9 errores comunes en redes sociales

Por
Laura Chismol
· 12/09/2016

En muchas ocasiones las empresas subestiman el valor de una buena gestión de sus redes sociales, ya sea para posicionarse en internet como para mantener y fidelizar su reputación online. La falta de conocimientos o la poca valoración de algunas acciones en redes hace que a menudo las empresas cometan errores clave. Estos errores pueden derivar en problemas como la falta de crecimiento de los seguidores, la no interacción de los fans o la pérdida escalonada de los que ya existían. A continuación os dejo los 9 errores más comunes:

1. No tener una estrategia

Debes realizar un plan de medios sociales y plantear unos objetivos a cumplir. Para ello, deberás llevar a cabo estríctamente todas las tácticas y acciones que propongas. No trabajes sin rumbo, estarás perdido.

2. No ser constantes

Que el sentido común te guíe a la hora de elegir el número de publicaciones que hagas cada semana. Eso sí, haz las que creas necesarias sin saturar el timeline de tus seguidores, ya que lo único que conseguirás es que te dejen de seguir. Elige unos contenidos que sepas que van a gustar a tu público objetivo y sobre todo, con un ritmo constante. Tu audiencia se acostumbrará a ello. De hecho, si dejas de publicar y con el tiempo vuelves, notarás que cuesta volver a coger el ritmo.

3. No ser un profesional cualificado

No seas el listillo de turno que utiliza las redes sociales a nivel personal y cree que puede utilizarlas a nivel profesional. Fórmate, conviértete en una persona especializada que conoce la profesión mejor que nadie. O en su defecto contrata profesionales.

4. No cuidar las publicaciones

No basta con que la publicación tenga un copy excepcional o tu artículo sea el mejor del mundo. Tienes que cuidar las publicaciones, por ejemplo, añadiendo una imagen atractiva a ser posible propia. Si no, lo ideal es que la imagen tenga licencia Creative Commons. Existen muchos bancos de imágenes con este tipo de licencia. Encontrarás muchas imágenes y muy chulas.

Además, si vas a crear un evento, un concurso, utilizar Facebook Ads, etc, haz una creatividad atractiva que llame la atención. No todo el mundo tiene un diseñador en su empresa, así que puedes utilizar pequeños programas muy sencillos de manejar, como por ejemplo Canva, que te ayudarán a hacer una creatividad potente y llamativa.

5. No analizar las estadísticas

Ya sea semanal o mensualmente, debes estudiar y analizar las estadísticas que arrojen tus redes sociales. No sirve con echarles un vistazo, tienes que aprovecharlas y sacarles todo el partido. Un buen análisis te ayudará a seguir la línea de lo que está funcionando y cambiar lo que no tenga éxito. Parece muy sencillo pero realmente es uno de los pasos más complicados. Lleva su tiempo entenderlas y su análisis es prácticamente infinito. No te agobies, usa las que realmente sean útiles.

6. No responder a los usuarios

Aunque muchas veces poner un simple me gusta al comentario puede ser suficiente, intenta responder a todos. De este modo, conseguirás feedback y harás que tus seguidores interactúen y participen en todas tus publicaciones, consiguiendo que sean más virales.

Es muy importante seguir un estilo propio (que tienes que haber establecido con anterioridad) en función de la marca que representes. Puedes emplear un tono más cercano o más formal. También depende del perfil de tus seguidores. Busca tu tono y encontrarás el éxito.

7. No usar herramientas

Si estás empezando intentarás abarcarlo todo. Pero a la larga (si manejas varias cuentas o redes) necesitarás herramientas online que te ayuden a agilizar todos los procesos. Con ellas podrás aprovechar tu preciado tiempo en otras tareas igual de importantes. Hay infinidad de herramientas, todas muy sencillas de usar, como por ejemplo: Sprout Social, Hootsuite, Buffer… Algunas tienen versión gratuita limitada que pueden ayudarte a arrancar.

8. No tener un plan de crisis

Es necesario tener un plan de crisis en redes sociales que te ayude a gestionar la reputación online de tu marca en los peores momentos. Son muchas las empresas que carecen de este plan y llegado el momento lo echan de menos. Estudia las debilidades de la empresa y tenlo siempre a mano, ya que en internet todo ocurre muy rápido y cuando menos te lo esperas. Aquí os dejamos una guía de Vilma Nuñez sobre el tema.

9. No probar y experimentar

Prueba cosas nuevas. Cambia de creatividades, el tipo de publicaciones, el display, el tono, el horario... No tengas miedo a innovar, a poner en práctica tus ideas (por muy arriesgadas que sean). Utiliza las analíticas y toda la información útil que te dan. No desesperes, darás con la fórmula (que nunca es secreta).

 

Empezar siempre es complicado. Pero te aseguramos que si sigues una rutina, organizándote bien y optimizando el tiempo, puedes conseguir todo lo que te propongas.

Hay una infinidad de errores que no se deben cometer. Si se te ocurre alguno, no dudes en compartirlo con nosotros.

 

Compartir 

Trabajos relacionados

Logo de Porsche
Tradición e innovación
Logo coworkingspain sobre foto
Todos los espacios de coworking de España