productivity

Nuevas métricas de posición en Adwords
¿Sabes qué posición ocupan tus anuncios de Google Ads? ¿Y con qué frecuencia aparecen? Conocer estos datos es fundamental para que los anunciantes puedan determinar los resultados obtenidos en sus campañas y hacer los ajustes necesarios para aumentar el CTR. Google lanza cuatro nuevas métricas para que no se te escape detalle. Hasta ahora, el único modo de obtener información sobre dónde aparecen era utilizando el indicador de posición media. Este muestra el orden de acuerdo al resto de anuncios de la subasta y deja a un lado su posición global con respecto a la página de resultados de búsqueda (SERP). Es decir, un anuncio que ha sido etiquetado con la posición “1” no necesariamente aparecerá en la parte superior de la página, sino que este dato solo muestra que este ad estará situado por delante del resto de anuncios que han participado en la puja. Incluso, como explican desde Google, puede darse la situación de que no aparezcan anuncios sobre los resultados orgánicos de búsqueda y los contenidos promocionados se muestren en la parte inferior de la página. Posiciones superiores en la página de búsqueda Es importante entender las dos posiciones por encima de la página de búsqueda de Google (SERP) que consiguen mejor proporción de clics: La posición superior absoluta y la superior simple. En la fotografía inferior podéis ver claramente la diferencia. Nuevas métricas de posición Para poner fin a toda esta confusión, Google ha decidido lanzar cuatro nuevas métricas que ofrecen una información más clara sobre el lugar que ocupan los anuncios en la página de resultados de búsqueda (SERP). Dos de ellos hacen referencia a la posición superior absoluta, lo que para muchos era la etiqueta “1”, y los otros dos arrojan información de las impresiones de los anuncios de la parte superior por encima de los resultados de búsqueda, independientemente de que sean los primeros, los segundos o los terceros.   Porcentaje de impresiones de la parte superior absoluta Este es el porcentaje de las impresiones que aparecen en la primera posición por encima de los resultados de búsqueda orgánica. Revela con qué frecuencia el anuncio es el primer resultado que un usuario ve por encima de los resultados de búsqueda orgánicos. Fórmula: % de impresiones de la parte superior absoluta de búsqueda = Impresiones de la parte superior absoluta / Impresiones   Porcentaje de impresiones en la parte superior Se trata del porcentaje de impresiones de los ads que aparecen por encima de los resultados de la búsqueda orgánica. Junto con el % de impresiones (Superior absoluta), esta métrica te permite saber en qué lugar de la página se muestran tus anuncios. Fórmula:  %  de impresiones de la parte superior = Impresiones de la parte superior / Impresiones   Cuota impresiones de parte superior absoluta de búsqueda Al dividir las impresiones de la ubicación superior absoluta entre todas las posibles impresiones que podría haber obtenido esa misma posición, se puede obtener la probabilidad de ser el primer ad visto del SERP. Fórmula:  Cuota de impresiones de la parte superior absoluta = Impresiones de la parte superior absoluta / Impresiones que podrías haber recibido en la parte superior absoluta   Cuota impresiones de parte superior de búsqueda Esta se obtiene de la comparación de las impresiones que has recibido en la ubicación superior (cualquier parte por encima de los resultados de búsqueda orgánica) con el número estimado de impresiones que podrías haber obtenido en esa posición. La cuota de impresiones tanto para la parte superior como para la superior absoluta te permite conocer si tus anuncios tienen alguna probabilidad de aparecer en estas posiciones. Fórmula:  Cuota de impresiones de la parte superior de búsqueda = Impresiones de la parte superior / Impresiones que podrías haber recibido en la parte superior   ¿Quieres mejorar la posición de tus ads? Usando las nuevas dos métricas referidas al porcentaje de impresiones es mucho más fácil detectar si el CTR de tu ads se ha visto afectado por un cambio de posición en la página de búsqueda. Una vez hayas obtenido esta información puedes utilizar las cuotas de impresión para realizar nuevas pujas y así mejorar la posición de los anuncios de tu campaña. Ojo: Google alerta que si tan solo tienes en cuenta las métricas referentes al porcentaje de impresiones para realizar cambios en las pujas podría ser una equivocación. Esto se debe a que mayores pujas no asegura una mejor posición, sino que por lo contrario tomarías parte en subastas más competitivas lo que podría llevarte a obtener unos peores resultados y por lo tanto una peor ubicación. Por lo tanto, olvídate de la posición media que durante tanto tiempo has utilizado para tus resultados y comienza a familiarizarte con las nuevas métricas de ubicación. Ya no habrá más dudas, con la información obtenida conocerás dónde aparecen tus ads exactamente y su impacto en el rendimiento.   Fotografía principal: Thomas Peham
Skaters in the road
Agile es un conjunto de metodologías y procesos para el desarrollo de proyectos. Se basa en la flexibilidad y rapidez para adaptarse a los cambios y las condiciones del proyecto, utilizando estos cambios como ventaja. Los proyectos son divididos en pequeñas fases que tienen que finalizarse y entregarse en cortos espacios de tiempo, unido a una continua reevaluación y adaptación de los planes. Surge como una revolución en los años 90 frente a los modelos tradicionales de gestión de  proyectos. El sector informático creó este modelo con el objetivo de mejorar los procesos de desarrollo de software. Los buenos resultados, desde su inicio, han hecho que Agile se haya ido adoptando por otros sectores.   Su nombre se debe precisamente, a lo que buscaban estos revolucionarios: la máxima agilidad y eficiencia posible en los caminos de gestión, que parecían atascados en largos procesos que no les permitían avanzar con paso firme o reaccionar ante posibles cambios. Las fases cortas de trabajo van unidas a entregas parciales, por lo que las acumulaciones de trabajo y las horas extra a finales de mes...no se llevan bien con la metodología Agile. Este modo de trabajar ha sido adoptado tanto por “startups” como por grandes empresas. Como explica el dicho atribuido al emperador romano Julio César, “Divide et impera”, divide y vencerás. Manifiesto Agile En este manifiesto creado por un grupo de trabajo liderado por Kent Beck en 2001 se resumen los principios sobre los que se basan todas las metodologías Agile. La mayor prioridad es satisfacer al cliente a través de entregas tempranas y continuas de productos que satisfagan una necesidad. Los requisitos son cambiantes, y deben ser aprovechados para ofrecer una ventaja competitiva al cliente. Se realizarán entregas frecuentes, semanalmente, ya que la división del trabajo permite ejecutarlo de esta manera. Es necesario el trabajo conjunto diario entre la empresa cliente y los desarrolladores, con el objetivo de ir midiendo los progresos. Los proyectos se desarrollan en torno a individuos motivados. La metodología se basa en equipos multifuncionales y auto-organizados, lo que debe permitir acabar con el trabajo de despachos, en referencia a las órdenes desde arriba sin estar en contacto directo con el proyecto. La comunicación más efectiva entre los miembros de un equipo es cara a cara. Son muy importantes las reuniones periódicas con los colaboradores y los clientes. El producto acabado es el único proyecto que vale. Pero ello no quita que haya que utilizar un lenguaje sencillo para informar al cliente de las evoluciones durante el proceso. Agile necesita del desarrollo sostenible. No se trata de trabajar, sino de alcanzar el producto. Es adecuado mantener un ritmo constante a lo largo de los procesos, más que trabajar horas de más. La excelencia técnica y el diseño facilitan el trabajo ágil. Es importante que aunque no lo tengamos decidido desde el primer momento, exista una calidad patente en el diseño. La simplicidad es esencial. No son necesarios instrumentos sofisticados para gestionar el producto, más vale hacerlo de manera sencilla; lo que facilitará igualmente la comunicación con el cliente. La autogestión es muy importante. Por norma general los equipos trabajan mejor y más motivados cuando se sienten responsables de su proyecto. Las circunstancias cambiantes y el trabajo a intervalos regulares, permite que los equipos se adapten y reflexionen sobre cómo ser más productivos o efectivos. Las metodologías Agile más importantes son Scrum, Kanban, Crystal Clear y Extreme Programming, entre otras. Scrum es probablemente la que más éxito está teniendo. ¿Por qué? Porque es la que mejor se adapta a otros sectores distintos al desarrollo de software. Scrum es una metodología Agile utilizada para reducir los riesgos en la realización de un proyecto. Se basa en el seguimiento diario de los avances, lo que permite una mejora de la comunicación en el equipo y con el cliente. Para ello, en Scrum se trabaja mediante Sprints, que vienen a ser una especie de fases que deben cumplirse en un plazo determinado. Cada Sprint dura un periodo entre una y cuatro semanas y contendrá uno o varios entregables bien definidos, por ejemplo, en un desarrollo de Branding podríamos tener varios sprints (plataforma de marca, naming, identidad visual, manual de marca, piezas y AAFF). Todas las tareas de cada Sprint se definen en el Backlog o Product Backlog, que es una especie de repositorio central donde están cada una de las tareas del proyecto, de principio a fin. Cuando se trabaja con Scrum también se emplean unos roles particulares como por ejemplo: Product Owner: es el representante del negocio e interlocutor del feedback con el cliente. En cada Sprint debe marcar el objetivo acordado para que el producto vaya incrementando su valor. Scrum master: básicamente gestiona los procesos y trata de eliminar los impedimentos que surgen para la entrega del producto. Es el responsable de que Scrum avance. Equipo de desarrollo: profesionales auto-organizados, que trabajan siguiendo cada uno su rol y capaces de generar un incremento del valor sin depender de ayudas externas. Stakeholders: son las personas que tienen las necesidades y deseos comerciales, es decir las que finalmente proponen los requisitos que deben cumplirse. Agile para agencias de marketing El sector del marketing ha sido tradicionalmente considerado como caótico, debido quizás a que la metodología existente es reducida o porque no decirlo, mala. Ello ha generado retrasos en las entregas y problemas entre clientes y agencias. Para reducir estos problemas, se han buscado soluciones como la aplicación de la metodología Agile al mundo del marketing digital, aunque sea algo reciente. Si que es cierto, que el mundo del diseño lleva más tiempo aplicando estas metodologías para el desarrollo de UX/UI o experiencia del usuario. Al ser un apartado muy cercano, creo que el diseño ha sido la puerta de entrada para que la metodología Agile se haya extendido hacia el marketing digital. Existen una serie de procesos de Agile que adoptados por las agencias de marketing, aumentan la productividad, así como el compromiso de los profesionales implicados en el proyecto. La aplicación de esta metodología tiene ventajas reales en la creación del plan de marketing anual, en la elaboración de un social media plan o en la ejecución de tareas y proyectos con entrega marcada en el tiempo. ¿Por qué? Porque por ejemplo, si el cliente solicita algún tipo de cambio, el equipo estará preparado para realizarlo durante la marcha, no sobre proyecto terminado. La planificación de los Sprints, ofrece la continua posibilidad de adaptación y mejora a las adversidades del proyecto. Las reuniones diarias, de 15 minutos, ayudan a que el equipo se sincronice y cree un plan dia a dia, evaluando el progreso hacia la meta del Sprint. Si además hacemos una reunión semanal como retrospectiva, se reducirán los posibles errores en el desarrollo y harán  que el equipo funcione como un engranaje perfecto. La utilización de aplicaciones digitales como Asana o Trello, para la gestión de proyectos y procesos es indispensable para un funcionamiento ágil de la agencia. Estas aplicaciones, facilitan que cada miembro del equipo pueda gestionar sus tareas diarias, a su vez, dentro de tableros generales divididos por clientes o por proyectos generales. La aplicación de Agile en agencias de marketing tiene tres grandes ventajas: Mayor satisfacción del cliente: interviene y recibe entregas rápidas y continuas. Reducción de costes: se evitan repeticiones y se pisa sobre seguro. Equipo más feliz y productivo. Cada vez más agencias de marketing utilizan metodologías Agile, puesto que está comprobado que aumentan la productividad y ofrecen resultados contrastados en la captación de leads de valor. Por lo tanto, si todavía no utilizas ninguna de ellas, ¿a qué esperas?   Imagen por Alternate Skate
Consejos para trabajar en remoto
El trabajo en remoto es algo habitual en nuestro sector y cada vez más y más personas se unen a esta nueva forma de vida. En Wild Wild Web llevamos años trabajando con equipos en remoto de forma exitosa y en esta entrada explicaremos 6 puntos que consideramos clave. 1. Define un horario y una rutina Si estás dando soporte el horario vendrá impuesto, pero si trabajas en desarrollo de proyectos del tipo que sea, eres libre de trabajar en la franja horaria que quieras. Defínela y cúmplela de forma que los demás sepan cuándo contar contigo. Dúchate, vístete, perfúmate... haz todo lo que harías si fueras a una oficina. A priori puede parecer una tontería pero este tipo de rutinas ayuda a separar entre tu vida personal y el trabajo. Cuando ya seas un trabajador remoto pro podrás trabajar en gallumbos sin problemas. Trabajando desde casa  2. Haz una micro reunión diaria con tu equipo Al inicio de la jornada, mientras tomas un té o café es muy interesante mantener una breve conference para planificar el trabajo del día y que todos estén al tanto de las tareas que desempeñan los demás. Es mucho mejor si se hace una video-conferencia ya que verse las caras refuerza el sentimiento de equipo y nos recuerda que al otro lado de ese chat hay personas. En equipos con distintas zonas horarias hay que intentar fijar la reunión a una hora en la que coincidan todos los miembros. 3. Comunícate de forma clara y con frecuencia. Haz chascarrillos, cuenta chistes, comenta la victoria de tu equipo… simplemente intenta que una parte de la comunicación con los demás miembros del equipo no trate de temas de trabajo. No se trata de machacar al personal con interrupciones constantes, hay que hacerlo con sentido común. Estas conversaciones nos recuerdan que somos seres humanos y que sin duda socializar nos hace más felices. 4. Informa siempre de tu status en remoto Utiliza el modo offline o desconectado de las herramientas de chateo y da detalles cuando te vas a ausentar para cosas como almorzar o sacar al perro. Siempre que sea posible informa a tus compañeros de los progresos o fracasos de tu trabajo diario. 5. Cómprate un buen manos libres Tu cuello te lo agradecerá (y los que te rodean también). Si pasas muchas horas hablando es importante tener las manos libres para poder usar el teclado y el ratón y para no terminar lesionado. 6. Celebra reuniones físicas o team buildings Siempre que la empresa pueda permitírselo es buena idea juntar a todo el equipo durante unos días y conocerse en persona en algún lugar molón. Esto genera vínculos más fuertes entre las personas y normalmente sienta muy bien a todos los miembros del equipo ya que actúa como unas vacaciones de sus oficinas personales. Nuestro team building de 2015 El trabajo en remoto esta en sus primeras fases y queda mucho camino por recorrer. Durante los próximos años veremos como cada vez más empresas se incorporan a este paradigma y como surgen nuevas metodologías y planteamientos que mejorarán los procesos.   Fotografía principal: Bethany Laird
¿Te ayudamos?Cuéntanos qué necesitasEscríbenos