confianza online

Chica con iPad
The Stanford Persuasive Technology Lab ha recopilado 10 directrices para la construcción de la credibilidad de un sitio web. Estas reglas se basan en 3 años de investigación con más de 4.500 personas.   Demuestra que eres real Enseña que eres una empresa real. Pon tu dirección física en tu sitio web, un mapa y fotos de tus oficinas o local. Si tu empresa está afiliada a organizaciones como la cámara de comercio u otro tipo de instituciones o asociaciones indícalo.   Haz fácil la verificación Trata de que sea fácil para las personas verificar que lo que dices es cierto. Utiliza citas, referencia a tus fuentes… Aunque la gente no haga click en los enlaces aumentará la confianza en tus contenidos.   Destaca tu experiencia Resalta lo bueno, si cuentas con personas influyentes en tu empresa, dales visibilidad. Si has trabajado con clientes importantes muéstralo, te ayudará a construir credibilidad.   Muestra personas reales Enseña a las personas reales que están detrás de tu sitio web y dentro de la empresa mediante imágenes y textos. Esta práctica es muy recomendable sobre todo si tienes servicio de atención al cliente.   Facilita tu contacto a tus clientes Cuanto más fácil les resulte a tus clientes ponerse en contacto contigo mucho mejor. Los sitios webs que hacen eso son vistos con mucha más confianza por los usuarios. Poner un número de teléfono visible y presente en toda página es una muy buena práctica.   Diseño profesional Como Don Norman, dijo, "las cosas atractivas funcionan mejor". La gran mayoría de la gente evaluará tu página rápidamente por su diseño. El sitio web ha de estar pensado para el target al que va dirigido y el propósito de la empresa. Un diseño responsive (adaptativo a todos los soportes) ayuda a mejorar mucho la usabilidad y por lo tanto la credibilidad de tu negocio.   Actualiza el contenido a menudo Los sitios webs que se actualizan o revisan con frecuencia son vistos como más creíbles. Si un usuario entra en tu página y ve que la última noticia de tu blog es de hace un año, probablemente piense que ha sido abandonada. Actualizar el portfolio, blog, imágenes y mensajes de portada hacen de tu página un lugar mucho más creíble.   Evita o minimiza la publicidad Si es posible, trata de evitar los anuncios o al menos indicar claramente cuando el contenido es patrocinado y cuando no lo es. Cada vez que molestas a los usuarios con publicidad en ventanas emergentes o anuncios dentro de tu contenido, estás perdiendo credibilidad.   Evita errores Los errores ortográficos o enlaces que no funcionan dañan notablemente la credibilidad de tu página. Revisa periódicamente el contenido y presta atención a estas cosas por pequeñas que sean.    Evidentemente estas reglas deben ir siempre acompañadas de un proceso offline depurado y profesional. El trato con los clientes, los tiempos de respuesta o la solución de incidencias son esenciales para no echar por tierra el trabajo online. ​
¿Te ayudamos?Cuéntanos qué necesitasEscríbenos