendo de la industria en la que estés presente, pero los anuncios de Google Ads suelen tener un coste mayor. ¡Ojo! Aunque Google Ads en general tenga el porcentaje de clics más alto que Facebook, acuérdate de que el CTR no siempre significa conversiones y éxitos de una campaña. Facebook te permite elegir el importe y uno de los dos tipos de pujas: con CPM pagarás un precio por mil visualizaciones de tu anuncio, con CPC solamente por los clics que la gente haga en tu publicación. En Google Ads puedes elegir la forma de pujar tus anuncios dependiendo del aspecto que te resulte más importante: la puja de CPC para priorizar los clics, de CPA (coste por adquisición) para las conversiones, de CPV (coste por visualización) para las visualizaciones de un vídeo o de CPM para las impresiones en la Red de Búsqueda.   5. Ubicaciones de los anuncios   Facebook Ads Google Ads En Facebook: sección de noticias, artículos instantáneos, vídeo in-stream, columna derecha, marketplace e historias. En Messenger: la bandeja de entrada y las historias. En Instagram: el feed y las historias. En la Red de Búsqueda: en los resultados de búsqueda y entre los productos de Shopping. En la Red de Display: displays en páginas web que ofrecen sus espacios publicitarios, anuncios en videos y apps.   En Facebook Ads puedes gestionar las ubicaciones en las que quieres mostrar los anuncios por tipos de dispositivo y de plataforma. Instagram te permite elegir entre el feed principal y las stories. En Facebook, puedes subir tu campaña a la sección de noticias o elegir entre artículos instantáneos, vídeos in-stream, columna derecha, marketplace e historias, mientras Messenger te deja ubicarlas en la bandeja de entrada y en las historias. Si quieres saber más sobre la estructura de las campañas y los formatos de los anuncios en Facebook lee nuestra guía de Facebook Ads. Las ubicaciones de anuncios de Google Ads se dividen en dos tipos: los que aparecen en la Red de Búsqueda y los que se muestran en los sitios web de la Red de Display. Junto a los resultados de búsqueda se presentan los anuncios de texto, de solo llamada y de productos de Shopping, mientras los espacios publicitarios de la Red de Display sirven para los anuncios reactivos (que automáticamente ajustan su tamaño y formato para adaptarse a los sitios disponibles), las promociones de aplicaciones y las creatividades con imágenes y vídeos.   6. Formatos   Facebook Ads Google Ads En Facebook: anuncios con imágen, con video, también en versión vertical de las stories. Anuncios de presentación, carruseles, colecciones, canvas. En Instagram: anuncios en stories, con fotos, con vídeos, carruseles, colecciones. En Messenger: anuncios con foto en bandeja de entrada, con fotos y vídeos en formato vertical de las historias. En la Red de Búsqueda: anuncios de solo texto, solo de llamada, de Shopping de producto y de muestra de productos en Shopping. En la Red de Display: anuncios reactivos, soportes de imagen, promociones de aplicaciones.   Los formatos de Facebook Ads son muy visuales e interactivos, cualquier anuncio debe tener por lo menos una imagen. Los más populares son los anuncios de una imagen acompañada por texto, carruseles de imágenes y vídeos. Además, Facebook te permite crear dos formatos exclusivos para los móviles que sirven para aumentar las ventas y crear una experiencia de micro-web visualmente atractiva: Canvas y Colección. Instagram ofrece formatos muy parecidos: el clásico de foto con texto, un vídeo, una carrusel de imágenes o las Stories de fotos y vídeos que se muestran durante cinco segundos de forma predeterminada. Si cuentas con una colección en Facebook, puedes usar este formato también en Instagram. Messenger te permite subir los anuncios con foto en la bandeja de entrada, o los en formato vertical de las historias. Las historias de Messenger son las mismas que las aparecen en Facebook y se muestran a la misma audiencia. Los formatos de anuncios de Google Ads difieren dependiendo de su ubicación. El más popular en la Red de Búsqueda es el anuncio de solo texto que aparece con la etiqueta "Anuncio" o "Anuncios", se muestra encima o debajo de los resultados y consiste de un título, una URL y una descripción de 90 caracteres. Si tienes una tienda, puedes utilizar los anuncios de Shopping para promocionar los productos y aumentar las ventas. Este formato muestra a los usuarios una foto del producto, un título, el precio y el nombre de la tienda en Google Shopping y en los resultados de búsqueda. Si quieres dirigir llamadas a tu empresa, Google te ofrece un formato disponible sólo para móviles en el que el clic en el anuncio inicia una llamada. Los banners de la Red de Display tienen formatos más creativos. Se ajustan de manera automática para adaptarse a los espacios publicitarios disponibles en los sitios web asociados a la red publicitaria de Google e integrarse mejor con el contenido de la página en la que se muestran. Gracias al contenido gráfico, imágenes y vídeos o incluso elementos interactivos, el anuncio es más atractivo y llamativo. Aparecen en unas u otras webs dependiendo de la orientación que elijas: puedes orientar tu campaña por público (es decir, mostrarla a un grupo de usuarios específico) o contextualmente (presentar los anuncios en los sitios web específicos y elegir temas concretos o contextos de contenido).   Conclusiones Como ves, tanto Facebook como Google son plataformas muy potentes y no necesariamente tienen que ser rivales. No hay una sola respuesta cuál es mejor, ya que las opciones son múltiples y pueden funcionar mejor o peor para cada tipo de negocio. Ahora que conoces las diferencias llega tu turno para evaluar conscientemente los objetivos que tienes y tu audiencia objetiva. Puedes optar solo por una de esas plataformas o combinarlas en tu estrategia. Acuérdate que el uso de Facebook no descarta a Google y viceversa. Al contrario, una mezcla de las dos puede abrirte un nuevo mundo de posibilidades.   Fotografía principal: Jamie Davies
Building
Una estrategia de redes sociales o social media plan es un documento que define cómo una organización usará las plataformas sociales para comunicarse con su audiencia y alcanzar sus objetivos. El social media plan forma parte del plan de marketing y es una herramienta imprescindible para trabajar las redes sociales de forma profesional. Los pasos para crear una estrategia para redes sociales son los siguientes: 1. Establece objetivos El primer paso que es la base de tu estrategia de redes sociales son las metas. ¿Quieres aumentar el conocimiento de la marca, incrementar las ventas o conseguir más engagement? No importa cuál sea el objetivo, defínelo de manera inteligente para que sea específico, realista y medible. Así podrás comprobar si tus acciones añaden valor a la marca. Puedes incluso establecer diferentes metas a cada plataforma que usas, siempre que estén de acuerdo con el objetivo principal de la estrategia. No fijes objetivos demasiado generales. Por ejemplo en lugar de “aumentar el número de seguidores” establece que cada semana vas a alcanzar a 50 seguidores nuevos en Instagram. En lugar de “aumentar engagement” define que en los próximos dos meses quieres obtener por lo menos 10 comentarios y 80 likes en cada foto en Facebook. Si tu objetivo es el aumento del tráfico en la página web, decide que este trimestre vas a incrementar un 5% el porcentaje de clicks de las redes sociales. Con propósitos concretos será más fácil medir los resultados. Prepara la planificación a corto plazo siempre teniendo en cuenta el objetivo principal. Es fundamental que estés dispuesto a introducir cambios a lo largo del tiempo, dependiendo de los resultados que estés obteniendo. 2. Estudia la competencia     Tu competencia seguramente está usando las redes sociales. Analiza lo que hacen bien, descubre qué les falla, inspírate de lo bueno y encuentra espacios donde podría triunfar tu marca. Hazlo antes de empezar a crear contenido. Tienes que establecer un enfoque que diferencie a los perfiles de tu marca de los competidores. Descubre a los competidores con la búsqueda por palabras clave en Google. Mira qué plataformas sociales están usando, qué contenido suben, cuántas veces a la semana publican. Es recomendable usar herramientas que facilitarán el proceso de preparar un análisis competitivo, como por ejemplo SproutSocial, BuzzSumo o Social Insider. Podrás descubrir nuevas tendencias, preparar informes y comparar tus acciones con los resultados del contenido de los competidores sin pasar horas espiando sus perfiles. 3. Analiza la audiencia No puedes crear tu estrategia de redes sociales en base de suposiciones. Tienes que estudiar a la audiencia antes de planear las plataformas y las acciones que vas a incluir. Tienes que saber a quién estás vendiendo y a quién quieres captar con tus mensajes. Para poder alcanzar al público objetivo tienes que estar presente donde ellos ya están pasando su tiempo. Diferentes grupos demográficos tienen diferentes necesidades de comunicación, por lo que el tono de los mensajes y el contenido que vas a publicar dependerá del tipo de audiencia a la que quieres atraer. Crea una buyer persona: una figura del consumidor ideal, construida a base de datos demográficos, sus motivos de compra, necesidades emocionales, conducta online y relación con tu marca. Desarrollando ese arquetipo conocerás mejor al público a que te diriges, dónde lo puedes encontrar y qué contenido le puede interesar. Cuando creas una buyer persona debes incluir varios detalles para hacerla lo más real posible y evitar los errores más comunes. Un ejemplo resumido del cliente potencial podría ser: Cristina García: periodista freelance de 33 años, soltera, tiene un perro adoptado y vive en el centro de Madrid. Un espíritu aventurero, le gusta correr y practicar yoga, viaja a dedo, gana 2000 euros al mes. Sus objetivos y metas son: disfrutar del tiempo con sus amigos, siempre mejorarse, llevar una vida llena de experiencias emocionantes. A la hora de hacer la compra busca buena relación calidad-precio y sostenibilidad. Cada día pasa una media de dos horas en las redes sociales: usa Facebook para seguir en contacto con sus amigos, Instagram para compartir fotos de sus viajes, Twitter para informarse y Pinterest para buscar inspiraciones. Para obtener datos reales, y no suposiciones, utiliza herramientas analíticas, como Analytics, SproutSocial o SoTrender. Te ayudarán a recoger datos del mundo real, como quiénes son los seguidores y cómo interactúan con tu marca en cada plataforma, que te dejarán optimizar la estrategia. 4. Estudia tus perfiles sociales Si empiezas de cero pasa directamente al siguiente punto. Si tu marca ya tiene diferentes perfiles en varias redes sociales, tienes que analizarlos antes de crear una estrategia. Evalúa todo lo que funcionaba hasta ahora y todo lo que fallaba. Teniendo una idea de los resultados que traía el contenido anterior tendrás que evaluar todo lo que tienes que cambiar y cómo tendrás que hacerlo. Evalúa si hay algunas redes sociales que podrías añadir a la estrategia - las que utiliza tu audiencia objetiva o los competidores y las que tengan mucho potencial. Decide si existen plataformas que podrías borrar del plan - porque el público no está allí o porque no funcionan para tus metas. Ninguna marca tiene que estar presente en cada red social que exista en el Internet: optimiza su cantidad y su uso. Una vez que tengas toda la auditoría propia hecha, tendrás un buen punto de partida para crear una buena estrategia. 5. Crea un análisis DAFO y un social media canvas Un proceso de planificación de las redes sociales debe comenzar con un análisis DAFO que describa la situación de la marca en el momento de partida y revise los factores internos y externos que pueden tener influencia en el éxito de la estrategia. Empieza con analizar las Debilidades y Fortalezas internas para tener una visión clara de las ventajas y puntos débiles de la marca. Conoce los factores externos: aprovecha las posibles Oportunidades sin perder de vista las Amenazas, pues así sabrás a qué riesgos enfrentarte llegado el caso. Un análisis DAFO te ayudará a evaluar todas las acciones que planeas desde un punto de vista distinto. Prepara el social media canvas que resuma todos los fundamentos de la estrategia. Debe ser una página que incluya los retornos que especifiquen los objetivos principales, las actividades que vas a llevar a cabo, los canales que quieres incluir y los KPIs para cada plataforma, una breve descripción de la audiencia objetiva, el formato y el tono del contenido que vas a publicar y las estrategias que quieres implementar para alcanzar los objetivos. 6. Determina las plataformas donde quieres tener presencia Cuando tienes a tu audiencia analizada y ya elegiste las mejores maneras de llegar al público, evalúa las redes sociales y decide en cuáles te quieres enfocar. Determina cómo quieres usar cada plataforma y crea un objetivo para cada una. Por ejemplo puedes usar Facebook y sus anuncios pagados para adquirir nuevos clientes e Instagram para crear y consolidar las relaciones con la audiencia. Reconsidera los objetivos que planteas para cada red social. Borra las cuentas para las que no puedes establecer una meta sólida y quédate con las que sirven para cumplir las metas de tu estrategia. Es mejor utilizar menos plataformas correctamente que morir en el intento de mantener la presencia en cada red que exista. 7. Define los temas de tu contenido Hoy en día la gente busca en las redes sociales sobre todo contenido de calidad, entretenimiento o información. Debes limitar la cantidad de contenido que promociona directamente tu marca y enfocarse en producir algo de lo que la audiencia disfrutará y que va a compartir. El equilibrio entre contenido entretenido y promociones es la clave de buena planificación de redes sociales. A la hora de definir los temas piensa como unir la idea de la marca, los objetivos y los intereses de la audiencia. Para encontrar maneras de crear relaciones e interactuar con el público piensa en los principios del marketing de atracción. Evita prácticas invasivas, ofrece contenido inspiracional y emocional para atraer a más gente que sea leal a tu marca. Si quieres que los clientes se sientan identificados y atraídos por lo que representas, el contenido que publicas tiene que aportar algún valor para ellos. Prepárate también para añadir publicaciones relevantes - el marketing en tiempo real no puede ser planificado con mucha antelación, pero tiene mucho potencial. El vídeo es el rey de contenido. Es el formato que más gente ve y comparte en diferentes redes sociales. Es fácil de consumir, genera más interacciones que otros formatos, favorece el engagement - ¡úsalo! Céntrate en la calidad estética de los perfiles. En la era de saturación de imágenes la armonía visual, alta calidad y originalidad son la clave para captar atención. Piensa en los feeds de una marca cómo sus tarjetas profesionales. Aprovecha las posibilidades y prepara contenido coherente, equilibrado y creativo. Mantente actualizado con todas las funciones, incluso las menos obvias, que ofrecen diferentes aplicaciones. 8. Crea un calendario editorial Cuando tienes preparado el contenido estético y entretenido, ¡llega el momento de organizar el calendario! Con una buena planificación es más fácil manejar su distribución y configuración para alcanzar el máximo impacto. Crea un horario de publicaciones. No subas el mismo contenido a la misma hora en cada plataforma. Define los mejores momentos de publicación para lograr el máximo engagement del público - en esto te ayudarán las herramientas analíticas. Es relativamente seguro publicar los días laborales, entre el mediodía y las 5:00 de la tarde, pero las verdades universales pueden no ser aplicables a tu audiencia objetiva. Adapta la planificación al horario de su máxima actividad, teniendo en cuenta que cada red social puede tener tráfico distinto. Precisa tiempos de respuesta para interacciones con los usuarios - tu marca ganará respeto de sus audiencias si se comunica y crea relaciones con ellas. Atención al cliente debería ser tu prioridad a la hora de cuidar los perfiles. Prepara un calendario de efemérides y de los hitos importantes de tu marca. Así nunca te olvidarás de fechas importantes. La efectividad mejorará cuando estarás listo para publicar contenido relevante sin dejar espacio para sorpresas. 9. Define las herramientas Aprende a ahorrar tiempo y optimizar el trabajo mediante el uso de herramientas. Elige las que encajan con tus necesidades y con el presupuesto. La mejor solución es elegir aplicaciones que dejan controlar todos los canales y analizar todos los resultados. Si puedes manejar el contenido del mismo sitio evitarás caos y desorganización. Usa las opciones analíticas que ofrecen: mide y analiza los parámetros que te dejen controlar si los resultados te acercan a tu objetivo. Observa en tiempo real las tendencias y palabras clave que aparecen en tus plataformas y en toda la industria. Como ya sabes, tienes que estar preparado para introducir cambios en cada momento. 10. Crea un plan de crisis En Internet todo tiene potencial de viralizarse rápidamente. Las crisis en social media estallan sin aviso y un buen plan de crisis es tu mejor opción para salvarlas. Tienes que identificar todos los posibles riesgos que pueden aparecer en tus redes sociales y preparar respuestas para cada uno. Establece un proceso de aprobación de los mensajes que se publicarán en tus perfiles y de actuación en el caso de publicaciones erróneas. Prepara un esquema del primer comunicado de la marca que se podrá readaptar en el caso de alguna crisis. Deberías crear un equipo dedicado a manejar las crisis. Está claro que su tamaño dependerá del tamaño de tu empresa, pero tiene que haber gente preparada para identificar una crisis, manejarla y saber que medidas hay que tomar para solucionarla. Todos tienen que conocer su rol y las responsabilidades que tienen. No te quedes en silencio, comunica. La gente buscará información - es mejor que la reciba de tu marca que de otras fuentes. Decide cómo manejar los comentarios negativos - deja a la audiencia la libertad de expresión de su opinión, siempre que no la expresen con insultos o amenazas. Si quieres gestionar bien la crisis trata de resolver comentarios críticos del consumidor. Acuérdate que en el Internet todo deja huella. 11. Crea unas directrices gráficas y de tono Para crear una imagen de marca coherente en las redes sociales prepara unas directrices que te servirán para unificar la imagen y el tono. No importa cuántas personas gestionan los perfiles, con social media guidelines una marca tendrá su propia personalidad, será más fácil evitar fallos y el resultado permanecerá consistente. ¿Qué elementos deberías incluir en los guidelines? Empieza con todos los perfiles en redes sociales que ya existen y apunta pautas para crear y nombrar los perfiles en nuevas plataformas. Define el tono de la marca que refleje su carácter. El brand voice es una de las características que te distingue de la competencia. Establece las guidelines visuales: el estilo de las creatividades, tamaño de fotografías para cada plataforma, tipo de vídeos, estética, temática. La mayoría de las redes sociales se basa en el contenido visual. Como ya sabes, la calidad estética es la clave. Creando un tema no te olvides de establecer las tipografías, los colores de tu marca y las combinaciones de tonos. Incluye tus guidelines la frecuencia de publicaciones en cada plataforma, la longitud de los copys en cada red social y el número y el estilo de los hashtags. Para saber más sobre cómo crear la voz y personalidad de una marca ve este video de HootSuite: 12. Define los informes estadísticos Para poder evaluar si tus acciones te acercan al objetivo tienes que seguir los progresos y medir los resultados. Define qué métricas quieres incluir en el informe - van a depender de las metas que has establecido al principio de crear la estrategia. Con una buena medición de datos sabrás si deberías seguir con lo que estás haciendo o tienes que introducir cambios. Teniendo en cuenta el contexto en el que se encuentra tu marca define si necesitas información diaria, semanal, mensual o trimestral, las métricas que te interesan y el formato del informe. Un dashboard diario te permitirá controlar el flujo de actividades y detectar rápidamente todos los cambios. Un informe semanal de los KPIs que estableciste permitirá evaluar si tus acciones siguen por el buen camino. Informes mensuales sirven mejor para valorar los efectos a largo plazo y comparar datos de diferentes periodos. Los informes trimestrales servirán más para ganar insights, reflexionar sobre las decisiones tomadas y planificar mejores en el futuro. 13. Incluye todo lo anterior en el social media plan Crea un documento que recoja todos los puntos anteriores. Y por último, no olvides de mantenerlo vivo, añadiendo nuevos objetivos y/o modificando los existentes.    Fotografía principal: Simone Hutsch
como aplicar el RGPD
La entrada en vigor del RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es como el cambio climático, nos afecta a todos por igual. Ya seas una gran empresa, una pyme, un autónomo o un mero usuario, absolutamente todos compartimos datos en internet que son susceptibles de ser robados o utilizados en contra de nuestros intereses. Del 2016 al 2017 se produjo un aumento del 160% en ataques cibernéticos que tenían como objetivo el robo de datos personales de diferentes empresas. En total se han robado más de 2 mil millones de datos durantes este pasado año. La creación de una nueva reglamentación que nos hiciera más fuertes ante estas amenazas era algo totalmente necesario. De no existir leyes como esta quizás nos podríamos ver ante una situación similar a la que plantea el capítulo 3 de la cuarta temporada de Black Mirror, donde el Estado podría ver nuestros recuerdos e incluso utilizarlos. La ciencia ficción, de por sí, no es un argumento sólido, pero no sería la primera vez que vaticina algo que acaba ocurriendo en la vida real. Con el nuevo RGPD hemos pasado de un modelo reactivo, en el que se actuaba una vez los datos ya habían sido robados o se encontraban en peligro de serlo, a un modelo proactivo cuyo objetivo es ir un paso por delante de esos ataques. Este reglamento se aplica tanto a las empresas que desarrollen su actividad en Europa, así como a aquellas que, aunque no se encuentren en este territorio, traten datos personales de ciudadanos europeos.   Novedades del nuevo reglamento ¿Te acuerdas que con la LOPD era requisito obligatorio notificar los ficheros a la Agencia Española de Protección de Datos? Pues con el RGPD esto desaparece. El famoso fichero se sustituye por un registro de las operaciones del tratamiento de datos realizadas. Consentimiento expreso Este es uno de los pilares del nuevo Reglamento europeo. A partir de ahora, para poder tratar datos de carácter personal (como pueden ser el nombre y el email), el usuario debe manifestar su consentimiento a tal fin de una forma expresa, inequívoca, libre y verificable. Esto se traduce en que para darse de alta en nuestra base de datos, los usuarios deben realizar una acción de confirmación en la que quede constancia que han leído y aceptan la política de privacidad y el uso que haremos de su información. Mayores requisitos informativos El RGPD nos obliga a informar con claridad sobre los aspectos del almacenamiento y uso que hacemos de los datos de nuestros usuarios. La idea es que los usuarios puedan tomar decisiones fundamentadas en la información que reciben. Y para eso, primero deben entender qué les estamos contando. Por eso, el RGPD exige informar de forma completa y sencilla y explicar los conceptos sin abuso de tecnicismos, de manera que cualquier persona interesada sepa al 100% lo que está leyendo. Mayor control sobre con quién compartes información La nueva ley de protección de datos también contempla a los terceros con los que trabajamos de forma habitual y con quiénes compartimos datos de carácter personal. Tendremos que asegurarnos de que las políticas de nuestros proveedores cumplen con el RGPD; ya sean de la Unión Europea como de fuera de ella, deberemos comprobar que se ajustan a los nuevos requisitos (la mayoría de las herramientas que utilizamos los emprendedores han realizado los ajustes para adaptarse al RGPD o están en trámite de hacerlo, así que en principio esto no será problema). Derecho al olvido Otra de las grandes novedades del RGPD es la aparición de nuevos derechos para los usuarios, y entre ellos destaca el derecho al olvido. A partir de ahora, los usuarios podemos revocar el consentimiento prestado en cualquier momento y exigir la eliminación de nuestros datos. Por otro lado, como usuarios también tenemos derecho a la portabilidad y a la limitación de tratamiento. Sanciones Los propietarios de los datos podrán reclamar indemnizaciones si detectan un mal tratamiento de los mismos. A la hora de fijar el importe de la sanción se tendrá en cuenta el volumen total del negocio y eso favorecerá la búsqueda del cumplimiento incluso por las grandes multinacionales.   Cómo aplicar el RGPD y no morir en el intento Básicamente, la aplicación del nuevo RGDP consiste en registrar detalladamente la información de nuestros usuarios, adaptando los contratos y formularios a una política de privacidad personalizada. Dos son las obligaciones a tener en cuenta para el cumplimiento de la nueva ley: La primera obligación es enlazar una información inicial con otra más completa. Se trata de un sistema por capas: Un enlace desde la primera capa a la segunda, donde se detallan las condiciones de la política de privacidad, y a la que enlazamos desde el propio formulario de suscripción.   La segunda obligación es: asegurar el consentimiento expreso: El usuario debe aceptar las políticas de privacidad. No basta con no realizar ninguna acción. En ningún caso podrá considerarse una de las formas de aceptar las condiciones de la política. Debiendo demostrar en qué momento dio su consentimiento expreso, lo que se refleja en una lista. Los pasos necesarios para una completa adaptación al Reglamento son los siguientes:   Paso 1. Ajustar y adaptar los textos legales de tu negocio digital Las condiciones de tu política de privacidad, han de ser aceptadas, de forma expresa por los usuarios. Con el RGPD debemos tener el texto adaptado a nuestra circunstancia particular y contemplar nuestras condiciones: herramientas, plugins y terceras personas que tienen acceso a los datos, finalidad, etc. Hay aplicaciones para generar los textos de forma automática. Para ello, debes completar la información sobre tu negocio, y podrás descargar las plantillas para tu web. Una de ellas el LEXblogger, conocida como una de las aplicaciones para la adecuación legal de tu web. Paso 2. Adaptar los formularios de suscripción al RGPD Hay que añadir un nuevo checkbox en los formularios de suscripción informando de la política de privacidad y que debe ser obligatorio marcar para suscribirse. También hay que añadir una coletilla legal donde enlaces a tu política de privacidad. ¿Y cómo afecta el RGPD a los suscriptores antiguos? Aquí está el responsable de que los emprendedores digitales y blogueros nos hayamos echado las manos a la cabeza por la entrada en vigor de la nueva ley de protección de datos. ¿Qué pasa con los suscriptores que se unieron a tu lista antes de la llegada del RGPD? ¿Les afecta la normativa? Sí, les afecta, porque la ley ahora dice que para conservar los contactos, es obligatorio convertir todos los consentimientos tácitos en consentimientos explícitos y verificables.  Es decir: Tenemos que informar a los suscriptores antiguos de los requisitos del RGPD y pedirles que lean y acepten la nueva política de privacidad si quieren seguir formando parte de nuestra comunidad. El problema aquí es que no todo el mundo va a reconfirmar, por lo que el RGPD va a suponer la pérdida de muchos suscriptores. Pero aunque sea una faena y se cargue el trabajo y el esfuerzo de años, hay que cumplir la ley. Paso 3. Adaptar los formularios de contacto Hay que partir de la distinción entre el formulario de contacto del de suscripción. No tienen ni el mismo tratamiento ni la misma finalidad. El formulario de contacto es una clara puerta de entrada de potenciales clientes. Pese a sus diferencias, ambos formularios deben estar adaptados de la misma manera al mencionado Reglamento. Sin olvidar que una persona no está dando su consentimiento con el siempre hecho de escribir a través del formulario de contacto ni para ser suscriptor ni recibir tus emails. Paso 4. Adaptar los comentarios del blog En caso de que estemos hablando de un blog, debemos adaptar incluso los comentarios. Ya que cuando nos comentan en los artículos del blog podemos recoger datos personales como el nombre, el email y la IP (y la nueva ley de protección de datos considera la IP como información personal). Así que en este caso, también tenemos que añadir la coletilla legal y el checkbox. Paso 5. Añadir coletilla legal en todos tus emails Newsletter, emails de venta, respuestas automáticas o como emails desde la cuenta de correo de tu negocio, todos deben llevar la coletilla legal debajo de la firma. También existe la posibilidad de contratar a un profesional en la materia. Abogados especializados que ofrecen un buen asesoramiento a cambio de un módico precio.     Fotografía principal: Sharon Mccutcheon
Perro olfateando un rastro
Sin seguimiento, no puedes medir, comprender, ni replicar campañas exitosas. Monitorizar tus acciones de marketing, incluidas las de las redes sociales o la newsletter, es crucial para aprovechar al máximo tus esfuerzos. Y aquí es donde entran en juego los Urchin Traffic Monitor (UTM) de Google.   UTM, ¿qué es y cómo funciona? En pocas palabras, los UTM son códigos que se colocan al final de una URL. Gracias a ellos puedes rastrear varios tipos de información, incluida la fuente de tráfico, los términos de búsqueda y el medio (como el correo electrónico o las redes sociales) por los cuáles has conseguido un nuevo lead o llevar tráfico a tu web. Como los UTM brindan tanta información a Google Analytics, tu empresa debería utilizarlos en todos los contenidos que publica online. Estos códigos te ayudan a conocer cómo funciona tu trabajo, así como determinar mejor dónde debes publicar tu contenido. Pero no sólo eso. El uso de códigos UTM impresionará también a tus clientes. Con ellos, puedes mostrarles qué post generó más tráfico o qué campaña publicitaria generó la mayor cantidad de clientes potenciales o leads  a la hora de presentar tu informe mensual. Este detalle adicional les permite a tus clientes saber que tus servicios y esfuerzos de marketing están funcionando y que la inversión realizada dará sus frutos.   Vayamos por partes ¿Qué es exactamente un UTM? Urchin Traffic Monitor, nuestro UTM, es un código específico que te permite rastrear en Google Analytics de dónde proviene el tráfico de tu sitio web (como un banner, newsletter, etc.). El seguimiento de UTM consta de 5 "etiquetas" diferentes que puedes asignar a una URL. Básicamente, solo usa las variables que realmente necesitas. Es aconsejable que, al menos, coloques la fuente, el medio y la campaña. Puedes elegir entre las siguientes 5 etiquetas UTM, de las cuales 3 son obligatorias: Fuente de la campaña (utm_source): Fuente, origen que condujo al visitante a tu web. Ejemplo: utm_source = newsletter Medio de campaña (utm_medium): El medio indica cómo el visitante recibió el enlace para acceder al sitio. Ejemplo: utm_medium = correo electrónico Nombre de la campaña (utm_campaign): Nombre de la campaña publicitaria, atribuido por el propio anunciante.  Ejemplo: utm_campaign = Desarrollo web Término de la campaña (utm_term): Término que se refiere a las palabras clave que el visitante utilizó para llegar a tu sitio - Ejemplo: utm_term = branding Contenido de la campaña (utm_content): Contenido es una identificación para la versión del link que se utilizó - Ejemplo: utm_content = septiembre_2018 Opcionalmente, puedes seguir usando el enlace "utm_content" para definir ciertos elementos, como una imagen o un CTA específico en un newsletter en el que se ha hecho clic o si deseas distinguir entre una prueba A / B. Errores comunes a evitar Por mucho que nos guste pensar que somos los amos de los UTM a menudo cometemos errores tontos, especialmente cuando empezamos. Estos son algunos de los más comunes que debemos evitar: Las URL son sensibles a mayúsculas y minúsculas. Esto incluye los códigos UTM. Si no está de acuerdo con sus entradas, terminará con varias instancias de la misma campaña que complican el análisis de sus datos. Comprueba tres veces tu ortografía. Al igual que con todo lo demás en Google Analytics no puedes corregir los errores cometidos en el pasado. Si has cometido un error ortográfico, tendrás que vivir con ello en tus datos analíticos. Utiliza nombres que recordarás más adelante. Tener un utm_campaign = vr-15-18 puede tener sentido al principio, pero te costará recordar más tarde que se trataba de una campaña de promoción de vestidos de verano que realizaste el 15 de agosto de 2018. En el futuro, lo agradecerás.   Extender URLs Muchos de estos errores se pueden remontar a entradas de texto incorrectas u olvidarse de agregar cualquier UTM (todos somos humanos, después de todo). Es por eso que te recomendamos algunas herramientas que te harán la vida mucho más fácil. La siempre fiel hoja de cálculo ¿Eres de los que les gusta las cosas de toda la vida? Buenas noticias, porque usar una hoja de cálculo está bien. Hay un montón de plantillas para que lo intentes y te organices como mejor te convenga.  Google URL Builder Google, para facilitarnos aún más el proceso, ha creado una herramienta simple que te permite generar una URL. El generador de URLs de Google es una forma rápida y fácil de construir un UTM, simplemente tienes que completar el formulario y Google hará el resto por ti.     UTM.io Chrome Extension Si eres un acaparador de extensiones de Chrome y no puedes vivir sin ellas, este creador de UTM es perfecto para ti. También puedes rastrear ajustes preestablecidos y cada enlace individual que hayas generado en una hoja de cálculo. UTM en Ads Manager Facebook,  agregó una función al Ads Manager que hace que el uso de códigos UTM sea mucho más fácil. Sólo tienes que abrir tu administrador de anuncios y cuando estés creando tu anuncio bajar hasta el campo “Parámetros de URL” y darle a "Crear un parámetro de URL".     Nada mejor que un buen ejemplo práctico, así que veamos cómo se puede  meter un enlace UTM en una campaña de Facebook Ads. Supongamos que queremos lanzar la siguiente campaña: Landing page: https://wildwildweb.es/es/servicios Target: Startups en Madrid Medio: Campaña de Facebook Ads a coste por clic para encontrar starups que necesitan un desarrollo web o servicios de social media. Grupo de anuncios: Enfocado a keywords relacionadas con estas empresas. Anuncio: Hemos elegido el anuncio 1º de los 4 que hemos preparado especialmente para esta campaña. Éste será el enlace UTM que tendríamos para la campaña: https://wildwildweb.es/es/servicios?utm_source=Facebook&utm_medium=cpc&utm_campaign=starups_madrid&utm_term=starups&utm_content=anuncio1 Una práctica recomendada es utilizar tu nombre de campaña publicitaria de Facebook como el parámetro utm_campaign, tu nombre de conjunto de anuncios como el parámetro utm_content y tu nombre de anuncio para el código utm_term. ¿Por qué las etiquetas UTM son tan importantes? Pues porqué preparar e implementar una campaña es de todo menos fácil. Entonces, al menos, debes saber cuáles son los resultados o qué ha conseguido la campaña. Si no se añaden etiquetas UTM tu tráfico en Google Analytics se guarda bajo el tráfico directo. Una lástima, porque a partir de ahí ya no es posible rastrear lo que los visitantes hacen en tu página web.   Google Analytics   Lo más importante es que con este método puedes medir tu tráfico correctamente en Analytics. Así que asegúrate de configurar una estructura clara para ti, especialmente si comienzas a utilizar canales diferentes que Google Analytics no reconoce automáticamente. El contenido de las etiquetas UTM puede determinarse por completo y lo más importante es que puedes rastrear fácilmente el tráfico ¡Así que piensa muy bien qué valores e etiquetas quieres utilizar! Para conocer el tráfico de un newsletter, por ejemplo, ve a "Adquisición" en el menú de la izquierda de Google Analytics. En el submenú que se abre, a “Todo el tráfico” y luego a la fuente / medio. Aquí puedes ver una descripción general de las campañas y estadísticas. Utilizando un UTM, tienes la capacidad de rastrear, mejorar tus campañas de marketing y conseguir convertir tus usuarios en clientes. Hacerlo maximizará tus esfuerzos actuales y también puedes generar un mejor rendimiento de tus campañas en el futuro ¿A qué esperas para ponerlo en marcha?   Fotografía principal: Atanas Teodosiev