La simplicidad, principios y leyes

Por
Imagen de Iván Redondo
Iván Redondo
· 20/06/2015

Imagina un aparato electrónico portátil con cientos de opciones y funcionalidades y sin una pantalla táctil como las que ahora vemos en cualquier smartphone. Seguramente estás pensando en un artilugio plagado de botones tremendamente complejo. Pues bien, hace ya unos cuantos años un grupo de diseñadores crearon un aparato llamado iPod que con tan solo 4 botones situados encima de una rueda táctil revolucionaron el mercado y consiguieron, entre otras cosas, que Apple sea la compañía que es hoy en día. 

El todo es mayor que la suma de sus partes

Antes de seguir hablando sobre la simplicidad y sus beneficios, vamos a hacer una parada en la Psicología de la Gestalt, una corriente de la psicología moderna surgida en Alemania en el Siglo XX cuyos principales principios son los siguientes:

• Principio de dirección común: Implica que los elementos que parecen construir un patrón o un flujo en la misma dirección se perciben como una figura.

• Principio de simplicidad: Asienta que el individuo organiza sus campos perceptuales con rasgos simples y regulares y tiende a buenas formas.

• Principio de la relación entre figura y fondo: Establece el hecho de que el cerebro no puede interpretar un objeto como figura o fondo al mismo tiempo. Depende de la percepción del objeto será la imagen a observar.
Es la de mayor fuerza y trascendencia de las expuestas, porque puede considerarse que abarca todas las demás, ya que en todas late este principio organizativo de la percepción, observándose que muchas formas sólo se constituyen como figuras definidas cuando quedan como superpuestas o recortadas sobre un fondo más neutro.

• Principio de igualdad o equivalencia: Cuando concurren varios elementos de diferentes clases, hay una tendencia a constituir grupos con los que son iguales. Esta experiencia la presentamos aislada, para evitar la influencia de otras leyes y por ello están equidistantes todos los elementos integrantes. Si las desigualdades están basadas en el color, el efecto es más sorprendente que en la forma. Ahondando en las desigualdades, si se potencian las formas iguales, con un color común, se establecen condicionantes potenciadores, para el fenómeno agrupador de la percepción.

• Principio del cerramiento: Las líneas que circundan una superficie son, en iguales circunstancias, captadas más fácilmente como unidad o figura, que aquellas otras que se unen entre sí. Las circunferencias, cuadriláteros o triángulos producen el efecto de cerramiento. Esta nueva ley parece ser operativa porque señala el hecho de que las líneas rectas paralelas forman grupos más definidos y estables que los puntos, que delimitan peor un espacio.

• Principio de la experiencia: Desde el punto de vista biológico, el propio sistema nervioso se ha ido formando por el condicionamiento del mundo exterior.
Una de las conclusiones claras que este grupo de personas nos arroja en sus estudios es que el cerebro tiene multitud de mecanismos dedidacados a la identificación de pautas visuales. Por ejemplo, al ver el dibujo de una caja hecha con un solo trazo que no está completamente cerrada, la mente es capaz de "rellenar el vacío" e imaginar que está cerrada, tal y como explica John Maeda en su libro "Las leyes de la simplicidad".

En el entorno web la simplicidad tiene una importancia vital ya que está mejorando la relación entre el usuario y la marca con la que interactúa, ya sea un periódico, una tienda de ropa o un sistema de compra de entradas de cine. Para ambos, marca y usuario, la simplicidad es crucial, el usuario logrará llegar a su objetivo de la forma más cómoda y sencilla y la marca tendrá a sus clientes satisfechos.

Sin embargo el objetivo jamás debe ser la simplificación, el objetivo es minimizar la frustación del usuario al enfrentarse a procesos complejos mediante un diseño comprensible y que genere buenas experiencias de usuario, por lo que la simplicificación o simplicidad únicamente es el medio para conseguir dicho objetivo, así que no se trata sólo de quitar cosas.

Volviendo al gran John Maeda, a continuación os resumo las 10 leyes de la simplicidad que este científico e intelectual del MIT dejó en negro sobre blanco en su libro "Las leyes de la simplicidad".

1. Reduce. La forma más sencilla de conseguir la simplicidad es por medio de una meditada y bien pensada reducción [quedarnos con lo realmente importante deshechando todo lo demás].

2. Organiza. La organización hace que lo mucho parezca poco [elegir bien los espacios y conseguir de forma creativa que una estructura compleja se vuelva más sencilla].

3. Tiempo. El ahorro de tiempo hace parecer las cosas más simples [emplear más tiempo para lo que necesita menos es malgastar ese tiempo].

4. Aprende. El conocimiento hace que las cosas sean más simples [siempre harás lo que debes hacer y de la forma que debes hacerlo, ni más ni menos].

5. Diferencia. La simplicidad y la complejidad se necesitan mutuamente [ya que a veces lo complejo puede parecer simple, y viceversa].

6. Contexto. Lo que se encuentra alreadedor de la simplicidad, definitivamente no es periférico [sino parte de la misma simplicidad].

7. Emoción. Más emociones es mejor que menos emociones [debemos usar la simplicidad para crear emociones positivas y motivarnos, cuanto más mejor].

8. Confianza. Debemos confiar en la simplicidad [que lo simple siempre es preferible a lo complejo, ahorra tiempo, dinero y preocupaciones].

9. Fracaso. Algunas cosas nunca se podrán hacer simples [siempre habrá cosas que no se pueden hacer más simples de lo que son; como decía Albert Einstein, “se debe hacer todo tan sencillo como sea posible, pero no más sencillo.”].

10. La única. La simplicidad se trata de eliminar lo obvio y añadir lo que da significado [es decir, lo importante].

Así que recuerda, si lo puedes hacer fácil, hazlo.

 

Fotografía principal: Fernando Gomez
Compartir 
¿Te ayudamos?Cuéntanos qué necesitasEscríbenos