facebook

9 errores comunes en redes sociales
En muchas ocasiones las empresas subestiman el valor de una buena gestión de sus redes sociales, ya sea para posicionarse en internet como para mantener y fidelizar su reputación online. La falta de conocimientos o la poca valoración de algunas acciones en redes hace que a menudo las empresas cometan errores clave. Estos errores pueden derivar en problemas como la falta de crecimiento de los seguidores, la no interacción de los fans o la pérdida escalonada de los que ya existían. A continuación os dejo los 9 errores más comunes: 1. No tener una estrategia Debes realizar un plan de medios sociales y plantear unos objetivos a cumplir. Para ello, deberás llevar a cabo estríctamente todas las tácticas y acciones que propongas. No trabajes sin rumbo, estarás perdido. 2. No ser constantes Que el sentido común te guíe a la hora de elegir el número de publicaciones que hagas cada semana. Eso sí, haz las que creas necesarias sin saturar el timeline de tus seguidores, ya que lo único que conseguirás es que te dejen de seguir. Elige unos contenidos que sepas que van a gustar a tu público objetivo y sobre todo, con un ritmo constante. Tu audiencia se acostumbrará a ello. De hecho, si dejas de publicar y con el tiempo vuelves, notarás que cuesta volver a coger el ritmo. 3. No ser un profesional cualificado No seas el listillo de turno que utiliza las redes sociales a nivel personal y cree que puede utilizarlas a nivel profesional. Fórmate, conviértete en una persona especializada que conoce la profesión mejor que nadie. O en su defecto contrata profesionales. 4. No cuidar las publicaciones No basta con que la publicación tenga un copy excepcional o tu artículo sea el mejor del mundo. Tienes que cuidar las publicaciones, por ejemplo, añadiendo una imagen atractiva a ser posible propia. Si no, lo ideal es que la imagen tenga licencia Creative Commons. Existen muchos bancos de imágenes con este tipo de licencia. Encontrarás muchas imágenes y muy chulas. Además, si vas a crear un evento, un concurso, utilizar Facebook Ads, etc, haz una creatividad atractiva que llame la atención. No todo el mundo tiene un diseñador en su empresa, así que puedes utilizar pequeños programas muy sencillos de manejar, como por ejemplo Canva, que te ayudarán a hacer una creatividad potente y llamativa. 5. No analizar las estadísticas Ya sea semanal o mensualmente, debes estudiar y analizar las estadísticas que arrojen tus redes sociales. No sirve con echarles un vistazo, tienes que aprovecharlas y sacarles todo el partido. Un buen análisis te ayudará a seguir la línea de lo que está funcionando y cambiar lo que no tenga éxito. Parece muy sencillo pero realmente es uno de los pasos más complicados. Lleva su tiempo entenderlas y su análisis es prácticamente infinito. No te agobies, usa las que realmente sean útiles. 6. No responder a los usuarios Aunque muchas veces poner un simple me gusta al comentario puede ser suficiente, intenta responder a todos. De este modo, conseguirás feedback y harás que tus seguidores interactúen y participen en todas tus publicaciones, consiguiendo que sean más virales. Es muy importante seguir un estilo propio (que tienes que haber establecido con anterioridad) en función de la marca que representes. Puedes emplear un tono más cercano o más formal. También depende del perfil de tus seguidores. Busca tu tono y encontrarás el éxito. 7. No usar herramientas Si estás empezando intentarás abarcarlo todo. Pero a la larga (si manejas varias cuentas o redes) necesitarás herramientas online que te ayuden a agilizar todos los procesos. Con ellas podrás aprovechar tu preciado tiempo en otras tareas igual de importantes. Hay infinidad de herramientas, todas muy sencillas de usar, como por ejemplo: Sprout Social, Hootsuite, Buffer… Algunas tienen versión gratuita limitada que pueden ayudarte a arrancar. 8. No tener un plan de crisis Es necesario tener un plan de crisis en redes sociales que te ayude a gestionar la reputación online de tu marca en los peores momentos. Son muchas las empresas que carecen de este plan y llegado el momento lo echan de menos. Estudia las debilidades de la empresa y tenlo siempre a mano, ya que en internet todo ocurre muy rápido y cuando menos te lo esperas. Aquí os dejamos una guía de Vilma Nuñez sobre el tema. 9. No probar y experimentar Prueba cosas nuevas. Cambia de creatividades, el tipo de publicaciones, el display, el tono, el horario... No tengas miedo a innovar, a poner en práctica tus ideas (por muy arriesgadas que sean). Utiliza las analíticas y toda la información útil que te dan. No desesperes, darás con la fórmula (que nunca es secreta).   Empezar siempre es complicado. Pero te aseguramos que si sigues una rutina, organizándote bien y optimizando el tiempo, puedes conseguir todo lo que te propongas. Hay una infinidad de errores que no se deben cometer. Si se te ocurre alguno, no dudes en compartirlo con nosotros.  
Cómo sacarle el mayor rendimiento a tus Facebook Ads
La balanza en el mundo del marketing online se va inclinando poco a poco hacia el lado de los Facebook Ads. Cada vez las empresas invierten más dinero en ellos y los tienen más en cuenta a la hora de proyectar sus negocios, ya sea para convertir la inversión en ventas o en reputacion online. Facebook lo sabe y no para de ofrecer mejoras en su servicio de Ads, con nuevos displays de anuncios y nuevas formas de llegar al objetivo. Pero como en las grandes batallas, para ganar hace falta tener una buena estrategia. Una estrategia que nos permita sacarle el mayor rendimiento a cada euro invertido en Facebook y que sintamos que merece la pena gastarlo. Aquí algunas ideas para conseguir que tu estrategia de sus frutos.  Renueva tus anuncios Lo normal es que no todos tus anuncios funcionen por igual. Algunos triunfarán mucho y otros apenas tendrán éxito. Pero hasta los mejores se merecen un descanso. No dejes un anuncio indefinidamente activo por muy bien que haya funcionado. Es igual que los anuncios de la TV, al final la gente se cansa de ver el mismo anuncio de colonia en Navidad. Aprovecha para aprender de él y analiza por qué ese anuncio ha funcionado mejor para poder replicar el éxito con los siguientes. Lo ideal es cambiar el 90% de tus anuncios una vez al mes y refrescar tu impacto en las masas.  Utiliza varios displays No solo de imágenes vive Facebook. Experimenta con el formato de tus anuncios. Prueba a poner un vídeo de menos de 30 segundos, o un carrusel de imágenes, incluso un gif animado. La peculiaridad del formato no solo puede atraer la atención del público objetivo sino que puede hacer que los usuarios compartan tu anuncio, y eso puede significar el éxito total. También existen formatos para captar datos de posibles clientes llamados Leads. Crea un buen formulario de recogida de datos y ofrece algo a cambio. Seguro que atraes a más gente que nunca. Varios diseños para un mismo objetivo ¿No te decides en cuanto al diseño de tu Facebook Ad? Pues utiliza varios. Coge la misma idea y hazle pequeños cambios. Cambia el color, el texto, la llamada a la acción... haz múltiples combinaciones y analiza los datos. La siguiente ocasión que renueves los anuncios, fíjate en las estadísticas. Seguro que te guían para que esta vez tengas claro como tiene que ser el diseño de tu Ad. Consejo: Combina el mismo texto con varias imágenes y colores. Siempre hay una combinación que destaca sobre las demás. Segmenta la audiencia Facebook te da todas las herramientas para que tu publicidad llegue a tu público objetivo y no se convierta en mero "buzoneo". Bucea en las opciones de segmentación para no malgastar tu dinero. Puedes hacer que tu anuncio solo salga en determinadas comunidades autonómas. O que solo se muestre a un género de determinado rango de edad. Sería como llevarle publidad de una pizzeria en mano a un universitario de 20 años que vive en un piso compartido. Aciertas seguro. Diseño impactante No pongas fotos aburridas o de banco de imágenes baratos. Sé creativo y sácale más partido. A diario se publican en Facebook millones de fotos por minuto. Si la tuya no impacta a simple viste se perderá para siempre en el abismo del timeline. Es tu carta de presentación y combiene que sea única. Intenta no poner demasiado texto encima de la imagen o Facebook te lo rechazará. Estudia a tu competencia y ofrece exactamente lo contrario que ellos visualmente. Atrévete a innovar y si no funciona renuévalo. Mide, compara y desecha Tienes que dedicarle tiempo a estudiar los datos. Si has oido alguna vez en tu vida las palabras "Big Data", esto es lo más cerca que podrás estarlo nunca. Analiza a fondo que ha fallado y en que has acertado. Lleva tus datos a un documento y estúdialos. Compara cada mes todos los datos de tus campañas: los Me Gusta, las bajas, el alcance, los comentarios, las veces que se han compartido. Y si tu inversión genera ingresos, reinvierte. Mucha gente para de hacer Facebook Ads en cuanto nota una mínima mejoría, pero la clave del éxito en este campo es que nadie te pierda de vista. Ser constante y optimizar al máximo cada euro de tu inversión.  
Facebook Ads
Anunciarse en Facebook es uno de los métodos más utilizados hoy en día por muchas empresas, ya sean grandes o pequeñas, ya que este tipo de campañas te permiten conseguir grandes resultados sin necesidad de contar con un gran presupuesto, pero para ello hay que tener ciertas cosas en cuenta. ​ Ventajas de anunciarte en Facebook  1. Te permite segmentar muy detalladamente tu públicoy ajustar tus anuncios a tu cliente ideal. 2. Viralización absoluta de los anuncios. 3. Economizas al máximo tu inversión ya que solo pagas por los clics obtenidos. 4. Interacción con los usuarios mediante sorteos, concursos, juegos... 5. Podrás medir los resultados obtenidos gracias a los informes detallados que entrega Facebook.   Consejos para diseñar un banner en Facebook El diseño de los anuncios es una pieza clave para conseguir el máximo rendimiento en una campaña con Facebook Ads.  · Elige bien la foto o creatividad que utilizarás como base en la que luego añadirás el texto como gancho para incentivar que el usuario haga clic en el anuncio.  · Únicamente el 20% de la imagen puede estar cubierta por texto una frase o slogan. La herramienta Text Overlay de Facebook nos servirá para calcular el porcentaje que el texto ocupa en nuestra creatividad.   · Diseña siempre 6 banners. Hay que aprovechar al máximo las posibilidades de rotación que ofrecen los Facebook Ads y posteriormente observar cuál de ellos ofrece mejores resultados. Cambia el diseño y el copy de cada uno de ellos y así tendrás más variables para poder elegir el que mejor conversión tiene.   En cualquier caso es importante saber que de nada sirve obsersionarse en una campaña para conseguir más “Me gustas”, si luego no sabes cómo conservar esa comunidad y sobre todo cómo hacer que sea activa y se comunique con tu marca. Es este otro artículo te enseñamos algunos trucos para fidelizar a tu público.  
Engagement - Manos tatuadas unidas por el dedo indice.
Qué es el engagement Uno de los tantos términos anglosajones que hemos acabado adoptando en marketing online, que en este caso se refiere al compromiso o la relación que establece una marca con sus usuarios o audiencia y cuyo objetivo objetivo final sea la venta de productos o servicios. El engagement es lo que hace que tu comunidad permanezca fiel a tu marca después de consumir tus productos o servicios. Es decir, el usuario se queda contigo porque le interesa tu contenido, quiere participar, le parece interesante lo que haces y lo que compartes. Existe un vínculo, una conexión... vamos que hay feeling. Por ejemplo, imagínate que un día quedas con alguien que a primera vista te atrae, te lleva a cenar a un sitio muy cool, tú no has visto nada parecido, todo mola mucho; luego te lleva a un concierto de un grupo del que no habías oído nada (a pesar de de que te crees que tienes algo de cultura musical) y te encanta, y así toda la noche. Vamos, que estás esperando el siguiente paso con entusiasmo. Y así día a día, no todos los días son igual de emocionantes pero en general lo que te propone te interesa, y mucho. Te gusta la historia ¿no? pues tu también tienes que poner de tu parte. Debes interactuar en la conversación, puedes decir lo que te gusta o lo que mejorarías. Eres un prosumer y sin embargo esta relación te ha cautivado. ¿A que seguro que acabas comprando lo que te ofrece? Pues algo así es el engagement. Una primera acción de marketing atrae a los usuarios para realizar la primera compra pero debemos mantener el engagement para que los usuarios continúen comprando. Cómo se puede conseguir más engagement  Pues lógicamente debes conocer cuál es el público objetivo de tu marca. Me refiero a conocer de verdad, analizarla a fondo, cuáles son sus gustos, sus costumbres (su lifestyle), todo lo que puedas saber te ayudará. Habla con tu comunidad de forma clara, crea conversaciones, deja que fluya el debate pero también toma la iniciativa y participa en ellas. Contesta a todas sus preguntas. Favorece el feedback, que haya bidireccionalidad en tus conversaciones crea vínculos más fuertes, hace que tu marca sea más humana. Es decir, que parezca que hay alguien detrás de una empresa cuyo único objetivo parece que es vender. Y como hemos comentado en otros post crea o comparte contenido original, auténtico, interesante, que invite a la reflexión, haz preguntas y pide opinión, es decir, que te atraiga y te apetezca leer, cosa bastante complicada teniendo en cuenta lo rápido que se mueve el usuario en internet, pero con paciencia se puede conseguir.  Analiza las publicaciones que han tenido más éxito en tus redes sociales. Facilita widgets o plugins para que el contenido que te ha costado tanto crear pueda compartirse y con suerte se haga viral. Cómo se puede medir el engagement Es muy complicado medir un compromiso o un sentimiento, pero básicamente lo que haremos es calcular la Tasa de Engagement o Engagement Rate (ER) Primero haremos un sumario de todas las interacciones de las redes sociales: Facebook: Nº de me gusta, comentarios y compartidos Twitter: Nº de favoritos, respuestas y retuits A continuación calcularemos la fórmula del ER con 3 denominadores distintos en función de lo que más nos interese: 1.- Impresiones o alcance Interacciones/ impresiones: nº de veces que se ha visto una publicación en twitter x 100 Interacciones /alcance: nº de personas que han visto tu publicación en Facebook x 100 Nos indica el ER en función de las personas que han visto nuestras publicaciones. Mejor usarlo en comunidades grandes, sobre todo en las que haya que pagar. El Inconveniente es que solo se puede usar para cuentas que administremos, es decir, no conoceremos las de nuestra competencia. 2.- Fans o seguidores Interacciones/Fans de facebook x 100 Interacciones/followers en twitter x 100 Nos dice el engagement generado en función de nuestros fans, de modo que podemos conocerlo aunque no administremos esas cuentas. Pero de esta forma hacemos la conversión en función de nuestros fans, nos hayan visto o no. 3.- Interacciones ponderadas/impresiones o alcance Las interacciones ponderadas se calculan:  Por ejemplo en twitter: (nº de favoritos) x 1 + (nº de respuestas) x 2 + (nº de retuits)x3/ impresiones o alcance Esta fórmula hace distinción en función de la interacción que realice la audiencia, es más exacta pero más costosa. ¿Cuál elegir? depende, para informes más detallados la 3ª, para conocer el engatement de la competencia la 2ª y para análisis rutinarios la 1ª. Si quieres información más detallada consulta el fantástico post de Paz Martín. Conclusión Para conseguir más engagement hay muchas formas y desde luego sencillo no es. Básicamente aprender a escuchar, observar y conversar con tu audiencia es una buena forma de empezar a crear más lazos "afectivos" con tu comunidad. Y por supuesto no importa la cantidad si no la calidad de nuestras relaciones. Que nuestros usuarios sean muchos o pocos, pero que sean fieles.  
¿Quieres volar?Nosotros te ayudamosEscríbenos