marketing

Skaters in the road
Agile es un conjunto de metodologías y procesos para el desarrollo de proyectos. Se basa en la flexibilidad y rapidez para adaptarse a los cambios y las condiciones del proyecto, utilizando estos cambios como ventaja. Los proyectos son divididos en pequeñas fases que tienen que finalizarse y entregarse en cortos espacios de tiempo, unido a una continua reevaluación y adaptación de los planes. Surge como una revolución en los años 90 frente a los modelos tradicionales de gestión de  proyectos. El sector informático creó este modelo con el objetivo de mejorar los procesos de desarrollo de software. Los buenos resultados, desde su inicio, han hecho que Agile se haya ido adoptando por otros sectores.   Su nombre se debe precisamente, a lo que buscaban estos revolucionarios: la máxima agilidad y eficiencia posible en los caminos de gestión, que parecían atascados en largos procesos que no les permitían avanzar con paso firme o reaccionar ante posibles cambios. Las fases cortas de trabajo van unidas a entregas parciales, por lo que las acumulaciones de trabajo y las horas extra a finales de mes...no se llevan bien con la metodología Agile. Este modo de trabajar ha sido adoptado tanto por “startups” como por grandes empresas. Como explica el dicho atribuido al emperador romano Julio César, “Divide et impera”, divide y vencerás. Manifiesto Agile En este manifiesto creado por un grupo de trabajo liderado por Kent Beck en 2001 se resumen los principios sobre los que se basan todas las metodologías Agile. La mayor prioridad es satisfacer al cliente a través de entregas tempranas y continuas de productos que satisfagan una necesidad. Los requisitos son cambiantes, y deben ser aprovechados para ofrecer una ventaja competitiva al cliente. Se realizarán entregas frecuentes, semanalmente, ya que la división del trabajo permite ejecutarlo de esta manera. Es necesario el trabajo conjunto diario entre la empresa cliente y los desarrolladores, con el objetivo de ir midiendo los progresos. Los proyectos se desarrollan en torno a individuos motivados. La metodología se basa en equipos multifuncionales y auto-organizados, lo que debe permitir acabar con el trabajo de despachos, en referencia a las órdenes desde arriba sin estar en contacto directo con el proyecto. La comunicación más efectiva entre los miembros de un equipo es cara a cara. Son muy importantes las reuniones periódicas con los colaboradores y los clientes. El producto acabado es el único proyecto que vale. Pero ello no quita que haya que utilizar un lenguaje sencillo para informar al cliente de las evoluciones durante el proceso. Agile necesita del desarrollo sostenible. No se trata de trabajar, sino de alcanzar el producto. Es adecuado mantener un ritmo constante a lo largo de los procesos, más que trabajar horas de más. La excelencia técnica y el diseño facilitan el trabajo ágil. Es importante que aunque no lo tengamos decidido desde el primer momento, exista una calidad patente en el diseño. La simplicidad es esencial. No son necesarios instrumentos sofisticados para gestionar el producto, más vale hacerlo de manera sencilla; lo que facilitará igualmente la comunicación con el cliente. La autogestión es muy importante. Por norma general los equipos trabajan mejor y más motivados cuando se sienten responsables de su proyecto. Las circunstancias cambiantes y el trabajo a intervalos regulares, permite que los equipos se adapten y reflexionen sobre cómo ser más productivos o efectivos. Las metodologías Agile más importantes son Scrum, Kanban, Crystal Clear y Extreme Programming, entre otras. Scrum es probablemente la que más éxito está teniendo. ¿Por qué? Porque es la que mejor se adapta a otros sectores distintos al desarrollo de software. Scrum es una metodología Agile utilizada para reducir los riesgos en la realización de un proyecto. Se basa en el seguimiento diario de los avances, lo que permite una mejora de la comunicación en el equipo y con el cliente. Para ello, en Scrum se trabaja mediante Sprints, que vienen a ser una especie de fases que deben cumplirse en un plazo determinado. Cada Sprint dura un periodo entre una y cuatro semanas y contendrá uno o varios entregables bien definidos, por ejemplo, en un desarrollo de Branding podríamos tener varios sprints (plataforma de marca, naming, identidad visual, manual de marca, piezas y AAFF). Todas las tareas de cada Sprint se definen en el Backlog o Product Backlog, que es una especie de repositorio central donde están cada una de las tareas del proyecto, de principio a fin. Cuando se trabaja con Scrum también se emplean unos roles particulares como por ejemplo: Product Owner: es el representante del negocio e interlocutor del feedback con el cliente. En cada Sprint debe marcar el objetivo acordado para que el producto vaya incrementando su valor. Scrum master: básicamente gestiona los procesos y trata de eliminar los impedimentos que surgen para la entrega del producto. Es el responsable de que Scrum avance. Equipo de desarrollo: profesionales auto-organizados, que trabajan siguiendo cada uno su rol y capaces de generar un incremento del valor sin depender de ayudas externas. Stakeholders: son las personas que tienen las necesidades y deseos comerciales, es decir las que finalmente proponen los requisitos que deben cumplirse. Agile para agencias de marketing El sector del marketing ha sido tradicionalmente considerado como caótico, debido quizás a que la metodología existente es reducida o porque no decirlo, mala. Ello ha generado retrasos en las entregas y problemas entre clientes y agencias. Para reducir estos problemas, se han buscado soluciones como la aplicación de la metodología Agile al mundo del marketing digital, aunque sea algo reciente. Si que es cierto, que el mundo del diseño lleva más tiempo aplicando estas metodologías para el desarrollo de UX/UI o experiencia del usuario. Al ser un apartado muy cercano, creo que el diseño ha sido la puerta de entrada para que la metodología Agile se haya extendido hacia el marketing digital. Existen una serie de procesos de Agile que adoptados por las agencias de marketing, aumentan la productividad, así como el compromiso de los profesionales implicados en el proyecto. La aplicación de esta metodología tiene ventajas reales en la creación del plan de marketing anual, en la elaboración de un social media plan o en la ejecución de tareas y proyectos con entrega marcada en el tiempo. ¿Por qué? Porque por ejemplo, si el cliente solicita algún tipo de cambio, el equipo estará preparado para realizarlo durante la marcha, no sobre proyecto terminado. La planificación de los Sprints, ofrece la continua posibilidad de adaptación y mejora a las adversidades del proyecto. Las reuniones diarias, de 15 minutos, ayudan a que el equipo se sincronice y cree un plan dia a dia, evaluando el progreso hacia la meta del Sprint. Si además hacemos una reunión semanal como retrospectiva, se reducirán los posibles errores en el desarrollo y harán  que el equipo funcione como un engranaje perfecto. La utilización de aplicaciones digitales como Asana o Trello, para la gestión de proyectos y procesos es indispensable para un funcionamiento ágil de la agencia. Estas aplicaciones, facilitan que cada miembro del equipo pueda gestionar sus tareas diarias, a su vez, dentro de tableros generales divididos por clientes o por proyectos generales. La aplicación de Agile en agencias de marketing tiene tres grandes ventajas: Mayor satisfacción del cliente: interviene y recibe entregas rápidas y continuas. Reducción de costes: se evitan repeticiones y se pisa sobre seguro. Equipo más feliz y productivo. Cada vez más agencias de marketing utilizan metodologías Agile, puesto que está comprobado que aumentan la productividad y ofrecen resultados contrastados en la captación de leads de valor. Por lo tanto, si todavía no utilizas ninguna de ellas, ¿a qué esperas?   Imagen por Alternate Skate
Cómo incluir Snapchat en tu estrategia digital
Desde hace algún tiempo habrás oido hablar de una nueva red social llamada Snapchat que ha cambiado las reglas de la comunicación que existían hasta el momento. Desde su creación en el año 2011 su popularidad ha ido en aumento, y a día de hoy podemos decir que se ha convertido en un rival digno de otros grandes como Twitter o Instagram. Lo interesante de esta red social es la ventana de oportunidades que ha abierto para el marketing digital de las empresas. Una vez leas este artículo vas a cambiar tu visión sobre Snapchat, por fin vas a desterrar esa imagen de red social enfocada a los más jóvenes y vas a verla como una herramienta de comunicación fundamental para tu empresa.   ¿Qué es Snapchat y cómo funciona? Antes de abordar el grueso de este artículo, cómo incluir Snapchat en tu estrategia digital, hay que conocer bien las características que la diferencian de sus competidores y qué funciones nos pueden ser útiles. Pionera en una nueva forma de comunicación que se basa en la fugacidad de los mensajes, Snapchat ha conseguido un gran éxito con un formato de mensajería simple y dinámico que permite el envío de videos y fotos que solo podrán ser vistos por un tiempo limitado y que pasado ese tiempo serán eliminados.  Existen dos canales de comunicación, uno privado mediante el cual solo podrán ver tus “snaps" (término con el que se conocen los mensajes que se envían a través de esta red social) aquellos contactos a los que tu decidas enviárselo con una duración por mensaje de 1 a 10 segundos, y uno público conocido como “Historia” que verán todos tus contactos y que se borran en 24 horas. Ambos canales pueden ser herramientas muy utiles para las empresas, ya que cada uno puede cumplir una función, uno para una atención directa con el cliente y otro abierto para una comunicación más general.  Además de los dos principales ya mencionados, Snapchat incluyó un apartado llamado “Discover” dedicado íntegramente para publicidad de marcas. El precio de este espacio es bastante elevado pero el alcance que tiene es enorme, por lo que esta opción queda relegada para compañías que puedan realizar un gran desembolso. Como dato curioso Snapchat ha lanzado al mercado unas gafas de sol denominadas "Spectacles" que incluyen unas camaras para poder grabar y subir directamente estos videos a tu historia, es un gadget que solo funciona con esta red social y que está ganando muchos adeptos en Estados Unidos. Su diseño excéntrico y atrevido las hace un accesorio imprescindible para los amantes del retro y de Snapchat. ¿Te imaginas cubrir los eventos de tu empresa portando estas gafas? Apúntalo, porque podría convertirse en el siguiente objeto de deseo para los community managers. Gafas de sol "Spectacles"    Snapchat tiene un amplio abanico de posibilidades a la hora de publicitar una empresa. Tan solo necesitarás una buena planificación y conocer algunos trucos que te vamos a contar a continuación. ¿Cómo planificar una estrategia digital en esta red social? Hay tres reglas que debes tener en cuenta a la hora de comenzar con la planificación de tu estrategia digital en Snapchat: 1.- La publicidad consentida por los usuarios es la más eficaz a la hora de conseguir cambios en la actitud de compra del consumidor, tal y como indican numerosos estudios. Una compañía que acerque su producto al público a través de canales no persuasivos y que este, de forma inconsciente, acceda a consumir el contenido publicitario, tiene el éxito asegurado. 2.- El storytelling publicitario está de moda. Cuenta una historia para vender tu producto, conseguirás llegar al público involucrándolo en la historia y creando sentimientos hacia la marca. Snapchat fundamenta su comunicación en la narración de historias, aprovéchalo. 3.- Vivimos en una sociedad impaciente, en la que la inmediatez es una característica que prima en todos los aspectos de la vida. Si queremos algo, lo queremos ya y acudimos a canales online y envíos express para conseguirlo. En Snapchat la inmediatez juega un papel fundamental, debido a la transitoriedad de los mensajes. Si lo utilizas de forma coherente conseguirás mantener a tu público activo en la red social, y alimentarás su interés por conocer más contenido. Teniendo en cuenta estas tres reglas de comunicación, llega el momento de ponerse manos a la obra. Puedes incluir Snapchat en tu estrategia digital siempre y cuando sea acorde a tu público objetivo, es decir, si tu producto está enfocado para un consumidor de entre 15 y 35 años esta es tu red social. Siempre debe ser un complemento en tu estrategia, porque lo que más gusta es encontrarse ante un contenido transmedia, es decir, que cada red social añada valor a tu historia de marca y que los usuarios de una se muevan a otra para conocer más. Snapchat tiene que cumplir una función dentro de tu estrategia y dadas las características que la hacen diferente al resto, esta debe ser la de mantener el contacto directo y cercano con el público, y la creación de una comunidad fiel a tu marca. ¿Cómo conseguirlo?  1.- Creando filtros personalizados para tu marca. Puedes utilizar esta opción en días señalados como San Valentin o Fin de año, consiguiendo que de forma inconsciente tu marca forme parte de la vida de las personas. Además al compartir este contenido, consigues que alcance ya no solo a tu público actual, sino a futuros clientes.   2.- Lanzando ofertas. Jugando con el concepto de la inmediatez puedes crear promociones, tanto de forma privada como a todos tus seguidores, que tan solo dispondrán de un tiempo limitado para su utilización, consiguiendo dirigirlos al punto de venta y por ende a la compra final.   3.- Creando un canal de atención al cliente vía Snapchat. Rompe las barreras que muchas veces se crean entre consumidores y empresa y humaniza tu marca con un contacto directo. Haz conocedor a tu público de lo valiosa que es su opinión y un participante más de la dinámica de tu empresa. Crea comunidad.   4.- Utilizando a los Snapchatters.  Al igual que en el resto de redes sociales, Snapchat tiene un ejercito de influencers muy potentes que conseguiran aumentar tus ventas con tan solo una recomendación de tu producto. Esta probado que el consumidor es más influenciable por una recomendación de compra que por un anuncio. Seguro que después de conocer todas estas razones Snapchat se convertirá en una herramienta fundamental dentro de tu estrategia digital.  ¡Síguenos en Snapchat!     
Cómo sacarle el mayor rendimiento a tus Facebook Ads
La balanza en el mundo del marketing online se va inclinando poco a poco hacia el lado de los Facebook Ads. Cada vez las empresas invierten más dinero en ellos y los tienen más en cuenta a la hora de proyectar sus negocios, ya sea para convertir la inversión en ventas o en reputacion online. Facebook lo sabe y no para de ofrecer mejoras en su servicio de Ads, con nuevos displays de anuncios y nuevas formas de llegar al objetivo. Pero como en las grandes batallas, para ganar hace falta tener una buena estrategia. Una estrategia que nos permita sacarle el mayor rendimiento a cada euro invertido en Facebook y que sintamos que merece la pena gastarlo. Aquí algunas ideas para conseguir que tu estrategia de sus frutos.  Renueva tus anuncios Lo normal es que no todos tus anuncios funcionen por igual. Algunos triunfarán mucho y otros apenas tendrán éxito. Pero hasta los mejores se merecen un descanso. No dejes un anuncio indefinidamente activo por muy bien que haya funcionado. Es igual que los anuncios de la TV, al final la gente se cansa de ver el mismo anuncio de colonia en Navidad. Aprovecha para aprender de él y analiza por qué ese anuncio ha funcionado mejor para poder replicar el éxito con los siguientes. Lo ideal es cambiar el 90% de tus anuncios una vez al mes y refrescar tu impacto en las masas.  Utiliza varios displays No solo de imágenes vive Facebook. Experimenta con el formato de tus anuncios. Prueba a poner un vídeo de menos de 30 segundos, o un carrusel de imágenes, incluso un gif animado. La peculiaridad del formato no solo puede atraer la atención del público objetivo sino que puede hacer que los usuarios compartan tu anuncio, y eso puede significar el éxito total. También existen formatos para captar datos de posibles clientes llamados Leads. Crea un buen formulario de recogida de datos y ofrece algo a cambio. Seguro que atraes a más gente que nunca. Varios diseños para un mismo objetivo ¿No te decides en cuanto al diseño de tu Facebook Ad? Pues utiliza varios. Coge la misma idea y hazle pequeños cambios. Cambia el color, el texto, la llamada a la acción... haz múltiples combinaciones y analiza los datos. La siguiente ocasión que renueves los anuncios, fíjate en las estadísticas. Seguro que te guían para que esta vez tengas claro como tiene que ser el diseño de tu Ad. Consejo: Combina el mismo texto con varias imágenes y colores. Siempre hay una combinación que destaca sobre las demás. Segmenta la audiencia Facebook te da todas las herramientas para que tu publicidad llegue a tu público objetivo y no se convierta en mero "buzoneo". Bucea en las opciones de segmentación para no malgastar tu dinero. Puedes hacer que tu anuncio solo salga en determinadas comunidades autonómas. O que solo se muestre a un género de determinado rango de edad. Sería como llevarle publidad de una pizzeria en mano a un universitario de 20 años que vive en un piso compartido. Aciertas seguro. Diseño impactante No pongas fotos aburridas o de banco de imágenes baratos. Sé creativo y sácale más partido. A diario se publican en Facebook millones de fotos por minuto. Si la tuya no impacta a simple viste se perderá para siempre en el abismo del timeline. Es tu carta de presentación y combiene que sea única. Intenta no poner demasiado texto encima de la imagen o Facebook te lo rechazará. Estudia a tu competencia y ofrece exactamente lo contrario que ellos visualmente. Atrévete a innovar y si no funciona renuévalo. Mide, compara y desecha Tienes que dedicarle tiempo a estudiar los datos. Si has oido alguna vez en tu vida las palabras "Big Data", esto es lo más cerca que podrás estarlo nunca. Analiza a fondo que ha fallado y en que has acertado. Lleva tus datos a un documento y estúdialos. Compara cada mes todos los datos de tus campañas: los Me Gusta, las bajas, el alcance, los comentarios, las veces que se han compartido. Y si tu inversión genera ingresos, reinvierte. Mucha gente para de hacer Facebook Ads en cuanto nota una mínima mejoría, pero la clave del éxito en este campo es que nadie te pierda de vista. Ser constante y optimizar al máximo cada euro de tu inversión.  
¿Quieres volar?Nosotros te ayudamosEscríbenos