Guía rápida de monitorización de las RRSS

Por
Imagen de Marta Rzepecka
Marta Rzepecka
· 30/08/2019

Escuchar lo que se habla sobre tu marca en el Internet es un paso fundamental en cualquier estrategia de social media. Si quieres conocer a tu público y sacar el máximo provecho de las redes sociales debes empezar a monitorizarlas.

El marketing online se basa en acciones y reacciones. Escuchar al público y responder a sus necesidades es la clave del éxito. Con la monitorización adecuada y bien planificada podrás obtener datos que te ayudarán a crear contenido relevante, vigilar las tendencias en la industria, analizar si las acciones que llevas a cabo funcionan y, finalmente, mejorar la estrategia.

Sin embargo, encontrar información que te interesa en el universo de las redes sociales puede ser un gran desafío. A continuación te presentamos los pasos que debes seguir para no perderte en el proceso.

1: Establecer los objetivos.

Antes de empezar a monitorizar las redes tienes que preguntarte qué es lo que realmente necesitas saber. Define objetivos concretos: qué datos quieres encontrar, qué plataformas quieres estudiar, por qué te interesan y qué valor tendrán para tu negocio. 

Puedes enfocarte en analizar las conversaciones sobre tu marca o las opiniones que aparecen online, observar las acciones de la competencia, identificar las nuevas tendencias en la industria, analizar el rendimiento de campañas o detectar una crisis potencial. No vas a medir todo de la misma manera, tienes que establecer una estrategia de búsqueda personalizada para cada objetivo. Para encontrar datos acerca de tu negocio puedes orientar la monitorización en búsquedas por el nombre de la marca, sus posibles variaciones y errores, o con hashtags y eslóganes de las campañas. Para observar la competencia e identificar tendencias debes enfocarte en las palabras clave o hashtags frecuentemente usados en la industria. La clave es ir probando y mejorando, ya que no existe una fórmula universal.

2: Elegir las herramientas

Cuando ya tienes claro qué datos quieres encontrar, llega el momento de elegir cómo medirlos. Elige una herramienta de monitorización para facilitar la tarea. En el mercado existe una gran variedad de programas, desde los gratuitos y sencillos hasta los más complejos y costosos. Establece cuánto estás dispuesto a gastar, analiza las opciones disponibles y elige la que mejor encaja con el presupuesto y que pueda cubrir tus necesidades. 

Si no sabes por dónde empezar, te presentamos tres herramientas que se pueden ajustar a diferentes presupuestos y objetivos:

Brandwatch: es una herramienta de coste bastante elevado y una de las opciones más complejas en el mercado. Brandwatch ofrece productos no sólo para monitorizar millones de conversaciones en toda la web. Con HelioSight, su programa de análisis rápida de las redes sociales, podrás obtener personalizados insights en tiempo real sobre tu sector, marca, campañas, competencia, etc. Todos los datos se pueden exportar como informes visuales.

Hootsuite: una de las herramientas de monitorización de redes sociales más populares. Permite supervisar las conversaciones acerca de una marca fácilmente y de manera organizada: se pueden crear columnas personalizadas que monitorizan los datos elegidos, filtrarlos por palabras clave o ubicaciones geográficas. Si trabajas con un equipo, Hootsuite ofrece también un sistema de aprobación de respuestas y asignación de tareas a diferentes miembros.

Alto Data Analytics: esta herramienta de pago de análisis de big data en tiempo real cuenta con un factor humano. Pone al servicio del cliente un equipo de analistas de datos y lingüistas que estudian manualmente las conversaciones que aparecen en diferentes redes sociales en torno a una marca. Su objetivo es reducir la brecha entre los usuarios y la información que buscan, por eso facilitan la comprensión de cada dato ofreciendo insights personalizados por los expertos.

3: Busca los insights.

Los datos encontrados en las redes no tendrán relevancia si no los interpretas en el contexto de tu negocio. Debes analizarlos detalladamente y buscar qué oportunidades para el futuro te ofrecen. Para empezar puedes centrarte en algunos de estos resultados:

  • Feedbacks y opiniones: los usuarios son la mejor fuente de información acerca de cualquier negocio y los productos y servicios que ofreces. Con la monitorización puedes ver si hablan bien o mal de tu marca, ya que los insights forman parte de conversaciones reales de los clientes. Estar al tanto de la reputación que tienes te ayuda a encontrar los elementos que debes mejorar.
  • Preguntas: presta atención a las preguntas recurrentes que recibes sobre temas específicos relacionados con tu negocio o con la industria. Únete a la conversación, reacciona en tiempo real e interactúa con el público para construir confianza. Aprovecha las oportunidades para inspirarte y crear contenido de valor que aclare las dudas. 
  • Puntos de dolor: las conversaciones que se generan en el Internet no están bajo tu control pero tienen mucha importancia para la reputación online. Gracias a la monitorización puedes identificar los momentos de crisis antes de que estallen. Si percibes que muchos clientes tienen problemas similares o quejas sobre el mismo tema, puedes resolver el asunto antes de que sea demasiado tarde. 
  • Tendencias: monitorizar los temas populares te da oportunidad para crear acciones de marketing en tiempo real antes de que se aproveche tu competencia. Estar al tanto de las tendencias del mercado puede servirte de inspiración y ayudarte a ofrecer contenido útil y relevante para la audiencia.
  • Influencers y brand advocates: escucha las conversaciones para encontrar las voces más importantes y saber a quién contactar para llevar a cabo diferentes acciones de marketing. Con la monitorización puedes descubrir a los defensores de marca que te apoyan a través del boca a boca y a los influencers que encajan con tu negocio. 

Como ves, hay múltiples herramientas y diferentes enfoques que se pueden aplicar a la hora de crear una estrategia de monitorización de las redes sociales. Tener claros los objetivos, las métricas y las herramientas es la base, pero no debes olvidarte de dedicarle tiempo a optimizar el plan y analizar los datos. Sólo con un buen análisis podrás saber qué hacer, qué no hacer y cómo mejorar para sacar el máximo partido al marketing online.

Compartir