Palacio de Esquileo

Historia y modernidad en un espacio único
Fotografías de oveja, lana y hierro de marcado del ganado
Logotipo de Palacio de Esquileo bordado
Fotografía de la facahada del Palacio de Esquileo
Papelería del Palacio de Esquileo
Detalles del Logotipo de Palacio de Esquileo
Triptico del Palacio de Esquileo
Sello y lacre de Palacio de Esquileo
Patrón realizado con el icono del Palacio de Esquileo
Logotipo de Palacio de Esquileo

Palacio de Esquileo es un hotel con encanto especializado en bodas y reuniones de empresa personalizadas. El Hotel está próximo a villas medievales de Segovia como Riaza, Sepúlveda, Pedraza, Ayllón o Maderuelo. 

Esquileo proviene de esquilar, cortar la lana al ganado, y es lo que da nombre a la marca. Es lo que se hacía en estos centros, 37 documentados en 1700 en la ladera norte del Sistema Central, base económica de la Corona de Castilla y que durante siglos fue su industria más importante. Una vez esquiladas las ovejas eran marcadas con los hierros propios de cada casa.

 

Reto y resultado

El proyecto consistía en realizar un rebranding de la marca, cuya identidad corporativa se había quedado obsoleta. Con todo un futuro por delante, Palacio de Esquielo necesitaba sentar las bases para potenciar su crecimiento y diferenciarse de su competencia mediante una imagen que transmitiera al mismo tiempo modernidad e historia, futuro y raíces.

La dificultad del proyecto radicó en representar los conceptos que acompañan al relato de la marca, el ganado y el esquileo, de una manera moderna y elegante, que transmita la exclusividad del lugar y genere un fuerte vínculo con su público objetivo.

Para la tipografía utilizamos una fuente sans serif elegante como la Futura, alejada de la tendencia mayoritaria en el sector, en el que vemos como las tipografías Script o con serifa son las más utilizadas. De este modo nos diferenciamos de la competencia y conseguimos transmitir el concepto de modernidad que se pretendía. Además introducimos la ligadura entre las letras D y E como guiño a esa historia medieval del espacio.

La identidad anterior no se adaptaba bien a todo tipo de soportes, por lo que uno de nuestros retos era conseguir que funcionara perfectamente en todos los puntos de contacto y todas sus aplicaciones. Para ello creamos un símbolo inspirado en los hierros de marcado del ganado que hiciera referencia los conceptos de la lana y la oveja, junto con las iniciales del nombre de la finca.

Para los colores elegimos dos colores complementarios, el dorado y el azul oscuro, que proporcionan esa sensación de exclusividad y elegancia que la marca pretende transmitir dentro del sector.

 

Compartir: 
Ir al portfolio