Online marketing

barrio chino
Edmund Burke decía que “un buen orden es la base de todas las cosas”, y aunque el padre del liberalismo conservador británico vivió en el siglo XVIII y ahora estamos en pleno siglo XXI, su cita sigue siendo muy acertada. Una empresa ordenada es el primer paso en el camino del éxito, también si hablamos de la gestión de proyectos. Para conseguir mejorar la eficacia y la productividad el orden es fundamental y a día de hoy existen numerosos sistemas que pueden ayudarnos. Uno de ellos es el llamado método Kanban. Qué es el método Kanban Esta herramienta de gestión de proyectos, que puede aplicarse a cualquier empresa, nació para utilizarse en los procesos de fabricación de Toyota Production System a finales de 1940. El término “Kanban” significa “tarjeta con signos” en japonés, y es un sistema de visualización del estado de las tareas. Con un simple vistazo recibes toda la información de cómo va el proyecto. En Japón surgió para minimizar los desperdicios en la cadena de producción de Toyota con el fin de que se redujeran los costes. Se aplicaron unas tarjetas de signos con las que los empleados marcaban las necesidades de material en las diferentes etapas de la cadena de producción, y así se consiguió que cada etapa tuviera lo que se necesita, cuando se necesita y en la cantidad que se necesita en cuanto a materiales se refiere. Aunque se usó en un primer momento en el mundo de la automoción, pronto se comprobó que era aplicable a cualquier empresa, grande o pequeña. A día de hoy el método Kanban se utiliza para mejorar la productividad en todo tipo de empresas, desde una pequeña floristería de barrio hasta una gran agencia de marketing. Sin límites.  Ventajas del método Kanban Como te contábamos al principio, se trata de un sistema muy visual con el que ordenaremos los procesos que incluye nuestro proyecto. El primero de los beneficios es que ahorraremos tiempo averiguando en qué punto está cada tarea. Piensa en una empresa con varios departamentos que trabajan juntos en el mismo proyecto. Rebuscar en hilos de emails para averiguar cómo está la tarea de cada uno de ellos se simplifica mucho más si solo tenemos que echar un vistazo a un tablero. Ganaremos tiempo y nos permitirá ver en todo momento el flujo de trabajo, lo que optimiza la gestión del proyecto y su tiempo de ejecución. Saber en qué tarea este ha quedado bloqueado o está tardando demasiado nos permite, por ejemplo, destinar más recursos a las zonas estancadas. Además, como es un sistema visual podemos detectar los errores e imprevistos y abordarlos antes. Consigue que prioricemos tareas dentro de la gestión del proyecto, y eliminemos aquellas que sobran o no son necesarias. Si se aplica adecuadamente, el método Kanban optimiza los recursos y permite al equipo conseguir un flujo de trabajo constante y fácil de integrar en su día a día. Cómo funciona el método Kanban En su fórmula más sencilla el tablero del método Kanban tiene tres columnas en las que se dividen las diferentes tareas: las que están por hacer o pendientes, las que están en proceso y las finalizadas. Aunque la más básica sea de tres columnas, podemos añadir las que necesitemos.  Por ejemplo, si en nuestra gestión de proyecto intervienen proveedores o servicios de terceros, podemos añadir una columna de “proveedor”, o si queremos señalizar cuando la pelota de una tarea está en el tejado del cliente porque estamos esperando un ok por su parte, una que ponga “cliente”. Las posibilidades son infinitas y podemos adaptar el método Kanban a nuestro negocio, independientemente de cuál sea, añadiendo más o menos. En cada una de las columnas irán colocándose las tareas, que se moverán de una a otra hasta que todas estén en la columna situada más a la derecha. Y como es un sistema flexible y en constante movimiento, la tarea puede fluctuar entre las diferentes columnas según el momento. Analiza y divide tu proyecto Antes de ponernos a llenar una pared con cientos de post-it y columnas es imprescindible que hagamos un análisis del proyecto que vamos a abordar, las tareas que necesita y el proceso que queremos seguir para conseguirlo.  El primer paso para aplicar el método Kanban en cualquier proyecto es dividirlo en las diferentes fases de ejecución, incluyendo todo lo que necesitas para la finalización del proyecto. Una vez tenemos este análisis de las fases, es el momento de ordenarlas. El orden será siempre de izquierda a derecha, siendo la más a la izquierda la primera que haremos y la de la derecha, la última. Seguir un orden cronológico en este esquema es vital para que el método Kanban sea efectivo. Una vez establecidas las columnas, es el momento de las tareas. Igual que hemos ordenado las columnas, ordenaremos las tareas en orden descendente de prioridad, dentro de las columnas. Es importante analizar bien en este momento lo que realmente es prioritario para el avance del proyecto. Piensa además que como se trata de un sistema flexible y dinámico, las “tarjetas” pueden moverse si lo necesitamos y modificar su prioridad dentro de Kanban. Las seis prácticas imprescindibles para el éxito de Kanban Según el experto David J. Anderson “hay seis prácticas que deben estar presentes para una implementación con éxito” y que son imprescindibles si hablamos del método Kanban para la gestión de proyectos. Visualizar el flujo de trabajo. Si no podemos ver el flujo de trabajo de un vistazo, no estamos haciendo Kanban. Limitar el trabajo en proceso (WIP). El límite WIP es un controlador que garantiza que comenzará la misma cantidad de trabajo que ha sido terminada dentro de la organización. Es decir: no empezamos con nuevas tareas si no hemos acabado las anteriores. Si una tarea finaliza, se añade una nueva al flujo de trabajo. De esta forma evitamos que mil tareas estén abiertas y sin terminar y evitaremos que la multitarea mate nuestra productividad. Gestionar el flujo. Cuando incluimos el método Kanban en la gestión de un proceso lo hacemos para generar un flujo de trabajo constante e ininterrumpido, que mediremos y analizaremos dentro de cada fase para asegurarnos de que es fluido y rápido. Explicar el método a todos los implicados. Lo que no se entiende, no se aplica, y el método Kanban debe ser un movimiento conjunto, como una orquesta de música clásica en la que cada instrumento es importante. Aunque el gestor del proyecto sea el director de orquesta, cada músico debe entender la partitura antes de comenzar a tocarla. Añadir circuitos de retroalimentación. Sin un análisis durante el proceso, este sistema nunca funcionaría. Puedes hacer reuniones de control que te ayuden a analizar qué ocurre durante el proceso para mejorarlo, como lo harías como una estrategia de redes sociales, por ejemplo. Mejorar colaborativamente. Piensa en el método Kanban como un proceso conjunto y colaborativo con el que crecer y adaptarnos. Este tipo de sistemas de organización están pensados para que el trabajo en equipo sea eficaz y lo más productivo posible y es justo eso lo que buscamos con su implementación en la gestión de un proyecto. Sea cual sea, podemos ayudarte. Foto principal: SZM
shop
¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando escuchas la frase comercio electrónico? ¿Amazon? ¿eBay? La mayoría de las personas entiende su significado por los grandes nombres y empresas reconocidas, lo que indica que se trata de comprar y vender productos en línea. Sin embargo, el concepto de eCommerce ha crecido en gran medida durante los últimos años.   Hoy en día, la mayoría de las empresas, sean pequeñas o grandes, al menos realizan una transacción en línea. Es una gran oportunidad de crecimiento, pero la competencia también ha aumentado, por lo que muchas veces se suelen cometer algunos errores. Si tu negocio está comenzando y te das cuenta de que no está vendiendo tanto como te gustaría, debes trabajar con mucha inteligencia para que tu estrategia alcance el éxito que estás deseando. Por ello, en este post tienes seis estrategias que te ayudarán a mejorar tus resultados y aumentar tus ventas.   Cómo mejorar tus resultados cuando tu eCommerce no vende Si tu comercio electrónico no está vendiendo y te sientes desesperado/a, no te preocupes más que aquí tienes la solución para ello. Gracias a estas estrategias vas a poder vender, mientras mejoras tus resultados y cumples con tus objetivos. ¡Echa un vistazo!   1. Marketing de contenidos Cuando empleas un correcto marketing de contenido para eCommerce, vas a atraer más interacción, más atención positiva y más conversiones. Cuando creas y promocionas contenido original, puedes estar seguro de que tu audiencia va a recibir constantemente información nueva. En otras palabras, el marketing de contenido es aquel contenido que se crea para atraer clientes y llamar su atención. Júntate con tu equipo y hagan una lista de los tipos de contenido que quieren crear para tu blog y redes sociales. En ella puede haber publicaciones para las redes sociales, vídeos, blogs y boletines.   2. Optimiza el diseño de tu sitio web Una vez que hayas lanzado tu sitio de comercio electrónico, es indispensable que pruebes su diseño, la ubicación de los elementos de conversión y el lenguaje empleado. ¿Y esto por qué? Cuando los clientes visitan tu web, desean que sea un espacio fácil de usar, de verificar y que sea clara la manera en que se hace una compra. Además, tienes que entender el texto que se muestra en tus páginas de productos, landing pages y en tus elementos de conversión.   3. Optimización de los motores de búsqueda Una de las formas manuales que puedes emplear para mejorar los resultados en tu eCommerce, es que este se encuentre optimizado para los motores de búsqueda. Actualmente, gracias al SEO, es sumamente necesario que te asegures de que tu sitio se encuentra actualizado con contenidos ricos y relevantes, que esté optimizado para estar libre de errores y que ofrezca una buena experiencia al usuario. La optimización de motores de búsqueda es una de las estrategias de marketing digital con mayor ROI. Aunque va mucho más allá de las famosas keywords, utilizar palabras claves dentro de tu contenido, es una gran opción que puede colocar a tu sitio web como un resultado en los motores de búsqueda para términos relevantes, siempre que los usuarios busquen algo en específico.   4. Haz uso de las redes sociales Gracias a las redes sociales te podrás comunicar con tus clientes, mercado e industria de forma pública y personal. Con ellas podrás generar muchas más interacciones y compromiso, crear una base de clientes más grande y aumentar el tráfico hacia tu sitio web. Utilizar distintas plataformas de redes sociales va a crear una gran presencia para tu negocio, puesto que diversificará sus esfuerzos y habilidades. No importa tu tipo de tienda electrónica, ¡no les tengas miedo a las redes!   5. Comienza a ofrecer y aceptar cheques regalo El marketing de los cheques de regalos es muchas veces sobrestimado. Darle la capacidad a tus visitantes de que puedan pagarte por adelantado te beneficia a tí como tienda y a ellos como consumidores. Piénsalo, es crédito para ti! Además, tiende a subir las ventas en temporadas bajas y a subir el valor de la compra total. Muchos receptores de cheque regalo suelen gastar un poco más que el monto que le han regalado, lo que significa mayores ingresos por cliente para ti.   Mira estos 10 beneficios del marketing de cheques de regalo:   Infografía de PartyPlaneta   6. Emplea el correo electrónico (email marketing) Una de las maneras más efectivas para llevar a los clientes es a través del email marketing. La razón de por qué el correo electrónico sigue existiendo luego de tanto tiempo, es porque realmente funciona. Para lograr llegar a tu audiencia, debes ofrecer en tus correos un contenido que sea útil. Lo más recomendable es que los hagas lo más personales posibles y ofrezcas algunas promociones que sean valiosas. Lo ideal es que los emplees como una oportunidad en donde puedas socializar.   Decide la mejor estrategia que implementarán Como dueño de una tienda de comercio electrónico, es recomendable que te asegures de que tu negocio se mantiene en crecimiento. En estos tiempos, en donde las cosas cambian rápidamente, si no te encuentras en crecimiento, te vas a estancar por completo. Es importante que comprendas qué quieren tus clientes. Esto lo puedes hacer empleando la tecnología que existe actualmente, enviándoles encuestas para conocer sus opiniones. También puedes utilizar tus herramientas de atención al cliente (crear un chatbot, chats en vivo, bases de conocimiento, sistemas de ticketing por correo electrónico, etc.) para comunicarte con ellos. Al combinar las estrategias adecuadas, podrás mejorar tu tasa de conversión, aumentar tus ventas y mejorar tus resultados, mientras vas creciendo con el tiempo. No lo pienses más y aplica estas estrategias que te van a ayudar a alcanzar el éxito y cumplir con tus objetivos.   Foto principal: Mike Petrucci
driving city peaple
Más de mil millones de personas al mes utilizan Instagram y la buena noticia es que mucha más gente de la que pensamos la utiliza para algo más que ver reels, vídeos de animales y fotos de sus influencers favoritos. Según informa la red social, casi la mitad de las personas usan Instagram para comprar semanalmente. 500 millones al mes. Demasiadas oportunidades de venta para no aprovecharlas. Podemos usar Instagram como si fuera un escaparate en la calle. Alguien pasea, ve lo que mostramos a través del cristal, se para a mirarlo y entra. Haciendo una llamada a la acción desde una historia de Instagram y añadiendo un link a nuestra página web, podemos atraer a los clientes, pero todos sabemos que cuánto más sencillo sea el proceso de compra, más fácil es vender. El Social Media puede ser mucho más que un escaparate para nuestro negocio y convertirse en una herramienta de venta en sí misma, y uno de los ejemplos más claros lo encontramos con Instagram Shopping. Qué es Instagram Shopping Aunque con el nombre algo se intuye, estamos aquí para explicarte todos los detalles de esta herramienta. Instagram Shopping es un conjunto de funciones que permite que cualquiera pueda comprar tus productos de una forma fácil y desde tus fotos o vídeos de Instagram. Es un escaparate vivo que cambia con cada publicación y que permite que tus seguidores puedan ver y comprar sin salir de la aplicación. Un e-commerce en Instagram. Puede que usemos Instagram para generar contenido de valor que incite a la compra de nuestros productos, algo que sin duda funciona, pero con esta herramienta daremos un paso más.  Imagina que estás en la cama bicheando en Instagram antes de dormirte. Una ceramista cuelga en su feed su última pieza que aparece en tu timeline como por arte de magia. Es perfecta para ti, una obra de arte que quedaría maravillosamente bien en la mesa de tu oficina. Pero ¿cómo la compro? Habría que entrar en el perfil de Instagram de la artista, buscar su e-commerce en la info de la bio, ir al buscador (si tiene) y rezar a San Antonio para que encuentre la pieza perdida sin volvernos locos en el intento. Siendo sinceros, lo más probable es que antes incluso de llegar al tercer paso hayas perdido el interés.  Ahora bien, si pulsando sobre la imagen aparece el precio y a un click puedo comprarlo, ese deseo que creció al ver la imagen no se extingue, sino que más bien crece: veo el producto, me genera una necesidad y compró en un click. El porcentaje de éxito de la venta si simplificamos la tarea es mucho mayor. Exponemos los productos y reducimos el número de clicks para llegar a ellos. Easy-peasy. Otra de las ventajas de este tipo de herramienta es que es menos intrusiva y agresiva que un call to action al uso. Haciendo scroll tus clientes descubren que tienes justo eso que necesitan y de una forma orgánica. El Product Experience mejora y además, esta herramienta es el medio perfecto para medir la efectividad y las conversiones de Instagram. Instagram Shopping nos permite hacer publicidad personalizada de nuestros productos y aumenta el tráfico web a nuestro e-commerce, además de que nuestra tienda aparecerá en la pestaña de “Tienda”, aumentando nuestra presencia en la propia red social. Más ojos viéndonos son más posibilidades de venta. Qué necesito para empezar a usar Instagram Shopping Para comenzar a usar Instagram Shopping como medio de venta necesitamos cumplir con varios requisitos. El primero de ellos es contar con una cuenta de Instagram de empresa, con al menos nueve publicaciones en el feed, y que esté vinculada a tu página de Facebook.  El segundo es un e-commerce con un catálogo de tus productos. Es imprescindible que tu negocio tenga su propio dominio de sitio web y que esa web tenga un e-commerce donde los productos puedan comprarse. Lo que haremos con Instagram es facilitar esa compra pero sin un e-commerce ya creado no podremos hacer nada. Piensa que Instagram es un escaparate y la tienda la tienes que poner tú. Una vez tenemos el e-commerce y la cuenta de Instagram vinculada, necesitamos configurar una cuenta de Business Manager, paso que ya habrás dado si por ejemplo has hecho Facebook Ads o Instagram Ads.  Cómo crear una tienda en Instagram Shopping Ya hemos dado los primeros pasos y cumplimos con los requisitos imprescindibles que piden en Meta para empezar a vender en Instagram, así que vamos a crear nuestra tienda para empezar a usarla en la red social, algo que deberemos hacer desde nuestra cuenta de Business Manager.  Actualmente, Meta solo permite crear “tiendas” en negocios que venden productos físicos, pero podemos crear un catálogo si queremos vender o anunciar otro tipo de artículos en Facebook e Instagram, como viajes por ejemplo. La propia aplicación te guiará paso a paso para crear tu tienda o tu catálogo de productos eligiendo el método de finalización de compra -en otro sitio web, en Facebook o Instagram (opción solo disponible en algunos países) o mediante un mensaje- y el canal desde el que se venderá. Si nuestro e-commerce está en plataformas como Shopify o PrestaShop podremos vincular el catálogo sin crearlo de nuevo, porque se volcarán los datos de forma automática. Una vez creada la tienda, toca añadir los productos o bien de forma manual (algo práctico si tienes muy pocos productos), masiva (con un documento de excel por ejemplo) o usando un pixel, herramienta que nos permitirá que cuando se hagan cambios en la web se vuelquen a Instagram Shopping, algo muy útil si tenemos muchos productos con un stock muy variable.  Cada producto, además del precio, puede incluir información para el usuario, como la composición, una pequeña descripción o los cuidados recomendados. Una vez volcados los productos y si en la vista previa está todo correcto, finalizaremos la tarea enviando dicho catálogo para su validación por parte de Instagram. Cuando nos den el ok podremos, desde la propia aplicación de Instagram, activar Instagram Shopping y comenzar a vender desde la red social. Cómo usar Instagram Shopping Ya hemos creado la tienda y podemos comenzar a llamar la atención de nuestros clientes con nuestras publicaciones. Recuerda la importancia de las imágenes en Social Media y cuida la exposición de tus productos. Para etiquetar un producto, sube una foto y pulsando “tag products”, selecciona la ficha de producto a la que corresponda. Instagram se encarga de enseñar el precio de tu catálogo. Y si hay más de un producto en la imagen no hay problema, puedes etiquetar hasta cinco productos por imagen y veinte por carrusel. Además de en las publicaciones, en la pestaña tienda aparecerá todo tu catálogo en un escaparate que podremos personalizar creando por ejemplo diferentes colecciones. Incluso podremos hacer anuncios que incluyan directamente el producto a vender para que también aquellos que no nos sigan puedan comprar directamente desde el anuncio. Quizá puede parecer una tarea complicada, pero es una forma de mostrar tus productos de una manera diferente y de facilitar a los compradores todo el proceso de compra desde una red social donde tenemos muchas posibilidades de venta. Y si el proceso se te hace un mundo, nuestro equipo estará encantado de ayudarte si quieres que hablemos. Foto principal: Kevin Wong. 
Lo que antes hacía el boca a boca ahora lo hace Google. No es que hayamos dejado de recomendar, es que ahora lo hacemos de otra manera. Seguimos contándoles a nuestros colegas que la serie de “Succession” es oro molido mientras tomamos algo en la terraza de un bar, pero si queremos buscar un spa en Madrid o un restaurante para nuestra próxima visita a Ruzafa, tiramos de Google. Evidentemente Google es consciente de su potencia (se estima que tiene unas 63.000 consultas de búsqueda por segundo) y de que necesita más y más contenido para que la herramienta siga siendo tan eficaz. Por eso crear una comunidad de usuarios que te ofrezcan de forma colaborativa y gratuita ese contenido, era un paso más que evidente para el buscador. Y así, con esta idea, nacía Google Local Guides. Qué es Google Local Guides y cómo funciona Tal y como explica la propia plataforma, Google Local Guides es “una comunidad global de exploradores que escriben opiniones, comparten fotos, responden preguntas, agregan o editan lugares y verifican información en Google Maps”. Es decir, aportan contenido como usuarios a las fichas de Google My Business, convirtiéndose en una especie de guía para el resto de los usuarios. Para aquellos que forman esta comunidad el concepto es el mismo que en otras plataformas como TripAdvisor: compartes experiencias y opiniones, aumentas tu reconocimiento y eso te desbloquea diferentes recompensas. Cada una de las acciones realizadas como Local Guide te otorga una puntuación. Por una reseña obtienes 10 puntos y si esta supera los 200 caracteres, sumas 10 puntos más a tu cuenta. Subir fotos, vídeos o contestar preguntas de otros usuarios incrementa tu puntuación y a más puntuación, más reconocimiento. Los miembros de la comunidad empiezan en el nivel uno y van avanzando niveles hasta alcanzar el máximo, el 10, al que se accede cuando has alcanzado los 100.000 puntos. Cuando llegan al nivel cuatro pueden crear listas con sus lugares favoritos o los destinos que la guía planea visitar, y se van desbloqueando recompensas como un mayor espacio de almacenamiento en el drive de tu cuenta de correo. Cualquier persona mayor de edad puede convertirse en Local Guide simplemente con tener un cuenta de correo y darse de alta. Además, cualquier reseña previa que hayamos hecho con ese email quedará registrada, así que no hay que empezar de cero, y como cualquiera puede ser Local Guide, las posibilidades de que esa comunidad de usuarios termine beneficiando a nuestro negocio aumentan.  Beneficios de Google Local Guides para los negocios Como negocio podemos mejorar nuestra página de Google My Business (GMB), pero no podemos ser Local Guide. De hecho si Google descubre que un Local Guide está duplicando reseñas o participando y dando opiniones sobre un negocio que le pertenece, el perfil de guía será eliminado del programa y con él, todo el contenido.  Y no creas que Google es como ese profesor de filosofía que en los exámenes se ponía mirando al infinito (reflexionando sobre el sentido de la vida, evidentemente) y que nunca os pillaba copiando. Google sí está pendiente y el castigo no merece la pena.  Eso no significa que como negocio no podamos beneficiarnos de la plataforma de Local Guides. De hecho es una herramienta con la que se puede conseguir una mayor visibilidad en el buscador de Google, lo que después nos aportará más visitas a nuestra página web o más llamadas.  El primer paso para vender es tener una oportunidad comercial con un cliente, y ese primer contacto vía Google puede ser ese momento, así que aumentar nuestra visibilidad en el buscador puede resultar más que beneficioso. Otra de las ventajas de esta herramienta es que nos ayuda con un marketing más local que se dirige directamente a un público objetivo y con más posibilidades de comprar. Un ejemplo: estás paseando por Edimburgo y de repente tropiezas, con la mala suerte de que terminas con las gafas rotas. No conoces la ciudad, estás de turismo y no tienes ni idea de dónde hay una óptica cerca. Sacas tu iPhone y tecleas en la app Google Maps “óptica”, y antes incluso de terminar ya tienes una dirección a 400 metros de donde te encuentras. 4,6 de cinco estrellas, unas fotos que revelan una preciosa fachada antigua y un par de Local Guides que la recomiendan como su óptica de confianza. Convencido. Allí arreglarás tus gafas para seguir disfrutando del paseo por la Royal Mile.  Según un estudio sobre Google My Business Insights de BrightLocal, el 5% de las visualizaciones de fichas de GMB dan como resultado un clic en el sitio web, una llamada o una solicitud de dirección, de ahí la importancia de optimizar nuestra página de Google My Business.  Las empresas con más fotos consiguen más clics, llamadas y solicitudes, además de aparecer en más búsquedas tanto en el buscador como en Google Maps. Así, si los Local Guide de Google reciben recompensas por subir fotos a nuestra ficha de GMB no solo ellos recibirán un premio, nuestro negocio también ganará en visibilidad. Por eso es importante que por nuestra parte y como empresa, tengamos la ficha de GMB lo  más actualizada posible y con todos los datos necesarios. Además, cuanto más interacción tengamos por parte de los usuarios mejor. Y no solo interacción positiva, las valoraciones negativas nos ayudan a mostrar cómo resolvemos los conflictos y cuánto estamos dispuestos a mejorar. Con las reseñas, por ejemplo, ocurre como con los bares de carretera. Cuántos más coches y camiones parados ves en un bar, más probable es que te decidas a parar en él. La gente llama a la gente. Y las reseñas, llaman a futuros clientes.  Cómo usar Google Local Guides en nuestro favor Aunque ya te hemos comentado que Google penaliza y bloquea a los Local Guides que tratan de sacar partido a sus negocios personales, sí hay algunos trucos que podemos poner en práctica para conseguir aprovechar los beneficios de la plataforma. El más sencillo de todos es que invitemos a nuestros clientes a interactuar a través de Google con nosotros, ya sea con comentarios, reseñas o subiendo fotografías que ayuden a que nuestro perfil de empresa esté actualizado y vivo dentro de la plataforma de Local Guides. Podemos por ejemplo hacerlo a través de una newsletter tras la compra de un producto. Con un sencillo “cuéntanos cómo lo hemos hecho” que lleve a las reseñas de Google estamos invitando al cliente a comentar. No siempre lo harán, pero si de 100 ventas, comenta 1, ya tenemos una más de las que teníamos. También podemos premiar a nuestros Local Guides de alguna manera, por ejemplo con un descuento del 10% en su próxima consumición si suben tres fotos de nuestro local. Aunque sin duda lo mejor que podemos hacer es optimizar nuestra página de Google My Business porque es algo que está 100% en nuestras manos y que no requiere de un esfuerzo desorbitado.  Este pequeño gesto es el primer paso para que nuestro negocio esté el número uno en las listas de los Local Guides de Google y tengamos la repercusión que merecemos en ese gigantesco mar que es Google. Y si te pierdes con tu pequeño barco en él, no te preocupes, nuestro equipo estará encantado de tirarse al agua para ayudarte. Foto principal: Tobias Dkly
Ricky Han skate
Cuando compras un iPhone, ¿por qué lo haces? Más allá de que sea o no un buen teléfono, lo que la empresa de la manzana mordida nos vende es una experiencia. Sus anuncios son evocadores, nos invitan a hacer y deshacer con sus productos y desde el packaging hasta el propio funcionamiento del terminal está pensado para mejorar la experiencia del usuario. Apple ha conseguido desarrollar durante años algo llamado Product Experience (PX) que ha logrado que sea líder de ventas y que sus compradores sean auténticos believers. Como si fueran groupies adolescentes de un grupo de K-pop, los usuarios de Apple seguirían a la marca fuera donde fuera. Este concepto de PX es, dentro del marketing, una poderosa herramienta para fidelizar a tus clientes, aumentar tu reputación como marca y atraer a nuevos compradores, además de ser una oportunidad para posicionarnos sobre nuestros competidores. Qué es el Product Experience Cuando hablamos de Product Experience lo hacemos de un conjunto de factores que crean la percepción que un usuario tiene de una marca y sus productos en base a cualquier tipo de contacto e interacciones que el comprador tenga con la marca.  Está situado como una parte esencial dentro de la experiencia del usuario y se enfoca en el recorrido que hace éste no solo durante la compra del producto, también cuando está usando nuestro producto y hasta cuando tiene una incidencia con él. Por eso se trata de un concepto especialmente utilizado al hablar del software como servicio (SaaS), o de aplicaciones móviles, pero no es exclusivo de este sector de negocio.  Como has podido ver con el primer ejemplo de Apple es aplicable a otras empresas, independientemente de lo grande o pequeña que sea esta. Siempre que tengas algo que vender podrás trabajar el PX, desde una panadería moderna en Malasaña a una clínica de estética en el Raval. El PX puede aplicarse y trabajarse en cualquier entorno de venta. Según los expertos en la materia Hendrik N. J. Schifferstein y Paul Hekkert el PX se definiría como “la percepción de los efectos psicológicos provocados por la interacción con un producto, incluido el grado en que se estimulan nuestros sentidos, los significados y valores que atribuimos al producto y los sentimientos y emociones que se provocan al usarlo”. Al tratarse de un concepto en el que no solo se tiene en cuenta el producto en sí, sino todas las sensaciones y emociones que este provoca sobre el usuario, al trabajar el PX conseguiremos unos mayores beneficios en la venta, así como una fidelización del cliente. Y los clientes fieles, son clientes que atraen a otros clientes, ¿o nunca has recomendado una serie porque te ha gustado?  Si el producto se enfoca en el cliente, en lo que éste le hace sentir y en toda su experiencia. Si ésta es satisfactoria, es más fácil que hablen de él. Centrando el diseño en el PX, podremos aumentar la captación, conseguir retener a nuestros clientes y aumentar las ventas. Está claro que el producto en sí es el principal motor para aumentar el valor de nuestra marca e influye en el PX de forma vital. El producto es el primer motivo para que el cliente repita o no con nosotros.  Un ejemplo: te compras un portátil. Has pasado un mes mirando y revisando en páginas web especializadas cuál es el mejor modelo en el que invertir y por fin te decides. Es este. Lo compras y al mes, empieza a funcionar más lento de lo normal. Se te cuelga, te da algunos errores de ejecución y la batería comienza a durarte menos que una canción mala de reggaeton. La marca tiene no solo ordenadores sino smartphones y relojes inteligentes, ¿crees que te comprarías uno de ellos? La respuesta es no. El 52% de los usuarios no interactúa con una empresa después de una mala experiencia con el producto.  Al tratarse de un concepto que abarca todo el proceso de compra y uso del producto, el PX es algo en lo que participan todos los profesionales de la empresa, desde los creadores y diseñadores del producto hasta los community manager encargados de transmitir toda la experiencia a sus seguidores o el departamento de atención al cliente que con el feedback de los compradores puede dar pistas para mejorar el proceso completo. Cómo aplican Product Experience las marcas Según un estudio, experimentar con el producto aumenta la confianza del comprador, y esto es posible por ejemplo con un probador virtual como los que tienen algunas marcas de maquillaje como NYX Cosmetics, L’Oreal o Lancôme. Usando simplemente la cámara del móvil o una foto, podremos comprobar cómo nos queda un labial, por ejemplo. Este tipo de acciones son una forma de incrementar el PX. Para poner en marcha una estrategia que mejore el PX en cualquier marca es imprescindible un análisis previo, como en cualquier otra estrategia de marketing, además de contar con una plataforma que permita la interacción del usuario. De esta manera se fomenta una retroalimentación que mejora el proceso completo. Por ejemplo, después de llamar a Vodafone para resolver una incidencia con el Wifi de casa, la empresa se pone en contacto con el cliente para que valore su actuación. Con todos estos datos y un buen análisis de los mismos se pueden mejorar aspectos en la resolución de averías y en el PX de un servicio tan cotidiano como este. Otro ejemplo de cómo las marcas aplican el PX lo tenemos en Coca-Cola. Si hay una empresa especializada en vender una experiencia más allá de un producto, es esta. Desde hace años sus anuncios son evocadores y animan a vivir (con uno de sus refrescos en la mano, eso sí) como en este reciente de Aquarius. Lo mismo ocurre con Apple. Tomemos como ejemplo el anuncio de uno de sus últimos lanzamientos, el iPhone 13 Pro. Una invitación a crear historias con ayuda de su teléfono pero en la que el producto es una mera herramienta. La manera de venderlo es venderte todo lo que podrías hacer con él en tu mano, incluida una espectacular película como la que te enseñan ellos. Otra forma de PX que nos muestra Apple es la de su servicio técnico. Pides cita para que puedan ofrecerte un servicio personalizado y exclusivo, centrado absolutamente en tu satisfacción. Tanto que cuando llegas allí ya hay preparado un modelo idéntico al de tu consulta. De esta manera saldrás de la cita con un terminal en perfecto estado y sin la avería por la que ibas. Cómo podemos mejorar el PX en nuestra marca Ahora que sabemos qué es el PX y cómo lo aplican algunas de las marcas más conocidas, vamos a darte una idea de cómo puedes aplicarlo en tu empresa, por muy pequeña que sea. Con estos cinco trucos podrás mejorar la experiencia de producto de tu marca y conseguir así unos mejores resultados. Analiza todo tu proceso. ¿Cómo llegan los usuarios a tu tienda online? La página web, ¿es cómoda? ¿Consigues hacer venta cruzada? Aunque creas tenerlo todo a punto, revisa cómo funciona desde el punto de vista de un usuario tipo. Puedes pedir ayuda a un equipo externo que analice el UX de tu página para que te diga por ejemplo si es lo suficientemente intuitiva y clara, y a un equipo creativo que consiga hacer más personal y dinámico el mensaje que quieres transmitir.  Incluye cuestionarios para escuchar a tu público y usa esos datos para mejorar. Aunque también puedes saber de ellos a través de las redes sociales, instalar un pequeño cuestionario tras la compra (o tras una intervención de atención al cliente) puede ser una manera fantástica de averiguar qué ocurre en ese proceso y cómo se podría mejorar. Escucha a tus clientes, ellos te dirán qué necesitan y cómo. Mejora tus productos pensando en lo funcionales y útiles que van a ser para tus clientes. Céntrate en cubrir sus necesidades con un producto de calidad que funcione a tus usuarios. Por ejemplo, si tienes una marca de productos capilares que promete un cabello con volumen, sedoso, nutrido y sin frizz, trabaja en ello. Cuando el cliente lo pruebe y vea que soluciona sus problemas, repetirá fijo. Ofrece siempre un contenido interesante para captar nuevos clientes. Aunque parece algo obvio es algo de lo que podemos olvidarnos por ejemplo en las redes sociales. Poner en Instagram todos los días una foto de producto es un error. En cambio ofrecer contenido de calidad relacionado con tu sector (por ejemplo si tienes una tienda de decoración puedes ofrecer tips de decoración en un reels semanal), es un acierto. Aporta valor a tu marca y ofrece algo que puede interesar a posibles compradores. Involucra a toda la empresa. Si quieres que el PX mejore tus resultados es imprescindible que toda tu empresa funcione como un engranaje bien engrasado. Piensa en las hormigas: cada una se mueve teniendo en cuenta el trabajo de su compañera y todas trabajan en equipo para lograr un mismo objetivo. Si el tuyo es mejorar el PX de tu marca y productos, todo el equipo debe estar involucrado. Al tratarse de un concepto tan amplio y que abarca a tantas personas es posible que ahora te sientas abrumado y no sepas por dónde empezar. Pero estás de suerte. Nuestro equipo está más que preparado, puedes escribirnos por aquí y te contaremos cómo podemos trabajar juntos para hacer que tu PX alcance un nivel más y se convierta en seña de identidad de tu empresa. Foto principal: Ricky Han
vista de edificios en ciudad
En enero de 2021 se registraron más de 4.7 mil millones de usuarios en Internet y más de 1.83 mil millones de sitios web. Aunque el dato más importante es este: Google procesa unas 7 mil millones de consultas de búsqueda cada día en todo el mundo. Google My Business (GMB) es una herramienta que ofrece Google de forma gratuita y que permite gestionar la información y la presencia digital de tu empresa. Es decir, te permite conectar con clientes potenciales a través del Buscador de Google y Maps.  En la ficha de GMB no solo podemos editar el nombre de la empresa sino ubicarla, añadir fotografías, horarios de atención al público, recibir reseñas o conectar con los clientes, así como analizar desde cuántas llamadas recibe tu negocio a través de la ficha hasta qué keywords o palabras clave usan los usuarios que han llegado hasta ti.  Si pensamos en los primeros datos del alcance de Google y recordamos que es una herramienta gratuita, el hecho de tener optimizada la ficha de GMB es más que importante, es vital. Si no estás usando Google My Business en tu estrategia de marketing estás perdiendo dinero porque es un gesto aparentemente sencillo que puede darnos numerosos beneficios. Qué tengo que hacer para crear una ficha de Google My Business El perfil de empresa de GMB incluye lo que antes se conocía como Google Places para empresas, Google Listings y Páginas de Google+ Negocios. Simplemente con una cuenta de Gmail ya puedes crear una ficha iniciando sesión y comenzar a configurar la ficha de tu empresa con los datos más básicos, el nombre y la categoría empresarial. Irás rellenando datos sobre tu negocio como el teléfono, la dirección, la url de nuestra web o la categoría de los servicios ofrecidos, pudiendo completar más adelante con categorías secundarias si es que el extenso listado de Google solo se aproxima a nuestra actividad y no ha conseguido dar en el clavo con ella. Una vez creada la ficha ya podemos comenzar a mejorarla a través del panel de control de la misma, y editar cada detalle para conseguir una ficha perfecta con la que conseguir más clientes y más tráfico a tu web. Cómo optimizar una ficha de Google My Business Como en cualquier tema de marketing el conocimiento es una virtud y un arma mucho más afilada si nos rodeamos de profesionales, pero existen algunos trucos para optimizar tu ficha de GMB y que comience a convertirse en el escaparate que mereces. Y lo mejor es que en apenas media hora puedes editarla y mejorar esos puntos.  Verifica tu empresa en GMB es imprescindible Te permite confirmar que la empresa es de tu propiedad para que puedas gestionar tu perfil de empresa y que otros no modifiquen datos sin tu consentimiento. El proceso es más fácil que aprenderte el estribillo de la canción del verano porque Google te da numerosas opciones para hacerlo como la verificación por correo postal, llamada de teléfono o correo electrónico.  Completa toda la información básica de contacto Comenzando por la dirección y pasando por el nombre, es importante rellenar al completo todos los datos de contacto. Cuidado en este punto con añadir referencias a los servicios que se ofrecen o a la ubicación donde se encuentra en el nombre de nuestra empresa. Google podría penalizarnos por querer ser más listos que ellos y tratar de poner en el nombre más datos que no son el propio nombre del negocio.  Es importante que la dirección física (si la hay) coincida con la de nuestra página web y que los horarios estén actualizados. Si un cliente va a tu restaurante en el día que está cerrado es muy probable que consigamos una mala reseña por no tener actualizados nuestros datos. La ficha debería ser un reflejo lo más real posible de nuestro negocio. Un último consejo básico: trata de no poner más de dos categorías adicionales en nuestra ficha para que de un vistazo Google sepa perfectamente a qué nos dedicamos y evitar “confundir” al algoritmo. Cuida la descripción de tu negocio Como con cualquier estrategia de marketing, es vital que analicemos previamente qué queremos decir, a quién y cómo. El espacio descriptivo de la ficha de GMB es un escaparate para mostrarnos con hasta 750 caracteres, así que piensa en keywords y haz un trabajo previo de análisis antes de escribir palabras sin sentido. Además puedes ir adaptando el texto y cambiándolo a medida que vamos recibiendo información por parte de Google de las palabras con las que más hemos aparecido en las búsquedas.  Utiliza la sección de Servicios/Menú, Productos y Atributos Piensa que has salido de viaje y estás en una ciudad que no conoces. Sacas el móvil y buscas un restaurante cerca de ti. Si en un solo click puedes ver la carta del restaurante es más probable que algún plato llame tu atención y termines comiendo en ese local tan apetecible que Google ubica a 100 metros de ti.  Utiliza todas las secciones que puedas, porque todo ese texto puede darnos más visibilidad en las búsquedas de Google. Puedes añadir servicios que realices en tu empresa por ejemplo si tienes un centro de estética, o indicar si tienes una empresa digital que haces trabajos de copywriting, por poner más ejemplos. Todos los negocios ofrecen algo así que usa el espacio que te regala Google para explicarle a tus clientes qué es. Lo mismo ocurre con la sección “Productos”. Si eres una floristería con tienda online esta sección puede ser ideal para mostrar tu catálogo de productos. Puede ir directamente vinculada a la compra online o darle una idea al usuario de lo que encontraría si se acercara hasta allí. Llegamos al apartado “Atributos”. Si tu carta por ejemplo es apta para celíacos, indícalo. Si tienes acceso para clientes en sillas de ruedas, si aceptas pago con tarjeta, si permites que entren perros en el local, si tomas la temperatura de tus clientes antes de entrar… Cualquier extra que te distinga merece la pena que el cliente lo sepa. Añade fotografías La información entra por los ojos y aunque si no añades fotos si podrás añadir las que los usuarios hayan añadido sobre tu negocio, no dejes que otros hablen bien de tu negocio si puedes hacerlo tú. Realiza fotografías vistosas, bien iluminadas y a ser posible profesionales. La ficha de GMB es gratuita, así que invertir un poco en que sea mejor no es descabellado. Da importancia a las reseñas Según datos de Google los consumidores consideran a las empresas que responden a las reseñas 1,7 veces más fiables que las que no lo hacen (un 76% en comparación con un 46%). Responde a las reseñas que te hagan, ya sean positivas o negativas. Si es lo segundo, ofrece soluciones y trata de que tu respuesta sea amable, educada, breve y agradecida.  Esta ventana a tu negocio es gratuita pero no por ello menos importante. Piensa en cómo quieres que te vean los más de 4.7 mil millones de usuarios en Internet y ofréceles un vistazo de lo que tu empresa puede hacer por ellos. Una pincelada para atraer nuevos clientes y fidelizar a los que ya tienes. Y si tienes dudas, escríbenos, estaremos encantados de echarte una mano para que tu ficha de GMB sea tan apetecible y práctica como imaginas. Foto principal: Mike Kononov
Foto de Gabriele Diwald
Más del 80% de las búsquedas que se realizan en el mundo se hacen a través del buscador de Google, que procesa diariamente unos 7 mil millones al día. Un inmenso mar de información al alcance de cualquiera. El reto es que en ese mar y entre todos esos peces nos elijan a nosotros y para ello, la publicidad en este buscador es en muchas ocasiones imprescindible. Google Ads es una herramienta que ayuda a tu negocio a destacar en esa inmensidad frente a los ojos de futuros compradores.  Qué es Google Ads Google Ads es un sistema que permite crear campañas, anuncios y grupos de anuncios que se mostrarán de forma destacada en los resultados de búsqueda de Google. Se creó en el año 2000, en un primer momento como Google AdWords, y a día de hoy es una de las plataformas más potentes de publicidad online. Desde la plataforma de Google Ads podemos crear varios tipos de campañas como de aplicaciones, discovery, de display, de hoteles, locales, de búsqueda, de shopping o incluso campañas inteligentes. Los formatos de anuncio podrán ser de texto, con imágenes, de video, shopping, móviles... Las posibilidades son muchísimas, pero la clave para todos es descubrir cómo aparecer justo cuando el cliente busca términos afines.  Por qué usar Google Ads en mi empresa Una de las ventajas de este tipo de publicidad es que los anuncios funcionan con un CPC (Coste Por Click), es decir, Google solo cobra por el número de usuarios que han hecho click en el anuncio. Se utiliza además el método subasta: los anunciantes que quieren aparecer en una determinada búsqueda “pujan” por el precio máximo que estarían dispuestos a pagar por cada clic. De esta forma un click puede costarte 5 euros, 100 o 500 euros, por ponerte un ejemplo, dependiendo de la competencia y de lo estés dispuesto a pagar. Los anuncios de Google Ads nos permiten “localizar” la publicidad y conseguir afinar el tiro con ella. Podemos limitarla a una ubicación geográfica y a diferentes datos demográficos, así como a un determinado número de keywords o palabras claves. Si vendemos ropa no nos interesa salir cuando la gente busque coches, y si vendemos lencería de mujer tal vez nos interese dirigirnos solo a mujeres. Además, podemos programar los anuncios y las campañas y por supuesto, medir los resultados. Queremos salir en los primeros puestos de las búsquedas relacionadas con nuestros productos, pero no es tan sencillo como una suma de A+B. En Google Ads intervienen muchos factores que actúan sobre nuestros anuncios, así que vamos a tratar de clarificar al máximo este arte que es crear y diseñar anuncios para Google. Cómo hacer anuncios en Google Ads Lo primero de todo, como con cualquier estrategia de marketing, es hacer un estudio de la competencia para saber a qué nos enfrentamos y en qué búsquedas queremos competir. Lo siguiente es pensar los objetivos a conseguir. ¿Nos interesan los leads? ¿Llevar tráfico a nuestra web? ¿Conseguir llamadas? Establecer los objetivos es clave para planificar después los anuncios tanto en su diseño como a nivel técnico en la plataforma de Google Ads. Con estas dos cosas claras llega el momento de meterte de lleno en la herramienta. Te advertimos que no es nada fácil. Google cambia día a día y si para trabajar con publicidad y marketing hace falta experiencia, en el caso de Google Ads más aún si no queremos que nuestro dinero caiga en un pozo negro y sin fondo. Este tipo de publicidad es muy efectiva si cuenta con un equipo de profesionales y expertos detrás.  La herramienta es compleja y no solo hay que encontrar el texto adecuado para mostrar, sino analizar las palabras claves (tanto las de búsqueda como las palabras clave negativas que no nos interesan), la segmentación, el número aproximado de búsquedas de keywords, el nivel de competencia… Y una vez lanzados los anuncios hay que seguir puliendo, quitando las keywords con los CTR más bajos por ejemplo, y analizando qué está funcionando y qué no. Siete claves para hacer Google Ads que funcionen Orden, orden y orden. Para que los anuncios funcionen tienes que ser tan organizado como Marie Kondo. El orden, tanto en las campañas como en la metodología, es imprescindible, sobre todo si vas a tener varios anuncios activos a la vez. Orden a la hora de planificar, orden a la hora de programar y orden a la hora de analizar. El orden nos hará ahorrar dinero y eso siempre es una buena noticia. Objetivos claros. Al tener tantas posibilidades, elegir la campaña y el formato de forma correcta es más que necesario. Por ejemplo, las campañas de búsqueda son buenas para generar ventas, clientes potenciales o tráfico web, y las campañas de video (que se muestran en los anuncios en YouTube y otros sitios web) están pensadas para aumentar el reconocimiento de la marca. Según tus objetivos, así serán tus anuncios. Piensa en tu target y dirígete a él. No hablas igual con un empleado del banco que con tu sobrino o con un amigo. El mensaje en los anuncios también tiene que adaptarse al oyente al que queremos dirigirnos. Tus anuncios no serán iguales si te diriges a la Generación Z que si te diriges, por ejemplo, a los boomers. Creatividad al máximo. No solo en las imágenes si es que tus anuncios las tiene, sino en los textos. Piensa en la cantidad de información que como usuario recibimos en un solo vistazo de una búsqueda en Google. Si en redes sociales es imprescindible un copy que enganche, aquí es lo que te separa de vivir o morir. Si quieres atrapar, el anuncio debe ser creativo e impactante. Cuidado con los tamaños de imágenes. Haces una campaña de display con una imagen preciosa pero que se corta junto con el brillante eslogan que habías escogido. Cada campaña y cada anuncio tiene unas especificaciones técnicas. Síguelas al dedillo, a Google no le gusta la improvisación. El destino es importante. Hay quien dice que lo importante no es el destino sino disfrutar del camino. Aquí no. Es tan importante el anuncio como el lugar donde aterrice. Imagina que haces una campaña de diez que consigue que las personas que lo ven hagan click. Pero cuando lo hacen la landing page a la que se dirige está mal maquetada, tiene unos colores que no combinarían ni en manos de Palomo Spain y tarda en cargarse tanto que hace que los usuarios pierdan la paciencia. El destino es importante porque es el lugar en el que queremos que el usuario se quede. El anuncio nos sirve para captar su atención pero si lo que ve después de hacer click no le interesa, le perderemos. Analiza para mejorar. La mejor forma de mejorar es analizar qué hacemos y cómo funciona. Es el camino para optimizar nuestras inversiones en publicidad y conseguir mejores resultados, por muy tedioso que parezca pasarse media mañana entre informes. Sin duda Google Ads es una oportunidad para captar a usuarios que están buscando de forma proactiva, y vital para “cazar” a aquellos que se encuentran ya en pleno viaje de compra.  Pero como ocurría cerca del muro en Juego de Tronos, “la noche es oscura y alberga horrores”. Google es profundo y complejo así que lo mejor es ir bien preparado a la lucha, con un equipo bien formado con el que anunciarse en el mayor buscador del mundo no sea una tortura, sino un camino de rosas. Foto principal: Gabriele Diwald 
Live fast, die young, como en una canción rock. El fast content es en esencia esa misma frase. Se crea breve para destruirse pronto, casi como si de una expresión de arte efímero se tratase.  Este tipo de contenido, considerado por los profesionales del marketing como una de las tendencias del social media ya en el año 2019, es un imprescindible a día de hoy en la estrategia de contenidos de una marca. Qué es el fast content en marketing digital Traducido literalmente del inglés fast contest es contenido rápido. Un contenido audiovisual breve, efímero. Puede tratarse de un vídeo, un gif, una imagen o una infografía. La brevedad se refiere al tiempo de visualización, que apenas dura un parpadeo, y en ocasiones también al tiempo que está en línea. Si hablamos por ejemplo de stories en Instagram estamos hablando de un contenido caduco porque solo se conserva durante 24 horas.  Aunque el concepto de este tipo de contenido en redes sociales se creó en el año 2011 cuando Snapchat nacía con el nombre de Picaboo, no fue hasta años más tarde cuando se popularizó de una forma masiva. El contenido perecedero enamoraba y consiguió que Snapchat creciera de los 46 millones de usuarios activos a principios de 2014 a los 186 millones de usuarios a finales de 2018. Pronto otras redes sociales se dieron cuenta de la eficacia de lo efímero y no dudaron en incluir secciones para que sus usuarios hicieran uso de ese fast content que creó Snapchat. De esta forma nacieron los Instagram Stories, los Facebook Stories e incluso los estados de Whatsapp. Esa fugacidad en los contenidos nació de un cambio en los hábitos de consumo de los usuarios y un contenido breve resultaba ideal para cubrir esa nueva forma de recibir información. Se carga antes, es más rápido de consumir y genera un mayor engagement que otros contenidos. Tipos de fast content Las instantáneas de Snapchat Las llamadas “instantáneas” de Snapchat son fotos y vídeos de tiempo limitado que los usuarios envían y reciben y que una vez pasadas 24 horas, desaparecen. Es el fast content primigenio. Instagram Stories, Facebook Stories y los estados de Whatsapp Las stories de Instagram son publicaciones que duran 24 horas a no ser que las fijes como destacadas en tu perfil de Instagram. Resultan ideales para interactuar y actualmente se utilizan más que las publicaciones del feed. Actualmente son la forma más sencilla de realizar fast content e incluirlo en la estrategia de contenidos de cualquier marca. Al igual que Instagram, Facebook y Whatsapp tienen integrada una funcionalidad con la que puedes publicar historias que desaparecen tras 24 horas, Facebook Stories y los llamados estados del Whatsapp. Bumper Ads Son los anuncios de una duración máxima de 6 segundos que aparecen antes de un vídeo de YouTube. Suelen ser microvideos y una opción más para incluir el fast content de una marca.  Emisiones en directo Puedes hacerlo desde Instagram, Facebook o YouTube y se trata de un contenido que se emite en directo y que solo está disponible en un determinado momento, aunque las redes sociales donde se hacen te permiten después conservarlo en forma de vídeo si lo deseas.  Son especialmente eficaces para interactuar con los seguidores y aportan un toque de frescura que juega con la idea de la espontaneidad, lo cual no quiere decir que no puedan prepararse de antemano. Imagínalo como un programa en directo de la televisión: escribe un pequeño guión, prepara el espacio que va a verse en el directo y trabájalo como cualquier publicación programada.  Claves para conseguir un fast content eficaz - Sé breve. Hay quien dice que lo bueno si breve dos veces bueno, y en el caso del fast content es imprescindible que sea así. Debe ser un contenido que se consuma rápido como indica su propio nombre. - Busca impactar. El objetivo del fast content es captar la atención del usuario desde el primer segundo. Apenas tienes 15 para captar la atención de tu audiencia, así que lo que publiques debe conseguir generar un impacto inmediato en la persona que lo recibe.  - Apuesta por lo sencillo. En cualquier contenido de redes sociales la sencillez siempre es necesaria para no saturar al usuario y que desvíe su atención de nosotros. Aunque deba ser un contenido que enganche recuerda siempre la premisa de menos es más. - No dejes de lado la creatividad. Que sea un contenido fugaz no significa que no deba ser un contenido trabajado. La creatividad es clave para enganchar a un usuario que recibe información nueva cada pocos segundos. Si haces lo mismo que el resto, pasarás desapercibido. - Dale un toque emocional. Una de las claves para captar la atención de un usuario es tocar sus emociones. Busca que tu contenido apele a la emoción. - Sintetiza. Un buen fast content debe ser capaz de contar una historia en el menor tiempo posible. Una imagen que diga mucho en apenas un vistazo, un relato que enganche en un par de segundos. Usa el storytelling a tu favor para que el usuario se quede y te recuerde pero siendo los más breve posible. - Enfócate en tu target. Antes de hacer nada plantea una estrategia de redes sociales para tu marca que incluya un estudio de la competencia, unos objetivos a cumplir y un análisis de tu audiencia. No trates de llegar al 100% de la población y focaliza tu atención en tu target objetivo.  Cómo integrarlo en tu estrategia de contenidos La respuesta a esta pregunta es sencilla: tratándolo como un contenido más. La mejor manera de integrar el fast content en tu estrategia en redes sociales es trabajar con él como haces con el resto de tus publicaciones, con planificación.  Es cierto que al tratarse de un contenido efímero puedes aprovecharlo para que esté más relacionado con la actualidad, ya que el tiempo para prepararlo suele ser menor. El fast content es ideal para trabajar con la instantaneidad del presente pero también para aprovechar todas tus herramientas e incluir contenidos planificados de antemano. El fast content puede cambiar la relación con tu audiencia, mejorar tus cifras de alcance y tu engagement. Pero es imprescindible, si buscas una máxima eficacia, contar con un equipo de expertos que acompañe tus pasos. Si tienes dudas escríbenos, estaremos encantados de recorrer el camino contigo.
Piscina y escaleras
Pinterest tiene 200 millones de usuarios activos al mes y en su plataforma se realizan más de 2 billones de búsquedas mensuales. Estos dos motivos son más que suficientes para que te plantees usarla como una herramienta más en tu estrategia de marketing digital. Esta red social se define a sí misma como una fuente de inspiración, el lugar donde la gente acude para probar algo nuevo. Y sus 300 millones de usuarios registrados también la convierten en una oportunidad para tu negocio, sobre todo si pensamos que es una red social con un público de todas las edades y géneros. Pinterest funciona como una red social cuyo contenido se basa en imágenes (llamadas pines) a través de las cuales es posible acceder al sitio web de dónde provienen. Estos pines, que pueden tener formato de imágenes, vídeos o gifs, se agrupan en tableros o marcadores y aparecerán en el timeline de cada usuario según sus preferencias. Para ello se utilizan palabras clave para facilitar que aparezcan en las búsquedas de los usuarios. Al igual que con cualquier otra estrategia en redes sociales es vital que antes de comenzar definas los objetivos a cumplir, estudies el trabajo que está haciendo tu competencia en ese medio y analices la audiencia a la que vas a dirigirte. Además necesitas un plan de contenidos al igual que con cualquier otra red social, y es imprescindible medir los resultados de las acciones que estás poniendo en marcha. Estudiar cómo funciona la herramienta y todas las posibilidades que te ofrece es indispensable, pero existen varios trucos que puedes poner en práctica para mejorar tu estrategia en Pinterest.   Cómo mejorar tu estrategia en Pinterest El perfil de tu marca es importante La descripción de tu empresa o negocio debe contener las palabras clave necesarias para posicionarse en Pinterest y encontrar en esos usuarios que lleguen a ti a futuros clientes. Enlaza tu web al perfil y verifica que todo está correcto, además de incluir una portada que vaya asociada a tu marca y al contenido que ofrecerás en el perfil.     Tips para conseguir pines más atractivos - Elige siempre una imagen llamativa porque será lo primero que vea el usuario. Esa imagen puede incluir tu logo de una forma sutil (evita la esquina superior derecha porque se tapará con los iconos propios de la herramienta) y debe cumplir con las medidas recomendadas. Pinterest aconseja usar imágenes de 2:3 o 1000 x 1500 píxeles en .png o .jpg, y vídeos de hasta 2 GB, cuadrados o verticales (de 2:3 ó 9:16), con una duración mínima de 4 segundos y máxima de 15 minutos y en formato .mp4, .mov .m4v. o .gif. - No huyas de las infografías y las imágenes con texto. En este caso, al contrario de lo que ocurre con otras redes sociales, este tipo de imágenes sí funciona. El usuario recibe mucha información en un único vistazo y es una buena forma de llamar su atención. - Utiliza contenido de valor. Al tratarse de una red social inspiracional si tu contenido aporta es más probable que el usuario guarde el pin, lo comparta o incluso llegue a tu página web. Por ejemplo, si tu empresa es una agencia de viajes y el pin explica cómo hacer la maleta para que ocupe el espacio mínimo, estás ofreciendo un contenido de valor que sirve a los usuarios. Es una forma de “atraparlos” con un contenido que les interesa. - Cuida la web de destino. Al vincular los pines a tu página web es importante elegir un destino que sea una progresión natural de esa imagen o vídeo. Por ejemplo, si el pin es una imagen de un apetecible bocadillo con aguacate y salmón lo más lógico sería que te llevara hasta la receta, por ejemplo, que puede estar en el blog de tu página web. - Completa los detalles de cada pin. Es importante no solo que la imagen sea atractiva sino que el texto que la acompaña le aporte contexto y sentido y aumente el interés. Incluir un título y descripción optimizados con las palabras clave más relevantes es esencial. La elección de las keywords afectará a dónde se muestra tu contenido en Pinterest y quién lo ve, así que trabaja el Seo. También puedes incluir algunos hashtags relevantes al final de la descripción, pero sin pasarte. Un exceso de hashtags no es bueno en ninguna red social.     La importancia de cuidar tus tableros No solo de pines vive Pinterest. Los tableros deben ser parte fundamental de nuestra estrategia y es una de las mejores maneras de conseguir una audiencia que te siga. Según Pinterest los tableros son los lugares en donde se guardan tus Pines, como pequeños cajones del gran armario que es tu perfil. Así clasificas tu contenido, lo coleccionas y facilitas su búsqueda.  Cada perfil tiene sus propios tableros (que los usuarios pueden seguir) y dentro de cada tablero puedes crear subtableros que faciliten la organización. Los tableros son la forma de conseguir un perfil creativo y llamativo, como por ejemplo el que tiene Pantone con pines de diferentes colores. No tengas miedo de cambiar un tablero si no funciona. Mueve, prueba y analiza qué es lo que mejor le va a tu marca, pero siempre en consonancia con tu identidad corporativa. Puedes usar tableros colaborativos para fomentar la participación de tus seguidores y combinarlos con tableros que generes con tu propio contenido y con contenido externo de otros usuarios.  Es importante que los tableros tengan contenido actualizado así que no está de más “limpiar” contenido antiguo e ir renovándolo por uno más nuevo y actual.      No te centres solo en ti: trabaja la red social de forma proactiva Como cualquier red social la interacción con los usuarios y la actividad que realizas dentro de Pinterest tiene recompensa. Repinea, comparte, enriquece la red social y crea una comunidad que comparta tu contenido. Si eres proactivo con Pinterest, tus seguidores serán los mejores megáfonos para tu marca que puedas imaginar.    Añade botones y widgets de Pinterest a tu sitio web Trabajar las redes sociales desde tu página web es también importante. Los que solo te conozcan a través de Pinterest pueden descubrir otras de tus redes sociales y los que lo hagan a través de la página web pueden ser posibles seguidores de Pinterest.  Instalar botones que lleven a la red social e incluso widgets que muestren tableros en tu página web si se adapta bien al diseño de la misma, es una manera ideal de invitar a los visitantes a que te sigan redes sociales.   Utiliza Pinterest Ads para ampliar el alcance Cabe destacar que Pinterest, al igual que el resto de redes sociales, ofrece una serie de productos publicitarios que puedes usar para tu empresa, así como un servicio de atención a empresas muy personalizado. Los anuncios pueden mostrarse en el feed de inicio, en los feeds de categorías y los resultados de búsqueda relevantes del público elegido. Para poder hacer anuncios en Pinterest es necesario que tengas una cuenta de empresa y que sigas los estándares publicitarios de Pinterest.  La red social tiene su propio Business Manager y su propio Pinterest Analytics que te permite medir el impacto de las acciones, así como diferentes formatos de anuncios que van desde una imagen estándar hasta pines de apps promocionados. Además el propio blog de Pinterest ofrece casos de éxito de diferentes compañías que pueden servirte de inspiración para tus acciones.    Errores a evitar en tu estrategia de Pinterest Es tan importante saber qué hacer como qué no hacer en tu estrategia de marketing en Pinterest. Más allá de los errores comunes a cualquier estrategia de redes sociales, como son no medir los resultados de tus acciones o utilizar los hashtag de forma incorrecta, existen algunos errores a evitar en Pinterest. - Usarlo como si fuera un catálogo de productos. Si el objetivo que persiguen los usuarios de esta red social es inspirarse, enseñarles nuestros productos sin aportarles nada más no es la forma en la que conseguiremos que se interesen. - No usar títulos ni descripciones. Cada uno de los pines debe tratarse con el mismo mimo que un post en Instagram, por ejemplo. Nunca subirías una foto sin un texto al feed de tu cuenta de Instagram así que no hagas lo mismo en Pinterest. - No interactuar con los usuarios. Es importante contestar las preguntas de tus usuarios, estar pendiente de los avisos de Pinterest y tratar de formar una comunidad. - Usar solo un tipo de pines. Pinterest tiene varios tipos de contenido disponible para ser usado. Combinar vídeos con imágenes siempre es una buena idea. Además ahora ha presentado un nuevo tipo de contenido llamado carrusel o collage, que combina varias fotografías. - Colocar los tableros en tu perfil de forma aleatoria. La forma es tan importante como el fondo, y el orden debe siempre tener un sentido. El tablero que más te interese promocionar será el situado en la primera línea de fuego, para que sea lo primero que se ve al entrar. Una red social que a medio y largo plazo y con trabajo da unos resultados impresionantes. Conseguirá llevar tráfico a tu web, lo que te acercará más a una futura venta y una vez que comiences a usarla, se convertirá en un imprescindible dentro de tu estrategia de social media.   
Escalera
Escuchar lo que se habla sobre tu marca en el Internet es un paso fundamental en cualquier estrategia de social media. Si quieres conocer a tu público y sacar el máximo provecho de las redes sociales debes empezar a monitorizarlas. El marketing online se basa en acciones y reacciones. Escuchar al público y responder a sus necesidades es la clave del éxito. Con la monitorización adecuada y bien planificada podrás obtener datos que te ayudarán a crear contenido relevante, vigilar las tendencias en la industria, analizar si las acciones que llevas a cabo funcionan y, finalmente, mejorar la estrategia. Sin embargo, encontrar información que te interesa en el universo de las redes sociales puede ser un gran desafío. A continuación te presentamos los pasos que debes seguir para no perderte en el proceso. 1: Establecer los objetivos. Antes de empezar a monitorizar las redes tienes que preguntarte qué es lo que realmente necesitas saber. Define objetivos concretos: qué datos quieres encontrar, qué plataformas quieres estudiar, por qué te interesan y qué valor tendrán para tu negocio.  Puedes enfocarte en analizar las conversaciones sobre tu marca o las opiniones que aparecen online, observar las acciones de la competencia, identificar las nuevas tendencias en la industria, analizar el rendimiento de campañas o detectar una crisis potencial. No vas a medir todo de la misma manera, tienes que establecer una estrategia de búsqueda personalizada para cada objetivo. Para encontrar datos acerca de tu negocio puedes orientar la monitorización en búsquedas por el nombre de la marca, sus posibles variaciones y errores, o con hashtags y eslóganes de las campañas. Para observar la competencia e identificar tendencias debes enfocarte en las palabras clave o hashtags frecuentemente usados en la industria. La clave es ir probando y mejorando, ya que no existe una fórmula universal. 2: Elegir las herramientas Cuando ya tienes claro qué datos quieres encontrar, llega el momento de elegir cómo medirlos. Elige una herramienta de monitorización para facilitar la tarea. En el mercado existe una gran variedad de programas, desde los gratuitos y sencillos hasta los más complejos y costosos. Establece cuánto estás dispuesto a gastar, analiza las opciones disponibles y elige la que mejor encaja con el presupuesto y que pueda cubrir tus necesidades.  Si no sabes por dónde empezar, te presentamos tres herramientas que se pueden ajustar a diferentes presupuestos y objetivos: Brandwatch: es una herramienta de coste bastante elevado y una de las opciones más complejas en el mercado. Brandwatch ofrece productos no sólo para monitorizar millones de conversaciones en toda la web. Con HelioSight, su programa de análisis rápida de las redes sociales, podrás obtener personalizados insights en tiempo real sobre tu sector, marca, campañas, competencia, etc. Todos los datos se pueden exportar como informes visuales. Hootsuite: una de las herramientas de monitorización de redes sociales más populares. Permite supervisar las conversaciones acerca de una marca fácilmente y de manera organizada: se pueden crear columnas personalizadas que monitorizan los datos elegidos, filtrarlos por palabras clave o ubicaciones geográficas. Si trabajas con un equipo, Hootsuite ofrece también un sistema de aprobación de respuestas y asignación de tareas a diferentes miembros. Alto Data Analytics: esta herramienta de pago de análisis de big data en tiempo real cuenta con un factor humano. Pone al servicio del cliente un equipo de analistas de datos y lingüistas que estudian manualmente las conversaciones que aparecen en diferentes redes sociales en torno a una marca. Su objetivo es reducir la brecha entre los usuarios y la información que buscan, por eso facilitan la comprensión de cada dato ofreciendo insights personalizados por los expertos. 3: Busca los insights. Los datos encontrados en las redes no tendrán relevancia si no los interpretas en el contexto de tu negocio. Debes analizarlos detalladamente y buscar qué oportunidades para el futuro te ofrecen. Para empezar puedes centrarte en algunos de estos resultados: Feedbacks y opiniones: los usuarios son la mejor fuente de información acerca de cualquier negocio y los productos y servicios que ofreces. Con la monitorización puedes ver si hablan bien o mal de tu marca, ya que los insights forman parte de conversaciones reales de los clientes. Estar al tanto de la reputación que tienes te ayuda a encontrar los elementos que debes mejorar. Preguntas: presta atención a las preguntas recurrentes que recibes sobre temas específicos relacionados con tu negocio o con la industria. Únete a la conversación, reacciona en tiempo real e interactúa con el público para construir confianza. Aprovecha las oportunidades para inspirarte y crear contenido de valor que aclare las dudas.  Puntos de dolor: las conversaciones que se generan en el Internet no están bajo tu control pero tienen mucha importancia para la reputación online. Gracias a la monitorización puedes identificar los momentos de crisis antes de que estallen. Si percibes que muchos clientes tienen problemas similares o quejas sobre el mismo tema, puedes resolver el asunto antes de que sea demasiado tarde.  Tendencias: monitorizar los temas populares te da oportunidad para crear acciones de marketing en tiempo real antes de que se aproveche tu competencia. Estar al tanto de las tendencias del mercado puede servirte de inspiración y ayudarte a ofrecer contenido útil y relevante para la audiencia. Influencers y brand advocates: escucha las conversaciones para encontrar las voces más importantes y saber a quién contactar para llevar a cabo diferentes acciones de marketing. Con la monitorización puedes descubrir a los defensores de marca que te apoyan a través del boca a boca y a los influencers que encajan con tu negocio.  Como ves, hay múltiples herramientas y diferentes enfoques que se pueden aplicar a la hora de crear una estrategia de monitorización de las redes sociales. Tener claros los objetivos, las métricas y las herramientas es la base, pero no debes olvidarte de dedicarle tiempo a optimizar el plan y analizar los datos. Sólo con un buen análisis podrás saber qué hacer, qué no hacer y cómo mejorar para sacar el máximo partido al marketing online. Fotografía principal: Max Ostrozhinskiy
Si quieres publicar stories de Instagram que sean únicas y que transmitan el estilo de tu marca, la mejor manera de hacerlo es diseñar unas plantillas. Con ellas podrás crear contenido homogéneo que respete la identidad corporativa y que tenga una línea gráfica contínua. Según los datos de Instagram, más de 500 millones de cuentas utilizan Instagram stories a diario, y eso significa que tú también deberías usarlas. A continuación te explicamos por qué son tan importantes y cómo puedes sacar el máximo partido de ellas creando tus propias plantillas.   La importancia de los Instagram Stories En tan solo 3 años las stories han revolucionado la manera en la que las marcas piensan sobre el contenido que publican. Instagram ya no es sólo visual, ahora se trata de proporcionar algún valor a tu audiencia. El contenido con mejor rendimiento es el que ofrece algo que no se puede obtener en ningún otro lugar. Los perfiles de redes sociales funcionan como una extensión de la identidad de tu marca y por lo tanto deberían ser originales, bien pensadas y diseñadas. Las stories permiten ofrecer al público una visión más auténtica y humanizada de una empresa. Ahora gracias a las nuevas opciones interactivas ayudan también a reforzar su lealtad y fomentar el engagement. Según Instagram, el 60 % de las empresas que utilizan Instagram Stories añaden cada mes algún elemento interactivo en sus historias (los hashtags, las menciones o los stickers de quiz y encuesta). Eso te permite interactuar directamente con la audiencia, darle voz y recibir feedback.    Por qué debes crear una plantilla de Instagram stories Un buen diseño de las plantillas de Instagram stories es fundamental para crear y mantener la imagen de tu marca online. Es muy importante que tu contenido tenga coherencia visual para transmitir un sentido de profesionalismo. Con unas plantillas te aseguras que las imágenes y los vídeos compartidos en los stories tengan el mismo estilo que el resto de tu feed. Además, usando las plantillas a largo plazo vas a ahorrar tiempo. Simplemente reutiliza los mismos diseños añadiendo contenido nuevo y deja de preocuparte por otras cosas que no sean una imagen potente y un texto llamativo para crear una publicación profesional.  Diseñando tus propias plantillas añades un toque creativo a tus stories. Eso te ayuda a diferenciarse de los competidores en la infinita cantidad del contenido temporal. Haz tus publicaciones únicas y reconocibles para que nadie pueda confundirlas con las de otras marcas o personas. Si las stories están bien elaboradas y diseñadas con ideas originales, eso directamente da buena imagen sobre tus productos o servicios y ayuda a crear reconocimiento de marca.  Ya hemos mencionado la importancia de ofrecer a la audiencia publicaciones de valor. Aprovecha las stories para destacar contenido no visual, entretener, aumentar el engagement y dirigir el tráfico a tu página web. Si cuentas con más de 10k de seguidores puedes hacerlo directamente desde los stories gracias a enlaces directos, una opción inaccesible desde las fotos publicadas en el feed.    Cómo diseñar tus propias plantillas Hoy en día para crear plantillas de calidad no hace falta un nivel alto de conocimiento de programas gráficos profesionales. Con los programas gratuitos puedes crear unas stories de calidad desde tu ordenador o móvil en tan solo unos minutos.    Adobe Spark Adobe ha lanzado una herramienta gratuita, Adobe Spark, que permite diseñar publicaciones para sitios web y redes sociales de manera rápida y sencilla, para que todo tipo de usuarios pueda crear contenido visual de día a día. Cuenta tanto con la experiencia web como con una app gratuita, para usarlas hace falta simplemente crear una cuenta de Adobe Creative Cloud.  Tienen disponibles varias plantillas gratuitas para todos los tipos de redes sociales, entre ellas las historias de Instagram. Aparte de los diseños disponibles, Adobe Spark permite crear una plantilla de stories, o de cualquier otro formato, desde cero, cambiando composiciones, colores, tipografías y elementos gráficos. Una de las funciones más destacables es la de cambiar tamaño: el programa adapta la publicación creada a cualquier tamaño predestinado de otras redes sociales, como Facebook, Twitter, Pinterest o YouTube. En este vídeo puedes ver las posibilidades que ofrece Adobe Spark:    Canva Canva es una herramienta online y gratuita de composición de imágenes, cada vez más potente. Permite diseñar de manera sencilla e intuitiva imágenes de redes sociales, presentaciones, carteles o folletos, entre otros. También cuenta tanto con una web online como con una app móvil gratuita. En la sección de social media puedes encontrar la opción de crear historias para Instagram, desde cero o usando las plantillas predeterminadas. La oferta de diseños gratuitos es mucho más amplia y variada que en el caso de Adobe Spark. Tiene una selección de filtros para cualquier imagen, muchas fuentes, iconos, elementos y composiciones. Inspírate con uno de los diseños predeterminados, adaptalo para el estilo visual de tu marca o crea algo propio. Si quieres descubrir las opciones que ofrece Canva, échale un ojo a este vídeo:   Buenas prácticas de diseño de las stories Si quieres que las plantillas de tu marca sean bien diseñadas para promocionar el contenido, no te olvides de estos aspectos a la hora de crearlas: Antes de empezar a diseñar cualquier cosa piensa en el objetivo que tienes y en el tipo del contenido que quieres promocionar en las stories. Planifica diferentes plantillas de vídeos, blogs o fotos. Así tendrás preparada una variedad para cualquier tipo de publicación.  Aunque las plantillas gratuitas disponibles en los programas mencionados y otras apps pueden ser atrayentes, no pierdas el estilo visual de tu marca. Sigue los colores corporativos y las tipografías para mantener la coherencia. Incluye el nombre, o cualquier gráfico de marca, como logo, logotipo secundarios o  marca de agua, de manera no intrusiva para firmar cualquier publicación. Si usas la función de deslizar arriba para redirigir el tráfico a tu web, tenlo en cuenta a la hora de preparar el diseño. Usa diferentes opciones y diseños para destacar esa opción, llamar la atención y hacer el Call to Action muy visible. Ten cuidado para que el nombre de tu perfil que aparece arriba a la izquierda no cubra ningún elemento importante del diseño. O al revés, que ningún elemento del diseño cubra el logo de tu marca.    Fotografía principal: Austin Neill
Google Ads vs Facebook Ads
Enfrentar a Google Ads contra Facebook Ads para un especialista en marketing online es como preguntarle a un niño a quién quiere más, si a papá o a mamá. Los dos gigantes de la publicidad online se posicionan como competidores en un mercado en constante crecimiento. Si todavía no sabes cuál puede funcionar mejor para tu marca, a continuación te aclaramos las dudas.   1. Objetivo principal   Facebook Ads Google Ads Hacer branding, dar visibilidad, mejorar el posicionamiento y el reconocimiento de la marca. Atraer a clientes que ya están en el proceso de investigación de compra y tienen interés determinado, generar leads y aumentar las ventas.   Una de las mayores diferencias entre las dos plataformas es el objetivo principal de los anuncios. Las campañas de Facebook sirven sobre todo para dar visibilidad a las marcas, mejorar el posicionamiento y el reconocimiento, mientras el enfoque de Google Ads es atraer a los clientes potenciales que ya hayan hecho una investigación previa y que tengan interés de compra. Aunque las dos plataformas ofrecen múltiples tipos de anuncios y objetivos, a la hora de escoger tienes que acordarte que cada una de ellas tiene sus puntos fuertes y puede adaptarse mejor a tu estrategia. Te toca analizar tu negocio.   2. Características, funcionamiento y segmentación   Facebook Ads Google Ads La red social más grande del mundo, incluye anuncios en Facebook, Messenger e Instagram. Segmentación específica por ubicación, datos demográficos, idioma, intereses, educación, estado civil, trabajo, conexiones e intereses de todo tipo. La red de display más grande del mundo, incluye todos los sitios pertenecientes a Google y millones de otras páginas web. Segmentación por palabras clave en resultados de búsqueda, localización geográfica, datos demográficos e intereses a base de la historia de búsquedas del usuario.   Al ser la red social más grande del mundo con más de 2.3 billones de usuarios activos, Facebook cuenta con una plataforma publicitaria muy potente y es el pionero de los anuncios de pago de social media. Incluye anuncios en Facebook, Messenger e Instagram y ofrece potencialmente acceso a cada usuario de esas redes. La segmentación de audiencia de Facebook es muy específica, lo que te permite mostrar los anuncios a un público más ajustado a los valores de tu marca. La gente comparte todos los detalles de sus vidas en Facebook y consume contenido en función de sus intereses. Aparte de los datos demográficos básicos y la ubicación geográfica, puedes conocer su estado civil, puesto de trabajo y conexiones de todo tipo. Con tal cantidad de información podrás segmentar al máximo tus anuncios optimizando la inversión. Google tiene la red de display más grande del mundo, formada por todas sus herramientas, como YouTube o Gmail, y por más de dos millones de otras páginas web asociadas. Al ser el motor de búsqueda más popular del mundo, ofrece acceso a una audiencia que busca activamente productos o servicios. La base de la segmentación de Google Ads son las palabras clave. Para poder acercarse al consumidor que está más cerca de la decisión de compra, Google concuerda los términos buscados por los usuarios con las keywords de una campaña y muestra solo aquellos anuncios que coincidan. En su Red de Display, que abarca la mayoría de los espacios publicitarios en Internet, Google permite la segmentación por localización geográfica, datos demográficos e intereses que se conocen mediante la historia de búsquedas de un usuario.   3. Intenciones de los usuarios​   Facebook Ads Google Ads Usuarios no están buscando información, no tienen intención inmediata de compra. Están al inicio de su viaje de compra. Usuarios están buscando de forma proactiva una información o resultado. Están en un punto avanzado de su viaje de compra.   La mentalidad del usuario es la razón por la que la comunicación entre el anunciante y la audiencia debe ser diferente en estas dos plataformas. Tenlo en cuenta a la hora de preparar los anuncios. Los usuarios de Facebook no están buscando información ni tienen intención inmediata de compra. Navegan por la app para entretenerse, ver fotos, vídeos, comentar algo y hablar con sus amigos. Cuando estás preparando una campaña, debes crear segmentos de audiencia con los intereses y rasgos que coincidan con los valores de tu marca. Tus clientes potenciales están al inicio de su viaje de compra, por lo que tu objetivo principal es llamar su atención y crear la conciencia de la necesidad. Uno de los principales beneficios de invertir en Google Ads es que las personas que buscan un producto o servicio en Google ya están en un punto avanzado de su viaje de compra. Investigan activamente para encontrar una respuesta o solución y de ti depende satisfacer esta necesidad de información. Así llegas directamente a gente que ha mostrado su interés en tu marca o industria y captas clientes potenciales, todo gracias a las palabras clave. Cuanto más relevante sea tu anuncio, mejor será la experiencia del cliente. Tu objetivo es ofrecer una solución para un problema que tiene el usuario.   4. Presupuesto y modelos de pago   Facebook Ads Google Ads Presupuesto más bajo, PPC Presupuesto elevado, PPC   Ambas plataformas usan el sistema de pago por clic. Los costes por clic (CPC) pueden variar dependiendo de la industria en la que estés presente, pero los anuncios de Google Ads suelen tener un coste mayor. ¡Ojo! Aunque Google Ads en general tenga el porcentaje de clics más alto que Facebook, acuérdate de que el CTR no siempre significa conversiones y éxitos de una campaña. Facebook te permite elegir el importe y uno de los dos tipos de pujas: con CPM pagarás un precio por mil visualizaciones de tu anuncio, con CPC solamente por los clics que la gente haga en tu publicación. En Google Ads puedes elegir la forma de pujar tus anuncios dependiendo del aspecto que te resulte más importante: la puja de CPC para priorizar los clics, de CPA (coste por adquisición) para las conversiones, de CPV (coste por visualización) para las visualizaciones de un vídeo o de CPM para las impresiones en la Red de Búsqueda.   5. Ubicaciones de los anuncios   Facebook Ads Google Ads En Facebook: sección de noticias, artículos instantáneos, vídeo in-stream, columna derecha, marketplace e historias. En Messenger: la bandeja de entrada y las historias. En Instagram: el feed y las historias. En la Red de Búsqueda: en los resultados de búsqueda y entre los productos de Shopping. En la Red de Display: displays en páginas web que ofrecen sus espacios publicitarios, anuncios en videos y apps.   En Facebook Ads puedes gestionar las ubicaciones en las que quieres mostrar los anuncios por tipos de dispositivo y de plataforma. Instagram te permite elegir entre el feed principal y las stories. En Facebook, puedes subir tu campaña a la sección de noticias o elegir entre artículos instantáneos, vídeos in-stream, columna derecha, marketplace e historias, mientras Messenger te deja ubicarlas en la bandeja de entrada y en las historias. Si quieres saber más sobre la estructura de las campañas y los formatos de los anuncios en Facebook lee nuestra guía de Facebook Ads. Las ubicaciones de anuncios de Google Ads se dividen en dos tipos: los que aparecen en la Red de Búsqueda y los que se muestran en los sitios web de la Red de Display. Junto a los resultados de búsqueda se presentan los anuncios de texto, de solo llamada y de productos de Shopping, mientras los espacios publicitarios de la Red de Display sirven para los anuncios reactivos (que automáticamente ajustan su tamaño y formato para adaptarse a los sitios disponibles), las promociones de aplicaciones y las creatividades con imágenes y vídeos.   6. Formatos   Facebook Ads Google Ads En Facebook: anuncios con imágen, con video, también en versión vertical de las stories. Anuncios de presentación, carruseles, colecciones, canvas. En Instagram: anuncios en stories, con fotos, con vídeos, carruseles, colecciones. En Messenger: anuncios con foto en bandeja de entrada, con fotos y vídeos en formato vertical de las historias. En la Red de Búsqueda: anuncios de solo texto, solo de llamada, de Shopping de producto y de muestra de productos en Shopping. En la Red de Display: anuncios reactivos, soportes de imagen, promociones de aplicaciones.   Los formatos de Facebook Ads son muy visuales e interactivos, cualquier anuncio debe tener por lo menos una imagen. Los más populares son los anuncios de una imagen acompañada por texto, carruseles de imágenes y vídeos. Además, Facebook te permite crear dos formatos exclusivos para los móviles que sirven para aumentar las ventas y crear una experiencia de micro-web visualmente atractiva: Canvas y Colección. Instagram ofrece formatos muy parecidos: el clásico de foto con texto, un vídeo, una carrusel de imágenes o las Stories de fotos y vídeos que se muestran durante cinco segundos de forma predeterminada. Si cuentas con una colección en Facebook, puedes usar este formato también en Instagram. Messenger te permite subir los anuncios con foto en la bandeja de entrada, o los en formato vertical de las historias. Las historias de Messenger son las mismas que las aparecen en Facebook y se muestran a la misma audiencia. Los formatos de anuncios de Google Ads difieren dependiendo de su ubicación. El más popular en la Red de Búsqueda es el anuncio de solo texto que aparece con la etiqueta "Anuncio" o "Anuncios", se muestra encima o debajo de los resultados y consiste de un título, una URL y una descripción de 90 caracteres. Si tienes una tienda, puedes utilizar los anuncios de Shopping para promocionar los productos y aumentar las ventas. Este formato muestra a los usuarios una foto del producto, un título, el precio y el nombre de la tienda en Google Shopping y en los resultados de búsqueda. Si quieres dirigir llamadas a tu empresa, Google te ofrece un formato disponible sólo para móviles en el que el clic en el anuncio inicia una llamada. Los banners de la Red de Display tienen formatos más creativos. Se ajustan de manera automática para adaptarse a los espacios publicitarios disponibles en los sitios web asociados a la red publicitaria de Google e integrarse mejor con el contenido de la página en la que se muestran. Gracias al contenido gráfico, imágenes y vídeos o incluso elementos interactivos, el anuncio es más atractivo y llamativo. Aparecen en unas u otras webs dependiendo de la orientación que elijas: puedes orientar tu campaña por público (es decir, mostrarla a un grupo de usuarios específico) o contextualmente (presentar los anuncios en los sitios web específicos y elegir temas concretos o contextos de contenido).   Conclusiones Como ves, tanto Facebook como Google son plataformas muy potentes y no necesariamente tienen que ser rivales. No hay una sola respuesta cuál es mejor, ya que las opciones son múltiples y pueden funcionar mejor o peor para cada tipo de negocio. Ahora que conoces las diferencias llega tu turno para evaluar conscientemente los objetivos que tienes y tu audiencia objetiva. Puedes optar solo por una de esas plataformas o combinarlas en tu estrategia. Acuérdate que el uso de Facebook no descarta a Google y viceversa. Al contrario, una mezcla de las dos puede abrirte un nuevo mundo de posibilidades.   Fotografía principal: Jamie Davies