facebook

Consejos para gestionar redes sociales de grandes empresas
02/11/2017
Si acabas de descubrir los desafíos de gestionar las redes sociales de una gran empresa: bienvenido a nuestro mundo. Es muy difícil mantener una presencia uniforme en las redes de una organización a gran escala. Por eso en este artículo te vamos a dar 5 consejos para que no naufragues en el intento de surcar las redes con un transatlántico.   1.- Ser consistente Gestionar las RRSS de una empresa compleja, llena de departamentos, no es fácil. Cuantas más divisiones, jefes y personas a las que atender, más confusión y frustración se puede generar. Por eso si no hay un plan coherente de publicaciones en RRSS acabarás enviando mensajes de diferente temáticas, publicaciones redundantes y dirigidas a una audiencia confusa. Simplemente hay que pensar que una sola persona no es capaz de gestionar una empresa compleja con multitud de departamentos, incluso con varias marcas o productos. Todo debe ser coherente y tener su propio espacio, definiendo los tiempos y las personas que deben hacerse cargo. Lo mejor es formar un equipo humano que sea capaz de ver por separado cada contenido y aportar su granito de arena al proyecto. La consistencia del contenido será mayor cuanto más sólida sea tu organización y tu equipo de trabajo.   2.- Lidera el camino De la misma forma que la mayoría de empresas grandes tienen un CEO que lidera su organización, tu equipo de gestión de RRSS debe contar con una persona que sea capaz de liderar  y asumir la toma de decisiones de manera rápida y segura. Si el líder eres tú, debes asumir el control de la cuenta en todos los ámbitos, pero delegando en tu equipo la gestión del día a día. Para ello debes interiorizar a la perfección el mensaje y la política de la empresa que gestionas, hasta el punto de poder hablar en su nombre. Debes elegir bien en quién delegas y no saturar a tus miembros del equipo, ya que los debes tratar a todos como si fueran tu “mano derecha”. Cada uno en su particular parcela de trabajo pero con diferentes metas y objetivos. Tendrás que ser capaz de organizar y revisar todo su trabajo, pero poco a poco deberán recorrer ellos solos su camino.   3.- Haz inventario Cuando aterrizas en una gran empresa, suele haber un pequeño caos inicial. En la mayoría de los casos viene dado por una gestión errónea de las RRSS anterior a tu desembarco. Seguramente que en su día esas redes pasaron por varias manos que decidieron que no era suficiente con tener una cuenta de Twitter global y crearon varias de otros departamentos. Años después hay un batiburrillo de cuentas perdidas por Twitter y Facebook, que nadie actualiza y que están dando una imagen muy pobre de la empresa. Así que ante esto lo mejor es hacer un inventario de redes sociales. Ponte en contacto con todos los departamentos de la empresa y pregunta por las redes que puedan tener. Es muy posible que haya cuentas en redes que los actuales empleados ni conozcan. Que fueron creadas por personas que ya no trabajan allí, por otros departamentos extintos o por personas ajenas a la empresa. También es necesario hacer un rastreo en los motores de búsqueda para localizar webs abandonadas o perfiles sociales huérfanos. Esta búsqueda también nos puede servir para encontrar sitios no oficiales de la empresa o marca que puedan estar suplantando esa identidad corporativa. Lo normal después de esa búsqueda es que te des cuenta que hay demasiadas páginas de redes sociales, muchos canales o sitios web innecesarios (o que sirven para lo mismo) y muchos admiradores que hablan en nombre de la empresa pero no forman parte de ella. Hay que prestar especial atención a estos últimos ya que pueden estar mandando mensajes en redes sociales totalmente contrarios a los valores que la empresa quiere transmitir. Y no es fácil solucionar este problema. La mayoría de veces, los usuarios que han creado estos perfiles entienden la situación y acceden a borrar la cuenta. Pero otras veces te resultará imposible contactar con el creador de la cuenta, y tendrás que solicitar a esa red que te ayude, presentando documentos o puntos de contacto para verificar que eres el gestor autorizado de esa empresa. La paciencia en este caso es tu mayor aliada. Algunas redes sociales específicas son más efectivas que otras para llegar a tu público. Por eso, si tu público no está en esa red, no la necesitas.   Redes sociales específicas de cada producto de Adobe   4.- Educa a tu equipo Un email semanal a todo tu equipo para ponerlos al día no es suficiente para que todos te sigan en el camino. Tienes que ser más cercano y hablar con ellos cara a cara. Pero a día de hoy, ya no es necesario un cara a cara “físico”, ya que herramientas como Slack o Google Hangouts te permiten poder tener ese face to face en cualquier momento y a cualquier hora. Todo el mundo es bienvenido a estas reuniones. Todos tienen algo que aportar. Cuantas más ideas mejor. El trabajo colaborativo es fundamental en las RRSS ya que no todos las entiende del mismo modo. Como el camino es largo y siempre va cambiando, haz las reuniones de equipo que sean necesarias para que todos estéis en la misma sintonía. Las reuniones largas pueden ser muy aburridas y poco productivas, por lo que micro-reuniones cada poco tiempo pueden resultar más prácticas. Todo tu equipo debe entender el objetivo de la gran empresa en redes sociales igual que tú, deben tener clara la audiencia a la que se dirigen, la guía de estilo, el calendario editorial, las tareas individuales de cada uno, los recursos con los que cuentan y los resultados que se esperan de su trabajo. Si no cuentas con una guía de estilo, un informe de la audiencia objetivo o un plan de crisis: ES EL MOMENTO DE HACERLO. Es la única forma de que tu equipo y tú seáis una máquina bien engrasada y sobre todo conseguiréis ser autónomos y notar muy poco las ausencias de un miembro del equipo. Antes de reunirte con tu equipo, elabora un documento de los temas a tratar y pídeles que lo lean antes. Así durante la reunión se podrá profundizar en los temas más complejos y resolver dudas más rápidamente. Si todos seguís la misma línea, nadie se perderá. Por último la organización del contenido os ahorrará un tiempo muy valioso. Enseña a tu equipo almacenar y ordenar todo el material del que dispongan en una nube bien estructurada, de tal forma que cualquiera pueda encontrar lo que necesita sin preguntar al compañero. Organiza las publicaciones bajo un calendario editorial acordado por todo el equipo. Si una persona necesita de otra para cumplir su parte, debe estar previsto con tiempo suficiente. Y por supuesto, utiliza una herramienta de programación de publicaciones y de validación. Que todo lo que se vaya a publicar pase por varios ojos antes de llegar a las RRSS. Así evitarás tragedias.   5.-  La empresa también forma parte de esto Informa constantemente a tu cliente sobre los esfuerzos en las redes sociales de tu equipo para generar entusiasmo sobre las nuevas iniciativas. Hazles saber sobre las metas y objetivos, y anímalos a participar compartiendo y comentando actualizaciones. Conseguir que las personas de la empresa interactúen con las cuentas de redes sociales es un método muy eficaz para amplificar su contenido. No abandones nunca esa posibilidad. Pídeles sugerencias para recabar información y para que todos sepan que son parte de los esfuerzos y el trabajo en redes sociales. Una parte muy grande de tu éxito depende del grado en el que consigas involucrar a tu cliente. Su opinión siempre cuenta, y debes ser consciente de que la empresa es una cosa y el interlocutor de la misma otra muy distinta.   Ahora ya tienes todo lo necesario para hacer frente a este viaje por el océano de las redes sociales de las grandes empresas. El caos inicial será una escalera para llegar a tu objetivo de poder dominar la situación. Un buen equipo y una buena política de coordinación serán tu salvavidas ante un posible naufragio.  
Cómo usar los hashtags en redes sociales
02/06/2017
Seguramente uses a diario en tus publicaciones los hashtags, pero ¿sabes realmente qué son y cuáles son sus funciones? Estate atento porque hoy te vamos a descubrir los entresijos de este elemento tan presente en nuestras redes sociales. En realidad es una palabra compuesta por “hash" que significa almohadilla en castellano y por “tag” que es etiqueta, esta última nos puede dar una pista de su principal función, que no es otra que clasificar y crear temas que conecten publicaciones similares. Sirve para destacar cualquier tipo de contenido en las redes sociales, facilitando la visibilidad para todas las personas con intereses similares o iguales que buscan por el mismo hashtag. Así, su función en las RRSS es propagar más rápido la información, siendo una herramienta muy utilizada en campañas o eventos de divulgación online. Además es un recurso muy utilizado por las empresas para monitorizar los temas que se están tratando en la red y conocer así los trending topic y establecer así estrategias en redes sociales. La utilización ingeniosa de los hashtags ha catapultado al éxito a campañas publicitarias en redes sociales. Un ejemplo claro es la de la compañía automovilística Volkswagen en el año 2010, que aprovecho el hecho de ser el patrocinador oficial del "Planeta Terra Festival" para promocionar su nuevo modelo Fox. La marca decidió esconder varias entradas en Sao Paolo, ciudad donde se celebraba el evento, y geolocalizarlas en Google Maps. Para poder hacer zoom y ver el lugar exacto donde se encontraban debían escribir tweets utilizando el hashtag #foxatplanetaterra. En tan solo dos horas fue trending topic y el video del evento obtuvo más de 250.000 visitas, un éxito rotundo del uso del hashtags como herramienta de marketing digital. Ahora que ya conoces un poco más acerca de los diferentes cometidos del hashtag, te dejamos 5 consejos para que aprendas a usarlo de forma correcta. Cantidad Debes tener cuidado con la cantidad de hashtags que usas, no hagas spammy, ten sentido común ya que de usar más puedes conseguir el efecto contrario al deseado, perdiendo visibilidad. Cada uno de ellos tiene que ser corto y simple, así es más fácil buscar por el tema deseado y será utilizado por otros usuarios, ya que si tiene muchos caracteres se vuelve muy confuso y pierde el interés. Relevancia Utiliza palabras que concuerden con el contenido publicado y que guarden relación con un tema concreto. Por ejemplo al publicar una fotografía de una hamburguesa y colocar un hashtag más genérico como #comida va a dirigir a imágenes de platos diferentes, en lugar de eso, #hamburguer dirigirá a un contenido mucho más específico. Herramienta de marketing Crea campañas de marketing con hashtags especialmente creados solo para ello. Así no solo se publicita la campaña, sino que también se divulga de forma más rápida a través del hashtag en las redes sociales. Las marcas y empresas también utilizan los hashtags para diferenciarse de los competidores. ¿Qué redes sociales utilizan hashtags? Esta tendencia comenzó en Twitter pero rápidamente llegó a todas las otras redes sociales como Facebook, Instagram, Google+, Pinterest y Tumblr. Cada red social tiene sus características y dependiendo de ello debes utilizarlos de una forma u otra.  Twitter. La clave en esta plataforma es utilizar los hashtags como parte de tu contenido, una palabra que quieras destacar o incluso varias pero nunca debes abusar, 2 o 3 está bien. Además puedes crear tus propios hashtags combinando palabras o titulares de tus campañas de publicidad, pero recuerda buscarlo antes por si alguien más lo ha utilizado antes. Instagram. La regla en esta red social es cuanto más mejor. El objetivo que se busca con su utilización es aumentar la visibilidad de nuestras publicaciones, cuantos más hashtags más oportunidades de que te encuentren en una busqueda. Pero cuidado, no utilices terminos que no esten relacionados con tu contenido podrías obtener el efecto contrario al deseado. Facebook y Google+. En ambos casos, el hashtags no es un elemento natural de estas plataformas por lo que lo debes utilizar para destacar alguna palabra importante del contenido y siempre sin sobrepasarte de dos o tres. Pinterest y Tumblr. Se utilizan como etiquetas de clasificación, así que debes elegir correctamente los hashtags para que sean coherentes con el contenido que muestras en la imagen. Por ejemplo, si tienes una marca de zapatos de piel y utilizamos los hashtags #leader #animal puede ser que nuestros zapatos aparezcan junto con imágenes que nos perjudiquen como manifestaciones por el uso de las pieles de los animales. Aprende más sobre la utilización de hashtags en Pinterest en este artículo. Además en Youtube puedes encontrar multitud de vídeos explicando de forma específica su utilización en las diferentes plataformas, aquí tienes uno. Escoge hashtags que aumenten tu visibilidad Los que están más de moda, los trending topic, pero siempre tratando que sean coherentes con tu contenido. Esto hará que tus likes y followers aumenten, debido a que son muchos los usuarios que los están utilizando en ese momento. Una simple palabra precedida de un # tiene sus propias reglas de juego y deben ser cumplidas para poder aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece. Con esta pequeña guía de uso correcto de los hashtags en las redes sociales esperamos que consigas hacer destacar tus publicaciones en las diferentes plataformas.  ¡Recuerda utilizar los hashtags pero siempre con moderación y coherencia!
9 errores comunes en redes sociales
12/09/2016
En muchas ocasiones las empresas subestiman el valor de una buena gestión de sus redes sociales, ya sea para posicionarse en internet como para mantener y fidelizar su reputación online. La falta de conocimientos o la poca valoración de algunas acciones en redes hace que a menudo las empresas cometan errores clave. Estos errores pueden derivar en problemas como la falta de crecimiento de los seguidores, la no interacción de los fans o la pérdida escalonada de los que ya existían. A continuación os dejo los 9 errores más comunes: 1. No tener una estrategia Debes realizar un plan de medios sociales y plantear unos objetivos a cumplir. Para ello, deberás llevar a cabo estríctamente todas las tácticas y acciones que propongas. No trabajes sin rumbo, estarás perdido. 2. No ser constantes Que el sentido común te guíe a la hora de elegir el número de publicaciones que hagas cada semana. Eso sí, haz las que creas necesarias sin saturar el timeline de tus seguidores, ya que lo único que conseguirás es que te dejen de seguir. Elige unos contenidos que sepas que van a gustar a tu público objetivo y sobre todo, con un ritmo constante. Tu audiencia se acostumbrará a ello. De hecho, si dejas de publicar y con el tiempo vuelves, notarás que cuesta volver a coger el ritmo. 3. No ser un profesional cualificado No seas el listillo de turno que utiliza las redes sociales a nivel personal y cree que puede utilizarlas a nivel profesional. Fórmate, conviértete en una persona especializada que conoce la profesión mejor que nadie. O en su defecto contrata profesionales. 4. No cuidar las publicaciones No basta con que la publicación tenga un copy excepcional o tu artículo sea el mejor del mundo. Tienes que cuidar las publicaciones, por ejemplo, añadiendo una imagen atractiva a ser posible propia. Si no, lo ideal es que la imagen tenga licencia Creative Commons. Existen muchos bancos de imágenes con este tipo de licencia. Encontrarás muchas imágenes y muy chulas. Además, si vas a crear un evento, un concurso, utilizar Facebook Ads, etc, haz una creatividad atractiva que llame la atención. No todo el mundo tiene un diseñador en su empresa, así que puedes utilizar pequeños programas muy sencillos de manejar, como por ejemplo Canva, que te ayudarán a hacer una creatividad potente y llamativa. 5. No analizar las estadísticas Ya sea semanal o mensualmente, debes estudiar y analizar las estadísticas que arrojen tus redes sociales. No sirve con echarles un vistazo, tienes que aprovecharlas y sacarles todo el partido. Un buen análisis te ayudará a seguir la línea de lo que está funcionando y cambiar lo que no tenga éxito. Parece muy sencillo pero realmente es uno de los pasos más complicados. Lleva su tiempo entenderlas y su análisis es prácticamente infinito. No te agobies, usa las que realmente sean útiles. 6. No responder a los usuarios Aunque muchas veces poner un simple me gusta al comentario puede ser suficiente, intenta responder a todos. De este modo, conseguirás feedback y harás que tus seguidores interactúen y participen en todas tus publicaciones, consiguiendo que sean más virales. Es muy importante seguir un estilo propio (que tienes que haber establecido con anterioridad) en función de la marca que representes. Puedes emplear un tono más cercano o más formal. También depende del perfil de tus seguidores. Busca tu tono y encontrarás el éxito. 7. No usar herramientas Si estás empezando intentarás abarcarlo todo. Pero a la larga (si manejas varias cuentas o redes) necesitarás herramientas online que te ayuden a agilizar todos los procesos. Con ellas podrás aprovechar tu preciado tiempo en otras tareas igual de importantes. Hay infinidad de herramientas, todas muy sencillas de usar, como por ejemplo: Sprout Social, Hootsuite, Buffer… Algunas tienen versión gratuita limitada que pueden ayudarte a arrancar. 8. No tener un plan de crisis Es necesario tener un plan de crisis en redes sociales que te ayude a gestionar la reputación online de tu marca en los peores momentos. Son muchas las empresas que carecen de este plan y llegado el momento lo echan de menos. Estudia las debilidades de la empresa y tenlo siempre a mano, ya que en internet todo ocurre muy rápido y cuando menos te lo esperas. Aquí os dejamos una guía de Vilma Nuñez sobre el tema. 9. No probar y experimentar Prueba cosas nuevas. Cambia de creatividades, el tipo de publicaciones, el display, el tono, el horario... No tengas miedo a innovar, a poner en práctica tus ideas (por muy arriesgadas que sean). Utiliza las analíticas y toda la información útil que te dan. No desesperes, darás con la fórmula (que nunca es secreta).   Empezar siempre es complicado. Pero te aseguramos que si sigues una rutina, organizándote bien y optimizando el tiempo, puedes conseguir todo lo que te propongas. Hay una infinidad de errores que no se deben cometer. Si se te ocurre alguno, no dudes en compartirlo con nosotros.  
Cómo sacarle el mayor rendimiento a tus Facebook Ads
02/06/2016
La balanza en el mundo del marketing online se va inclinando poco a poco hacia el lado de los Facebook Ads. Cada vez las empresas invierten más dinero en ellos y los tienen más en cuenta a la hora de proyectar sus negocios, ya sea para convertir la inversión en ventas o en reputacion online. Facebook lo sabe y no para de ofrecer mejoras en su servicio de Ads, con nuevos displays de anuncios y nuevas formas de llegar al objetivo. Pero como en las grandes batallas, para ganar hace falta tener una buena estrategia. Una estrategia que nos permita sacarle el mayor rendimiento a cada euro invertido en Facebook y que sintamos que merece la pena gastarlo. Aquí algunas ideas para conseguir que tu estrategia de sus frutos.  Renueva tus anuncios Lo normal es que no todos tus anuncios funcionen por igual. Algunos triunfarán mucho y otros apenas tendrán éxito. Pero hasta los mejores se merecen un descanso. No dejes un anuncio indefinidamente activo por muy bien que haya funcionado. Es igual que los anuncios de la TV, al final la gente se cansa de ver el mismo anuncio de colonia en Navidad. Aprovecha para aprender de él y analiza por qué ese anuncio ha funcionado mejor para poder replicar el éxito con los siguientes. Lo ideal es cambiar el 90% de tus anuncios una vez al mes y refrescar tu impacto en las masas.  Utiliza varios displays No solo de imágenes vive Facebook. Experimenta con el formato de tus anuncios. Prueba a poner un vídeo de menos de 30 segundos, o un carrusel de imágenes, incluso un gif animado. La peculiaridad del formato no solo puede atraer la atención del público objetivo sino que puede hacer que los usuarios compartan tu anuncio, y eso puede significar el éxito total. También existen formatos para captar datos de posibles clientes llamados Leads. Crea un buen formulario de recogida de datos y ofrece algo a cambio. Seguro que atraes a más gente que nunca. Varios diseños para un mismo objetivo ¿No te decides en cuanto al diseño de tu Facebook Ad? Pues utiliza varios. Coge la misma idea y hazle pequeños cambios. Cambia el color, el texto, la llamada a la acción... haz múltiples combinaciones y analiza los datos. La siguiente ocasión que renueves los anuncios, fíjate en las estadísticas. Seguro que te guían para que esta vez tengas claro como tiene que ser el diseño de tu Ad. Consejo: Combina el mismo texto con varias imágenes y colores. Siempre hay una combinación que destaca sobre las demás. Segmenta la audiencia Facebook te da todas las herramientas para que tu publicidad llegue a tu público objetivo y no se convierta en mero "buzoneo". Bucea en las opciones de segmentación para no malgastar tu dinero. Puedes hacer que tu anuncio solo salga en determinadas comunidades autonómas. O que solo se muestre a un género de determinado rango de edad. Sería como llevarle publidad de una pizzeria en mano a un universitario de 20 años que vive en un piso compartido. Aciertas seguro. Diseño impactante No pongas fotos aburridas o de banco de imágenes baratos. Sé creativo y sácale más partido. A diario se publican en Facebook millones de fotos por minuto. Si la tuya no impacta a simple viste se perderá para siempre en el abismo del timeline. Es tu carta de presentación y combiene que sea única. Intenta no poner demasiado texto encima de la imagen o Facebook te lo rechazará. Estudia a tu competencia y ofrece exactamente lo contrario que ellos visualmente. Atrévete a innovar y si no funciona renuévalo. Mide, compara y desecha Tienes que dedicarle tiempo a estudiar los datos. Si has oido alguna vez en tu vida las palabras "Big Data", esto es lo más cerca que podrás estarlo nunca. Analiza a fondo que ha fallado y en que has acertado. Lleva tus datos a un documento y estúdialos. Compara cada mes todos los datos de tus campañas: los Me Gusta, las bajas, el alcance, los comentarios, las veces que se han compartido. Y si tu inversión genera ingresos, reinvierte. Mucha gente para de hacer Facebook Ads en cuanto nota una mínima mejoría, pero la clave del éxito en este campo es que nadie te pierda de vista. Ser constante y optimizar al máximo cada euro de tu inversión.  
Facebook Ads
19/11/2015
Anunciarse en Facebook es uno de los métodos más utilizados hoy en día por muchas empresas, ya sean grandes o pequeñas, ya que este tipo de campañas te permiten conseguir grandes resultados sin necesidad de contar con un gran presupuesto, pero para ello hay que tener ciertas cosas en cuenta. ​ Ventajas de anunciarte en Facebook  1. Te permite segmentar muy detalladamente tu públicoy ajustar tus anuncios a tu cliente ideal. 2. Viralización absoluta de los anuncios. 3. Economizas al máximo tu inversión ya que solo pagas por los clics obtenidos. 4. Interacción con los usuarios mediante sorteos, concursos, juegos... 5. Podrás medir los resultados obtenidos gracias a los informes detallados que entrega Facebook.   Consejos para diseñar un banner en Facebook El diseño de los anuncios es una pieza clave para conseguir el máximo rendimiento en una campaña con Facebook Ads.  · Elige bien la foto o creatividad que utilizarás como base en la que luego añadirás el texto como gancho para incentivar que el usuario haga clic en el anuncio.  · Únicamente el 20% de la imagen puede estar cubierta por texto una frase o slogan. La herramienta Text Overlay de Facebook nos servirá para calcular el porcentaje que el texto ocupa en nuestra creatividad.   · Diseña siempre 6 banners. Hay que aprovechar al máximo las posibilidades de rotación que ofrecen los Facebook Ads y posteriormente observar cuál de ellos ofrece mejores resultados. Cambia el diseño y el copy de cada uno de ellos y así tendrás más variables para poder elegir el que mejor conversión tiene.   En cualquier caso es importante saber que de nada sirve obsersionarse en una campaña para conseguir más “Me gustas”, si luego no sabes cómo conservar esa comunidad y sobre todo cómo hacer que sea activa y se comunique con tu marca. Es este otro artículo te enseñamos algunos trucos para fidelizar a tu público.  
Engagement - Manos tatuadas unidas por el dedo indice.
25/09/2015
Qué es el engagement Uno de los tantos términos anglosajones que hemos acabado adoptando en marketing online, que en este caso se refiere al compromiso o la relación que establece una marca con sus usuarios o audiencia y cuyo objetivo objetivo final sea la venta de productos o servicios. El engagement es lo que hace que tu comunidad permanezca fiel a tu marca después de consumir tus productos o servicios. Es decir, el usuario se queda contigo porque le interesa tu contenido, quiere participar, le parece interesante lo que haces y lo que compartes. Existe un vínculo, una conexión... vamos que hay feeling. Por ejemplo, imagínate que un día quedas con alguien que a primera vista te atrae, te lleva a cenar a un sitio muy cool, tú no has visto nada parecido, todo mola mucho; luego te lleva a un concierto de un grupo del que no habías oído nada (a pesar de de que te crees que tienes algo de cultura musical) y te encanta, y así toda la noche. Vamos, que estás esperando el siguiente paso con entusiasmo. Y así día a día, no todos los días son igual de emocionantes pero en general lo que te propone te interesa, y mucho. Te gusta la historia ¿no? pues tu también tienes que poner de tu parte. Debes interactuar en la conversación, puedes decir lo que te gusta o lo que mejorarías. Eres un prosumer y sin embargo esta relación te ha cautivado. ¿A que seguro que acabas comprando lo que te ofrece? Pues algo así es el engagement. Una primera acción de marketing atrae a los usuarios para realizar la primera compra pero debemos mantener el engagement para que los usuarios continúen comprando. Cómo se puede conseguir más engagement  Pues lógicamente debes conocer cuál es el público objetivo de tu marca. Me refiero a conocer de verdad, analizarla a fondo, cuáles son sus gustos, sus costumbres (su lifestyle), todo lo que puedas saber te ayudará. Habla con tu comunidad de forma clara, crea conversaciones, deja que fluya el debate pero también toma la iniciativa y participa en ellas. Contesta a todas sus preguntas. Favorece el feedback, que haya bidireccionalidad en tus conversaciones crea vínculos más fuertes, hace que tu marca sea más humana. Es decir, que parezca que hay alguien detrás de una empresa cuyo único objetivo parece que es vender. Y como hemos comentado en otros post crea o comparte contenido original, auténtico, interesante, que invite a la reflexión, haz preguntas y pide opinión, es decir, que te atraiga y te apetezca leer, cosa bastante complicada teniendo en cuenta lo rápido que se mueve el usuario en internet, pero con paciencia se puede conseguir.  Analiza las publicaciones que han tenido más éxito en tus redes sociales. Facilita widgets o plugins para que el contenido que te ha costado tanto crear pueda compartirse y con suerte se haga viral. Cómo se puede medir el engagement Es muy complicado medir un compromiso o un sentimiento, pero básicamente lo que haremos es calcular la Tasa de Engagement o Engagement Rate (ER) Primero haremos un sumario de todas las interacciones de las redes sociales: Facebook: Nº de me gusta, comentarios y compartidos Twitter: Nº de favoritos, respuestas y retuits A continuación calcularemos la fórmula del ER con 3 denominadores distintos en función de lo que más nos interese: 1.- Impresiones o alcance Interacciones/ impresiones: nº de veces que se ha visto una publicación en twitter x 100 Interacciones /alcance: nº de personas que han visto tu publicación en Facebook x 100 Nos indica el ER en función de las personas que han visto nuestras publicaciones. Mejor usarlo en comunidades grandes, sobre todo en las que haya que pagar. El Inconveniente es que solo se puede usar para cuentas que administremos, es decir, no conoceremos las de nuestra competencia. 2.- Fans o seguidores Interacciones/Fans de facebook x 100 Interacciones/followers en twitter x 100 Nos dice el engagement generado en función de nuestros fans, de modo que podemos conocerlo aunque no administremos esas cuentas. Pero de esta forma hacemos la conversión en función de nuestros fans, nos hayan visto o no. 3.- Interacciones ponderadas/impresiones o alcance Las interacciones ponderadas se calculan:  Por ejemplo en twitter: (nº de favoritos) x 1 + (nº de respuestas) x 2 + (nº de retuits)x3/ impresiones o alcance Esta fórmula hace distinción en función de la interacción que realice la audiencia, es más exacta pero más costosa. ¿Cuál elegir? depende, para informes más detallados la 3ª, para conocer el engatement de la competencia la 2ª y para análisis rutinarios la 1ª. Si quieres información más detallada consulta el fantástico post de Paz Martín. Conclusión Para conseguir más engagement hay muchas formas y desde luego sencillo no es. Básicamente aprender a escuchar, observar y conversar con tu audiencia es una buena forma de empezar a crear más lazos "afectivos" con tu comunidad. Y por supuesto no importa la cantidad si no la calidad de nuestras relaciones. Que nuestros usuarios sean muchos o pocos, pero que sean fieles.