Desmontando el logo de Ikea

Por
Iván Redondo
· 01/07/2016

Cualquier persona que haya sobrevivido a un sábado en Ikea con su pareja se habrá dado cuenta de que poco tiene que ver su experiencia con la alegría que inunda las caras de los clientes en sus anuncios de televisión. Pues bien, con el logotipo pasa algo similar.

Pocos saben que el nombre procede de las iniciales de su fundador Ingvar Kampara. La siguientes letras son las de su granja familiar, Elmtaryd, y de su ciudad natal: Agunnaryd.

Ingvar kampara

Ingvar Kampara

 

El logotipo de Ikea, pese a no ser especialmente “bello”, ha contribuido al éxito de la marca, ensalzando los valores de la empresa y ocultando sus debilidades.

 

Los colores

El amarillo y azul, ambos primarios, representan evidentemente los colores de la bandera nacional de Suecia pero además nos transmiten unos valores muy interesantes desde el punto de vista del diseño.

El amarillo simboliza la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía. El ser humano lo percibe como un color desenfadado, por lo que no se utiliza en marcas de lujo pero sí en empresas que quieren llegar al gran público.

El color azul simboliza lo fresco, lo transparente. Tiene un efecto tranquilizador en la mente, y las empresas que utilizan el azul oscuro en su logotipo quieren transmitir madurez, sabiduría y confianza. Es el color del cielo y del mar, por lo que se suele asociar con la estabilidad, la paz y la profundidad. Se utiliza habitualmente en empresas del sector de la salud, los seguros o la tecnología.

En resumen, lo que Ikea te está diciendo es que, si compras un mueble suyo, eres alguien inteligente, alegre y desenfadado al que le gusta que su casa transmita paz y estabilidad. Sí, todo eso.

 

La Tipografía

La marca sueca utiliza para el logotipo una modificación de la Futura con una leve (casi imperceptible) serifa. El nombre de la marca aparece en letras mayúsculas y con un peso muy grueso, estas dos características son muy relevantes, ya que transmiten solidez, fiabilidad y durabilidad.

Logotipo de Ikea

 

Los reyes son los padres

Llegas a casa y te dispones a abrir la caja de tu nuevo mueble sobre el que reposará toda la discografía de Earth, Wind & Fire, tu televisor de 32 pulgadas y un montón de objetos inútiles que has ido recopilando en todos tus viajes que solo te gustan a ti.

Despliegas todas y cada una de las piezas, separas los tornillos por tamaño y las roscas y anillas por diámetro. Es en ese momento cuando te das cuenta de que quizás no eres tan inteligente, de que la felicidad y la paz te están mirando desde el otro lado de la ventana, y de que la solidez y durabilidad del trasto que tienes ante tus ojos son una broma de mal gusto.

Ikea oops

Te ha invadido el mismo sentimiento que experimentaste cuando te enteraste de que los reyes eran los padres o cuando le viste la prominente nuez a esa chica de voz grave que besaste a oscuras.

 

Un buen trabajo

Aunque hasta el momento no lo parezca, lo cierto es que sí, el logotipo de Ikea es un gran trabajo. Pondera cada una de sus fortalezas y, como hemos visto, disimula sus debilidades por lo que podemos decir que Robin Nicholas, su creador, tiene parte de la culpa del éxito de la marca en todo el mundo.

¿Sigues queriendo que el logo de tu empresa lo haga tu sobrino porque dibuja muy bien?

Compartir 

Trabajos relacionados

Fotografía de la botella de Helvetica Wine
Nuestro homenaje a la reina de las tipografías.
Logotipo de Multiasistencia
Líderes en tramitación de siniestros en España, Portugal, Francia y Brasil