redes sociales

Confeti
Siempre han existido clases. De ahí la existencia de clubes de campo, campos de golf, clubes de caballeros, y ahora, una red social exclusiva a la que cuesta 9.000$ unirse, más 3,000$ al año a partir de entonces, llamada Netropolitan. Eso si, no se puede hablar de "el buen vino", "coches de lujo", o las decisiones de negocios lucrativos, porque suena a lo que la gente normal suele pensar. Los ricos hablan de cosas de ricos, y necesitan su espacio exclusivo en la red..   Esta red social es una idea original de James Touchi-Peters, ex director de la Orquesta Filarmónica de Minnesota, que ha estado dos años cavilando sobre si este modelo de negocio podría ser rentable. El mayor atractivo de este invento, además de su exclusividad, es su promesa de estar libre de publicidad y de extranjeros. Si como lo leeis. Solo pueden darse de alta americanos de pura cepa. Y una vez dentro puedes tener acceso a toda la lista de miembros.   Conociendo estos datos, nos preguntamos ¿es una idea innovadora y exclusiva o un nuevo "sacacuartos" de internet?. Según su creador es un modelo de negocio totalmente lícito que surge de la necesidad de relacionarse con gente de su mismo status social también en las redes sociales, y eso, según el, solo se consogue poniendo dinero de por medio. Un tio humilde donde los haya.    Otra de las cosas que nos sorprenden es que los creadores tardaron DOS AÑOS en decidir el precio del registro en la red social. Según ellos tendría que ser una cifra lo suficientemente alta como para desalentar a la mayoría pero para que a los que tienen pasta no les importase pagar para hacer "nuevos amigitos ricos".   Según los creadores, 1 de cada 50 habitantes de EEUU gana 1 millon de dolares al año. Con lo cual ya se les podría considerar millonarios. Pero estos no son su target de usuario. Ellos buscan a los multimillonarios, porque están convencidos de que el tener más dinero que el resto supone un impedimento en las relaciones sociales normales, y que les cuesta mucho trabajo encontrar gente como ellos con la que compartir sus inquietudes y su soledad de millonarios. En resumen, el Facebook es de pobres.   Por último, y dejando claro la pomposidad del proyecto, su creador, James Touchi-Peters, asegura que el modelo de negocio triunfará porque es un sector que está sin explotar. Según el, los "muy" ricos están acostumbrados a comprar más experiencias que cosas materiales. Grandes viajes, conciertos exclusivos, fiestas VIP... y esta nueva red social es una experiencia más para ellos.   Nosotros por el momento no creo que rompamos la hucha para darnos de alta. Aunque si se dan de alta las modelos de Victoria Secret nos los pensaremos.  
¿Te ayudamos?Cuéntanos qué necesitasEscríbenos